Calaverita a Radio Zacatecas

Calaverita a Radio Zacatecas

Autora: Juana María Ortiz Alvarado
Residencia: Zacatecas, Zacatecas, México

Año 2017 hoy jueves 2 de noviembre,
a radio y televisión,
sin piedad llegó la Muerte,
para llevar al panteón
a tan estimada gente.

A nadie dejó escapar
hoy en Radio Zacatecas.
Fue puritito llorar
y en el Canal 24
ya nada que mirar.

La ciudad está de luto
en la Radio Cultural.
Hay un silencio absoluto,
pues todo su personal
hasta el panteón fue a parar.

Jamás vamos a olvidar
a nuestra Tere Velázquez
y a Gustavo Goitia, Rogelio Navarrete,
tan cultos e inteligentes.

Mas la Huesuda pelona
vino a pelarles los dientes;
del susto cayeron muertos
y ya están velando sus cuerpos.

A la gran señora Irmita, a Lucita,
a Manuel Ojeda, Manuel Díaz,
la Catrina los visita
y en un costal se los lleva.

A Marco Antonio Fonseca
muy culto por excelencia
la Catrina vigilaba;
el pobre no la esperaba
y cae de patitas arriba
cuando advierte su presencia.

Ya muy de madrugada,
el programa campesino
que la Parca despiadada
de plano llevó al olvido;
con tanta desmañanada,
los conductores han fallecido.

Luego venía el buen Paquito
que invitaba al gran Simitrio
y hablaba en el noticiero
como todo un erudito.

La Muerte seca le dijo:
no sabes cómo te quiero;
vámonos “cerebrito”
que te requiere Diosito.
¡Ah! y Concierto Matutino
¡Qué lindo! ¡Qué divino!,
ya don Gerardo Monrreal
directo al panteón fue a dar.
La Flaca va a disfrutar
la música celestial.

A Yadi quién va a olvidar
si día a día transmitía
su programa cultural
con su compañera Nidia.
Pero la Calaca flaca,
ésa que me ha de llevar,
interrumpiendo el programa
se las cargó en su costal.

Ara Rodarte iba a entrar
para invitar a un concurso
del gran diario La Jornada.
La Parca la vio llegar
y no la dejó decir nada.
Ara murió de un infarto
y ya está en el camposanto.

A Ruth de Haro, Rocío Ortiz,
Aldo Ávila, Jael Alvarado,
Jovita Aguilar, Alma Rita Díaz,
Heidy Cásarez, Tere Muñoz,
todos una institución
de la comunicación.

La Tilica no distingue
y esta vez no perdonó,
y a gente tan inteligente
hasta el cielo los mandó.

Al Sr. Cabeza de Foco
la Muerte mucho admiraba;
decía que su cabecita
de inteligencia brillaba,
si es todo un foco de ideas
lo creas o no lo creas…
Por la radio lo buscó
pero jamás lo encontró,
con Don Micrófono y Gotita
en la tele los halló.

También a Esmeralda Venegas
con don Jorge Ibarrarán,
la dientona fue a escuchar,
y toda su música bella,
joyas de gran colección,
junto con Esme y don Jorge,
fueron a dar al panteón.

A Lupita Dávalos
a la hora del crepúsculo
la Muerte se la llevó;
después de escucharla con gusto,
de pronto se apareció
y la mató del gran susto.

Tantos a quien recordar,
que de dolor y tristeza
nos ponemos a llorar,
la Catrina ya los lleva,
nadie los puede salvar.

Todos descansen en paz.
Ya radio y televisión
del Sistema Cultural
terminó con su misión.

Adiós y hasta mejor vida,
hoy lloramos su partida.
La Catrina aborrecida,
Parca pelona temida,
Tilica dientona descolorida,
Muerte seca descarnada
a todos quitó la vida,
esta vez no dejó nada,
la radio está desolada.

 

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ