Reducción de la Feria del Libro utiliza como pretexto la falta de recursos

Reducción de la Feria del Libro utiliza como pretexto la falta de recursos
Vicente Rodríguez, ex subdirector de la Red Estatal de Festivales del Instituto Zacatecano de Cultura ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ No se deben acortar los proyectos ya consolidados: Rodríguez

La reducción del tamaño de la 18 Feria Nacional del Libro Zacatecas 2017, de extensión en días del Festival Cultural Zacatecas (FCZ), así como la declaratoria en desierto de la Medalla al Mérito Musical Candelario Huízar, apuntan a una “reconceptualización” de lo que se quiere hacer en materia de cultura y que utiliza como pretexto el argumento de la falta de recursos.

El tema es delicado, pues no se proponen soluciones desde la gestión, y por otro lado, se conserva la estructura de trabajo del sexenio anterior que involucra la contratación de intermediarios y a funcionarios importantes que mantienen conflictos de interés, “y que demostró ser un rotundo fracaso”, dijo Vicente Rodríguez, ex subdirector de la Red Estatal de Festivales del Instituto Zacatecano de Cultura.

En su opinión, el tema de la escasez de recursos es un pretexto y el problema atiende más al cómo se administran; se expresa también como una falta de creatividad e imaginación que involucra asimismo la ausencia de información y documentación.

“Porque si bien es cierto que faltan recursos, hay mucha imaginación y debe de haberla, porque una de las materias del trabajo de la cultura es fomentarla”.

Lo que debe hacerse en materia de cultura en Zacatecas no implica acortar los proyectos que ya se han consolidado, algunos como el Festival Cultural Zacatecas, que llegaron a ser muy exitosos, dijo.

Al momento reiteró, el único argumento que se ha esgrimido para la modificación a los proyectos son los recortes presupuestales, “yo creo que no se ha planteado un trabajo de gestión”.

Ejemplificó con el Festival Internacional de Teatro de Calle, dijo que desde su emisión anterior tiene problemas pues quedan pendientes pagos a proveedores y adeudos a los actores de una de las compañías zacatecanas.

“En su momento ese festival trabajaba directamente con las compañías de teatro. No se trabajaba con agencias. Es decir, eran las compañías quienes facturaban directamente al Instituto, ahora es a través de intermediarios, que son subcontratistas”.

Rodríguez Cervantes recuperó otro ejemplo, el del caso del equipo de audio con que se sonorizaron los espectáculos de la Plaza de Armas durante el FCZ 2017.

“Fue subcontratado a través de otra persona, quienes manejaron el equipo no eran dueños, ellos subcontrataron a otro equipo y ese equipo se hizo de varios otros equipos. Es decir que se pagó doble (…) El punto es que no es una cuestión de dinero sino de estrategia”.

Deberían hacerse las cosas mejor, dijo, y agregó en el caso de la Feria Nacional del Libro Zacatecas, que antes había un convenio con la Cámara Nacional de la Industria Editorial (Caniem) que garantizaba la presencia de las casas editoriales más importantes.

La Feria Nacional del Libro Zacatecas se realizaba hasta hace algunos años en interiores del Antiguo Templo de San Agustín. Por considerarse un espacio ya limitado, se llevó primero a la Plaza de Armas y en años recientes a la Plaza Bicentenario, celebrándose un convenio con la Caniem.

“Ahora esa estrategia cambia y no sabemos exactamente cuál es la mecánica, quién es el invitado a exponer y vender libros”.

Éstos aunque son detalles técnicos demuestran que el problema en materia de cultura no es sólo económico sino de concepto, dijo.

“En Zacatecas se cree y se está administrando como si los eventos o actividades fueran del gobierno actual, y no como un eje de desarrollo. Ese es el punto esencial para mí”.

La cultura es un eje de desarrollo porque también implica a una industria que genera productividad, pero no se le considera así. Los grandes eventos deben tener una base sólida y procurar el interés de lo que la ciudad necesita y no el gusto de quien programa, expuso.

“En el caso del FCZ, si está diseñado para atraer turismo, ¿qué clase de turismo se pretende atraer con artistas como Celso Piña o Wicca? Si es que hay turismo interesando en venir a escucharlos”.

Deben involucrarse también a los actores interesados en el sector. Durante la Semana de Pascua la Asociación de Comerciantes y Habitantes del Centro Histórico y otros dueños de negocios de la Plazuela Miguel Auza se organizaron con el ayuntamiento de la capital para realizar un festival alterno que cubrió una necesidad que el Gobierno estatal no atendió, “de extender a dos semanas, porque la segunda semana por supuesto que también hay turismo”.

Siendo uno de los mayores eventos que la ciudad tiene debe presentarse en él lo mejor para mantener un estándar de calidad y no proponer espectáculos que ocasionalmente involucran a personas sin la suficiente formación, también opinó.

Sobre la Medalla al Mérito Musical Candelario Huízar, Vicente Rodríguez preguntó para qué sirve si no es para motivar a todo el sector creativo en esa área. La premiación es discrecional porque se carece de normatividad para entregarlo pero considerar que en Zacatecas no existe la calidad para recibirlo, “ese es un argumento un poco extraño”.

Ya que no se encontró de entre los autopropuestos a alguien merecedor, pudo haber intervenido la prensa conocedora del área y académicos para postular una terna que premiara una trayectoria ya demostrada y ponerlo a consideración del público.

“Y no se trata de que sean grandes figuras (…) sino de motivar a todo el sector a hacer cosas mejores, a proyectar. Declararlo desierto es un error”.

Rodríguez Cervantes regresó al tema de la Feria Nacional del Libro Zacatecas para expresar que bien podría desaparecer “y no se sabe qué impacto tendría, porque probablemente no tendría ninguno”.

Los objetivos en materia cultural en Zacatecas deben generar desarrollo, “no es traer libreros a vender libros. Ese no es el objetivo del Instituto Zacatecano de Cultura, ni organizar festivales y programarlos; el objetivo es generar lectores, motivar a la lectura, el desarrollo artístico y creativo, la producción artística local y no organizar eventos. Es que aquí hay un problema de concepción”.

“Resumiendo, ya son nueve meses de gobierno. En nueve meses de gobierno se debe notar ya, debería de haberse notado si hay alguna política cultural, si hay alguna política de desarrollo cultural para Zacatecas y al parecer no se ha notado del todo. Espero que esto se solucione y no sea así todo el sexenio porque si se convierte en esto va a ser muy lamentable”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ