La Jiribilla 19/01/2018

La Jiribilla 19/01/2018

UNO: “Medrano hace de las suyas”.
DOS: “Los medios, la discriminación y la paz”.
TRES: “Profundo y grave”.
COLOFÓN: “Percepción o Realidad”.

UNO: “No les ayudes Medrano”
Como ya nos tiene acostumbrados Benjamín Medrano, en pleno Informe del Sistema DIF, el aun diputado federal del PRI se vengó con la declaración donde afirma que los hijos de las madres solteras son más propensos a delinquir y que por esa razón salen a desquitarse a las calles rompiendo cristales, entre otras linduras.
No es la primera ocasión que Medrano sale castigado por su lengua larga y poca neurona.
Recordemos que hace poco también llamó ignorantes a sus compañeros diputados de origen indígena, al final salió a pedir disculpas y sin duda tendrá que salir de nuevo a dar una explicación.
En plena crisis electoral por el poco entusiasmo que genera Meade, el señor Medrano ayuda a fortalecer la idea de que el PRI debe de salir de Los Pinos y de toda institución pública.
La descomposición es brutal.

DOS: “Los medios también lloramos”
Pues sí señores, mucha responsabilidad de la crisis que vivimos también debe ser con cargo al sistema de medios de comunicación y sus integrantes, si bien existen cada día más opciones de entretenimiento e información por el avance tecnológico; también es evidente que como medios debemos evitar un lenguaje excluyente, de odio, discriminatorio entre otros vicios que contribuyen a la violencia en sus diversas presentaciones.
Y esto viene a colación por un comentario del periodista Rubén Valdez, que dio a entender que la diputada Isadora Santiváñez no debería de ser candidata a un puesto de elección popular por su condición de embarazo.
El caso no llegó a mayores, Rubén Valdez explicó a detalle el contexto, pidió una disculpa y nos dejó una buena lección.
Como medios de comunicación también es necesario poner nuestras páginas a remojar y pensar nuestro papel como entes en la construcción de PAZ.

TRES: “Es un tema profundo y grave”
Con la llegada electoral también llegó el cinismo electorero de culpar a quien corresponda por el tema de la inseguridad galopante a nivel nacional.
Es decir, no es un problema exclusivo de Javier Corral en Chihuahua, de Alejandro Tello en Zacatecas o de Enrique Flores en el municipio de Guadalupe.
El problema de la inseguridad y la violencia en nuestro país no es de un gobierno u otro. No es de un gobernante u otro. Sólo confunde, distrae y aleja la solución pensarlo así y por desgracia no vemos la serenidad en algunos partidos para discutirlo con altura.
Es un problema sistémico, estructural, masivo y crónico del Estado mexicano.
Así de profundo y grave.
La solución se llevará tiempo.

COLOFÓN: “Sondeo del día”
La crisis de inseguridad es un tema:
10% Percepción.
90% Real.

[email protected]
@ElJornalero_ljz

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70