13.1 C
Zacatecas
miércoles, 10 agosto, 2022
spot_img

Cuarón y Cazals celebran en el FIC Guadalajara 40 años de ‘Canoa’

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Guadañajara, Jal. Con un ánimo que rayó en lo exquisito, Alfonso Cuarón y Felipe Cazals fascinaron a un auditorio pletórico, con la plática que sostuvieron de los 40 años del estreno de la película seminal/germinal/emblemática Canoa, en el contexto de la 31 Festival Internacional de Cine de Guadalajara; en donde se confirmó la inclusión de la cinta en la prestigiosa institución estadunidense Criterion Collection, como la única mexicana. «Gracias a ti», mencionó Cazals. «Gracias a Canoa«, respondió Cuarón.

- Publicidad -

En el preludio de la charla se dio el anuncio de la defensa del ambientalista preso Gustavo Castro; y conforme a su combatividad que ha caracterizado al director de El Apando, dijo: «Ayotzinapa no se va a olvidar».

Después Alfonso Cuarón mencionó: «Estos dos anuncios tienen una gran relevancia en el contexto de la película Canoa, lo que acaban de ver no es una película de denuncia social, trasciende por mucho eso. Esta es una película que tiene una universalidad mucho más grande y habla más de la condición humana. Es también una película que habla de un tema que, por desgracia, es atemporal y no tiene fronteras».

El director ganador del premio Óscar, recordó: «Cuando Canoa se dio en una muestra no me dejaron entrar por alguna razón. Después la película ganó el premio del jurado en Berlín. En su estreno iba en el camión y vi un espectacular con la imagen de el ángel y con la frase ‘Canoa un hecho vergonzoso». Recuerdo perfectamente el día que la fui a ver, me bajé del autobús y entré al cine Galaxia, el resultado fue un parteaguas en mi formación, en una película que me confrontó con un cine mexicano que no conocía y basta decir Canoa es una película sin precedentes en el cine mexicano por muchas razones».

Siguiendo con su explicación de esas razones Alfonso Cuarón, agregó: «Para dar un ejemplo que quizás no es muy obvio en Y tú mamá también, hago un recurso de una voz en off, no es más que un fusil tremendo de Canoa. En tratar de distanciar al espectador de una relación emocional para que tenga una relación más reflexiva’.

Por su parte Cazals mencionó en la charla: «Se debe de entender que los acontecimientos del 68 son decisivos, no solamente en el aspecto político y sus consecuencias, sino es un cambio total en la mentalidad, en la forma de vivir, de pensar, de actuar. De decir abiertamente lo que se piensa. En este contexto de cambio radical, el cine mexicano no poda continuar con las comedietas tradicionales en que estaba envuelto, la industria Mexicana del cine estaba en franca derrota en cuestión de público, las salas estaban vacías. Nosotros habíamos llegado de diferentes centros de estudios a querer hacer un cine distintos, a querer hacer un cine que tuviera una relación directa con el México en el que vivíamos. Creíamos que si había que decir groserías en los diálogos, no por ser procacidades sino por ser giros idiomáticos tenía que estar; pensábamos que las secuencias de la r lacio ea morosas tenían que existir en pantalla… En ese entonces presentábamos proyectos que no le gustaban a las autoridades pero no tenían más remedio que aceptarlo debido al declive de la industria, así que nosotros presentamos nuestro proyecto de Canoa para que nos la financiará parcialmente el estado en forma de paquete mediante el banco cinematográfico que existía en ese entonces».

En la charla que se efectuó en el Teatro Diana, con el audio embrujado con el pimponeo entre los dos cineasta, Cazals develó que rodaron Canoa justamente del otro lado del pueblo del Cerro de La Malinche. Además contó que cuando fueron al pueblo de Canoa a entrevistar Tomás Pérez Turrent y él al padre que azuzó al pueblo al linchamiento, el crítico cubrió la grabadora con su chamarra y por una de las mangas salía el micrófono: «Mientras transcurría la charla, el sintió que algo estaba mal. Se paró tomó una pistola calibre 45. Cortó cartucho. La puso sobre la mesas y continuó la charla. Tomás y yo volteábamos a ver al padre y a la pistola».

También confesó que después del estreno de la película recibió «cartitas de amor», que se iba a morir, él y sus hijos. Además en algunas iglesias pusieron su nombre y el título de su película recomendando a sus feligreses no asistir a verla: «Únicamente el obispo Sergio Méndez Arceo recomendó ir a verla».

Cazals finalizó la charla confesando: «En eso consiste la existencia en decir lo que uno piensa, encontrar la manera de decirlo de un modo u otro».

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias