15.8 C
Zacatecas
viernes, 14 junio, 2024
spot_img

■ Se multiplican las protestas estudiantiles ante la complicidad del gobierno de Joe Biden con Israel

Crecen revuelta y represión en EU por el genocidio en Gaza

■ Hubo varios arrestados en las universidades de Texas y del Sur de California

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Nueva York. Al multiplicarse ayer las protestas universitarias y la instalación de campamentos a lo largo y ancho de Estados Unidos en solidaridad con Palestina y en rechazo a la complicidad del gobierno de Joe Biden con Israel en su guerra contra la franja de Gaza, defensores de los derechos civiles manifestaron su alarma por la represión a las manifestaciones, en una jornada en la que estudiantes de la Universidad de Texas en Austin y la del Sur de California fueron agredidos por la policía.

- Publicidad -

GALERÍA: Policía detiene a estudiantes en Texas y California en oleada de protestas contra guerra en Gaza

Los universitarios exigen que sus centros educativos corten lazos financieros con Israel y retiren sus inversiones de compañías implicadas en el conflicto bélico que comenzó el pasado 7 de octubre, el cual ha dejado más de 34 mil palestinos muertos.

En las protestas, cientos de jóvenes han sido detenidos por allanamiento o alteración del orden.

El presidente Biden afirmó que apoya la libertad de expresión, el debate y la no discriminación en los campus, pero aclaró que rechaza esas manifestaciones cuando hay discurso de odio o violencia, declaró la Casa Blanca.

En Austin, la movilización de unos 200 estudiantes en la Universidad de Texas fue emboscada por unos 500 elementos de la policía local y estatal, quienes a caballo y a pie, con equipo especial, golpearon, tiraron al piso y arrestaron a estudiantes.

Tras violentarlos, las fuerzas del orden advirtieron por altavoces a quienes insistieran en seguir protestando en áreas de la institución, que serían arrestados bajo el cargo de invasión a propiedad privada.

Unos 20 estudiantes fueron arrestados, informó Ryan Chandler, reportero de NBC, KXAN TV y alumno de la Universidad de Texas. Antes de retirarse los jóvenes respondieron con cantos a favor de Palestina.

Abogados de derechos civiles expresaron su alarma por la rápida escalada y la represión en la protesta de la Universidad de Texas, informó Common Dreams.

¿Por qué tenemos estas instituciones de educación superior si no permitimos que los jóvenes expresen su conciencia y protesten?, cuestionó un profesor de la Universidad de Texas citado por Common Dreams.

Esta violencia contra manifestantes pacíficos en la Universidad de Texas es horrorosa y debe ser condenada en los términos más fuertes por cualquier político y periodista, sostuvo Erin Overbey, ex editora de The New Yorker.

La universidad informó a los organizadores de la protesta que el ejercicio del derecho a la Primera Enmienda en apoyo a los palestinos de Gaza violaría sus políticas y reglas.

El derecho a protestar es integral en nuestra democracia, los estudiantes tienen derecho, de acuerdo con la Primera Enmienda, a expresar libremente sus opiniones políticas, sin amenazas, sin ser arrestados y sin violencia, subrayó la Unión Estadunidense de Libertades Civiles de Texas.

En la Universidad del Sur de California en Los Ángeles, policías con equipo antidisturbios arrestaron el martes por la noche a varios estudiantes que se manifestaban pacíficamente en las instalaciones de la institución, luego de ordenar a la multitud que se dispersara.

La represión se repitió ayer. En la mañana, más de 100 alumnos alzaron sus tiendas y colgaron sus carteles con consignas para protestar contra Israel, en demanda de un alto el fuego en la franja de Gaza y por desinvertir en las armas que se utilizan en esta guerra.

Pero algunos policías desmontaron tiendas de campaña de otro centenar de universatarios que permanecían ahí, y así empezó la confrontación.

Horas antes, en redes sociales se difundió que los policías estaban arrestando con violencia a los inconformes y que estaban tomando por asalto los campamentos.

Alrededor de las 5 de la tarde (hora local), tras recibir una orden, la policía de Los Ángeles llegó a dispersar a la multitud que fue creciendo con las horas y anoche aún quedaban 100 personas en el campamento; un grupo reunido en círculo, con las manos entrelazadas, se resistía a dejar el lugar.

En la Universidad Politécnica Estatal de California en Humboldt, utilizaron muebles, carpas, cadenas y bridas para bloquear los acceso a un edificio el lunes por la noche.

¡No les tenemos miedo!, corearon los universitarios antes de que agentes antimotines se abrieran paso hasta la entrada del edificio, según videos. La alumna Peyton McKinzie contó que el lunes al llegar vio a la policía agarrar a una joven por el cabello y a otro alumno al que le estaban vendando la cabeza por una herida.

“Creo que muchos alumnos están en shock por eso”, comentó a la agencia de noticias Ap.

Tres estudiantes fueron detenidos, según un comunicado de Cal Poly Humboldt. Un número desconocido de alumnos ocupó un segundo edificio del campus ayer.

En la Universidad de Columbia, aunque la policía trató de retirar el campamento de protesta en favor de Palestina el jueves pasado al arrestar a 100 estudiantes, ayer unas 60 tiendas de campaña permanecían en el campus con alumnos entrando y saliendo.

La universidad acordó con los organizadores de la protesta que sólo estudiantes podían permanecer en el campamento y que no podían utilizar lenguaje discriminatorio o acosador ni ampliar la protesta.

En una visita a la Universidad de Columbia, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mike Johnson, republicano, pidió a la presidenta de ese centro de estudios, Minouche Shafik, dimitir si no puede poner orden frente a este caos.

Johnson también sugirió que si las manifestaciones no se contenían pronto sería un momento apropiado para que interviniera la Guardia Nacional.

A las protestas pro palestinas también se han unido el MIT, UC Berkeley, Barnard, Yale, Harvard y la Universidad de Nuevo México, entre otras.

En París, el Instituto de Estudios Políticos se unió a las protestas contra el genocidio en Gaza y a favor de Palestina libre.

En ese contexto, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, denunció que las turbas antisemitas se han apoderado de las principales universidades. Piden la aniquilación de Israel, atacan a estudiantes judíos, atacan a profesores judíos. Esto recuerda lo que ocurrió en las universidades alemanas en los años 30. Es inconcebible, informó el diario The Times of Israel.

Al cierre de esta edición, en la Universidad Emerson, en Boston, policías tenían rodeados a cientos de estudiantes que instalaron un campamento en esta institución privada, se denunció en redes sociales.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -