14.8 C
Zacatecas
jueves, 22 febrero, 2024
spot_img

■ Los padres tienen derecho a inconformarse, manifiesta el presidente

Sí abrimos todos los archivos militares sobre los 43: Encinas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

La revisión de los archivos militares relacionados con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa no fue miel sobre hojuelas, pero sí abrimos todos, aseguró el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas. Las resistencias que se presentaron se superaron, sostuvo al presentar ayer el segundo informe de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa.

- Publicidad -

Admitió que su labor de encabezar la investigación le ha acarreado diferencias con elementos del Ejército, pero sólo con los que han sido detenidos por su presunta participación en las desapariciones perpetrada los días 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, cuya defensa legal incluso ha pedido que el funcionario sea interrogado.

Este es un puesto en el que no se hacen amigos, pero aquí nosotros no estamos para hacer amistades, estamos trabajando para conocer la verdad, enfatizó.

Reveló que muchos de los archivos en poder de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sobre los hechos que la comisión requirió consultar, se encontraron en una oficina en condiciones francamente deplorables. Incluso, él mismo halló en ese desorden información relevante porque estaba mal organizada, amontonada. Prácticamente ayudamos a reordenar algunos archivos.

Encinas señaló que el trabajo con la Sedena no ha concluido, luego de que ésta sostuvo que ya entregó toda la información solicitada, entre ella parte de una conversación la noche de los hechos entre uno de los líderes de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, alías El Gil, y el subdirector de la policía municipal de Iguala, Francisco Salgado Valladares, en la que se habla sobre 17 estudiantes.

Reconoció que no se tienen más documentos sobre la conversación, pero dijo que la Sedena tendrá que atender la instrucción presidencial para ver si encontramos más información, y agregó que la idea del secretario Luis Cresencio Sandoval de preguntar al Gil es buena, pero lo estamos haciendo desde 2019.

En la presentación del segundo informe, de 145 páginas, y con seis anexos, el presidente de la comisión también aseveró que no hay indicios que permitan suponer que los estudiantes se encuentren con vida, por el contrario, todas las declaraciones, testimonios y evidencias indican que fueron arteramente ultimados y desaparecidos.

Explicó: “no seguimos buscando fosas clandestinas con cuerpos, sino lo fundamental, por el modus operandi de este grupo delictivo, estamos buscando restos calcinados”.

Frente a los medios de comunicación e integrantes de la comisión, entre ellos el fiscal especial para el caso, Rosendo Gómez Piedra, así como la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, subrayó que no sería ético generar una falsa expectativa a los familiares.

Se me hace muy poco humano la actitud que algunas personas han asumido, generando falsas expectativas a los papás de que se encuentran en vida, hasta que vamos a encontrarlos, por lo que pudiera aparecer alguna información de la Sedena, yo creo que nosotros no tenemos el derecho a generar mentiras, engaños, expresó.

El subsecretario reiteró que este caso fue un crimen de Estado y descartó que el informe actual sea una nueva verdad histórica, como han expuesto padres y madres de los jóvenes que lo conocieron el 19 de septiembre. No es la intención cerrar el caso, aseguró.

Sobre la relación que tiene con los padres y madres de los estudiantes, Encinas rechazó que exista un distanciamiento con ellos o con sus representantes legales y organizaciones que los acompañan.

El compromiso con las familias no se ha roto, continuamos para conocer la verdad, el paradero y que se castigue a los responsables, enfatizó, al tiempo que reconoció que ahora el reto principal es en la búsqueda y judicialización. El qué pasó, cuándo y dónde están claros.

Precisó que las capturas de pantalla de comunicaciones entre actores relacionados con el caso Ayotzinapa, y que fueron presentados en el primer informe –en agosto del 2022– no forman parte del documento actual, luego de que la fiscalía especial para el caso solicitó a la empresa Meta Plataforms –desarrolladora de las aplicaciones de WhatsApp y de Facebook– una opinión.

Se respondió que por las condiciones del sistema operativo de WhatsApp, nos es imposible a través de capturas de pantalla o cualquiera de otra manera validar la existencia o no existencia de las comunicaciones.

Indicó que trabajan en el proceso de definición de un mecanismo que permita dar continuidad a las investigaciones, independientemente del cambio de gobierno del próximo año. Ello, para dar tranquilidad y certeza a los padres y madres de familia.

A pregunta sobre el espionaje con el malware Pegasus del que fue víctima durante las investigaciones, y que diversas fuentes atribuyeron a las áreas de inteligencia del Ejército, Encinas mencionó que no ha querido distraerse de sus trabajos para desarrollar la búsqueda y la investigación de la comisión y me he reservado mi derecho, para que cuando lo considere conveniente, proceder legalmente.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img