15.8 C
Zacatecas
martes, 30 noviembre, 2021

La reforma post-gerencial en la UAZ: el saber para el desarrollo del estado

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

La Universidad tiene un enorme potencial para contribuir y detonar procesos de desarrollo humano en el estado de Zacatecas. La reforma de 1998 al 2000 sabía eso. Los resolutivos de ese entonces incluyen el decálogo completo de la nueva reforma que se pretende iniciar. La implementación de los resolutivos de dicho proceso fue interrumpida porque las autoridades se vieron obligadas a plegarse a las políticas federales (neoliberales) de educación superior a fin de conseguir recursos adicionales para la institución. Se detuvo el incremento de los subsidios ordinarios y las universidades fueron obligadas a requerir recursos extraordinarios, los cuales estaban condicionados a adscribirse en los llamados ‘programas de calidad’. Y la ‘calidad’ consistía en lograr una serie de indicadores en torno a la obtención de grados académicos de los profesores y el aumento en la tasa de publicaciones de los mismos.

- Publicidad -

Sin embargo, en esa ‘calidad’ quedó olvidada la realidad del estado. Los programas de calidad del gobierno federal de ese entonces, retiraban a los investigadores y docentes de la incidencia en la realidad estatal: la vinculación (y la pertinencia) no aparecía en los indicadores por ningún lado. Y las universidades que querían recursos nuevos para aumentar su matrícula o construir instalaciones debían adoptar el gerencialismo educativo y abandonar su identidad propia. En el caso de la UAZ, abandonó el rostro específico que le daba la reforma del 2000: quedó como una reforma interrumpida.

Así las cosas, al ver el decálogo de la reforma que ahora se pretende iniciar, la pregunta es: ¿es continuar aquella que quedó interrumpida o es un planteamiento nuevo? Parece que es una combinación de ambas cosas: los principios son los mismos, pero los medios e instrumentos serán (o tendrán que ser) nuevos. Las complejas circunstancias actuales obligan a la institución a ser creativa: buscar caminos para convertir al conocimiento en ingrediente de bienestar de los zacatecanos. Los caminos de la innovación social, la investigación, la formación de jóvenes deberán sincronizarse con el desarrollo de la economía, las mejores formas de la educación básica y la salud. Un nuevo modelo educativo tiene su pivote de diseño en el modelo de desarrollo social que quiere alcanzar. Por eso, esta nueva reforma universitaria deberá posicionarse en un modelo de desarrollo distinto al neoliberal, más cercano al desarrollo humano promovido por el PNUD.

La empresa es importante y el arranque estuvo bien. Ojalá y no se convierta en una reforma desde la burocracia. El gran reto es vencer la tentación del control burocrático y organizar una reforma ampliamente participativa y de libre expresión. Los cambios desde la burocracia son pantomimas para los reflectores. Los cambios desde abajo y participativos, son reales y efectivos. Esperamos que la máxima casa de estudios emprenda una iniciativa de cambio efectivo que, en seguida, convierta a la BUAZ en el factor esencial de la transformación social que deseamos. Por lo pronto, en esta iniciativa la Universidad merece nuestras felicitaciones y deseos de éxito absoluto. Una reforma para el post-neoliberalismo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias