14.6 C
Zacatecas
lunes, 6 diciembre, 2021

El sentido de pertenencia en dos películas animadas: ‘Luca’ y ‘The Mitchells vs. The Machines’

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 489 / Cine

- Publicidad -

 

 

En la época actual, la inclusión se ha vuelto una característica distintiva del cine hollywoodense; es cada vez más común ver películas producidas por grandes estudios que tienen personajes de todos los géneros, orientaciones sexuales, razas, identidades de género, etc. Históricamente, el cine hollywoodense siempre ha mostrado una visión occidental de la realidad, con parámetros muy definidos y hasta hace poco cuestionados. En ese sentido, es de celebrar que existan realizadores con la oportunidad de contar historias diferentes que logren funcionar como nuevas y poco conocidas visiones del mundo.

Esta ventana hacia un cine más diverso ha encontrado dificultades, en un sector del público que insiste en señalar una “inclusión forzada” dentro de la industria fílmica, pero también en los mismos estudios de cine, que en algunos casos buscan aprovecharse y abanderan la causa de alguna minoría únicamente con fines publicitarios.

Es así como en ocasiones el marketing de los grandes estudios se enfoca en la presencia de determinada minoría dentro de una película, más que en la calidad de la película en sí. La representación en el cine importa, pero también es sustancial que las historias que se están contando sean realizadas con genuina honestidad.

Como tal, destacan dos películas animadas recientes, producidas por estudios grandes, y que brillan no solo por su técnica notable, también por el sentido de pertenencia que se encuentra presente dentro de sus historias.

Por un lado se encuentra Luca (2021), la más reciente producción de Pixar, debut en cine del director Enrico Casarosa, que narra la historia de Luca (Jacob Tremblay) y Alberto (Jack Dylan Grazer) dos niños que en realidad son criaturas marinas y que habitan en el ficticio pueblo de Portorosso, en la Riviera italiana durante la década de los 60. Ambos personajes ocultan su verdadera identidad al mundo real, al mismo tiempo que hacen amistad con la extrovertida Giulia (Emma Berman). Evocando por momentos al cine de Hayao Miyazaki, al final la película resulta ser un entretenido y muy emotivo retrato sobre la madurez emocional, la amistad y la tolerancia hacia uno mismo y hacia los demás.

The Mitchells vs. The Machines (2021) es la nueva película de Sony Animation, el estudio detrás de la excepcional Spider-Man: Into the Spider-Verse (2018). La cinta sigue la historia de Katie (Abbi Jacobson) una peculiar aspirante a cineasta que tiene una conflictiva relación con su padre, Rick (Danny Mcbride), razón por la que ambos realizan un viaje por carretera junto a la madre, Linda (Maya Rudolph) y el hermano menor, Aaron (Michael Rianda). Este viaje será interrumpido por la insurrección de las máquinas, que amenaza a toda la humanidad. Dirigido por el también debutante Michael Rianda, el filme está repleto de infinidad de referencias a la cultura popular, al mismo tiempo que aborda con enorme ingenio y sensibilidad temas como los peligros de la tecnología y la importancia de la familia en la búsqueda de una identidad.

Gracias al talento y a la sutileza de sus realizadores, en ambas producciones se pueden encontrar lecturas que se relacionan con la lucha de diferentes grupos de minorías, que desean ser aceptados tal y como son por la sociedad actual. Con un alcance universal, este tipo de historias es la prueba creativa de que el mundo que habitamos no se limita a una sola experiencia, es un lugar vasto y para sorpresa de algunos, también es diverso.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_489

- Publicidad -
Artículo anteriorAdobe y desembarco III
Artículo siguienteRespuestas
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias