Gris, presencia de Argentina en la FIL; algunos narradores se muestran ausentes

Gris, presencia de Argentina en la FIL; algunos narradores se muestran ausentes

■ Ricardo Piglia, Alan Pauls y César Aira, escritores que no se presentaron en la Feria

Cuando se anunció en 2013 que Argentina sería el país invitado de honor de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2014, los nombres de grandes escritores argentinos inundaron la imaginación de los lectores mexicanos.  Sin embargo, al anunciar el programa que presentaría la delegación sudamericana, tanto en especialistas como en aficionados, cundió el desánimo.

Era obvio que existirían infinidad de homenajes a Julio Cortázar y Jorge Luis Borges, pero la presencia de Argentina, a pesar de su potencial en tradición literaria, ha sido gris. Comenzando por el stand, el cual se vislumbra frío, sin vida y con pocos libros. Se pueden observar algunas ediciones clásicas de novelas ejemplares como el Martin Fierro, de José Hernández y bocetos de las tiras cómicas de Mafalda, de Quino, pero en comparación de lo mostrado en la edición del año pasado por Israel, existe una diferencia abismal.

Aun así, entre su delegación, Argentina presenta una serie de escritores que hay que seguir con detenimiento, aunque por otro lado, la ausencia de varios de los mejores narradores del país de la bandera albiceleste se ha resentido.

 

Lo imperdible

Entre los autores argentinos más destacados que visitaron la FIL de este año podemos encontrar a Rodrigo Fresán, Martín Caparrós, Andrés Neuman y Patricio Pron.

Rodrigo Fresán presentó en esta ocasión su nueva novela La parte inventada, la cual según la crítica es una novela total.  La visita de Fresán a México fue sorpresiva, pues desde que se trasladó a Barcelona en 1999 este escritor, traductor y periodista, se presenta poco ante el público, sin embargo lo trajo a la FIL una cuestión sentimental y sobre todo dar a conocer su más reciente obra, la que hay que tener en cuenta para que forme parte de las bibliotecas personales.

El también periodista y escritor Martín Caparrós ha vuelto a la FIL de Guadalajara con un libro tremendo que habla sobre un padecimiento mundial. Caparrós presentará su investigación El Hambre, el resultado de un largo viaje por  la India, Bangladesh, Níger, Kenia, Sudán, Madagascar, Argentina, Estados Unidos y España. El Hambre intenta, sobre todo, descubrir los mecanismos que hacen que casi mil millones de personas no coman lo que necesitan. Por lo que este libro se vuelve uno de los imperdibles de la FIL.

También hay que seguir a dos jóvenes interesantes de la literatura argentina. Uno de ellos es Andrés Neuman, quien está en la FIL con una doble presentación de sus libros Vendaval y Una vez argentina.  Neuman ha sido confirmado como uno de los narradores jóvenes más talentosos de Argentina y sus obras han sido merecedoras del premio Alfaguara de novela y también ha sido finalista del Premio Herralde de novela. Neuman se presenta como una carta fuerte de Argentina en esta FIL.

Patricio Pron es otro joven narrador a seguir. Su novela ambientada en la dictadura padecida en Argentina en los años 70, El espíritu de mis padres sigue subiendo con la lluvia, fue merecedora del Premio Jaén de Novela que otorga la editorial Random House Mondadori. Pron se presenta en esta FIL con su novela Nosotros caminamos en sueños, una visión satírica de la guerra entre Argentina y Gran Bretaña por el territorio de Las Malvinas.

Junto con ellos se encuentran de visita en la FIL Eduardo Scheri, Leopoldo Brizuela, Hernán Roncino y Claudia Piñeiro, jóvenes escritores argentinos que comienzan a destacar entre la alta literatura.

 

Lo perdido

Entre lo perdido de Argentina en su presencia en la FIL se encuentra la ausencia de tres excelsos escritores de la nacionalidad. El primero de ellos es Ricardo Piglia, autor de El último lector  y que en esta FIL se presentó editado por el Fondo de Cultura Económica una antología personal de textos inéditos seleccionados por el propio autor. Sin embargo por cuestiones de salud, y pese a estar programado hasta minutos antes de su evento, Piglia no se presentó.

El segundo de ellos es Alan Pauls, escritor y cineasta argentino que en este año reeditó su primera novela El pudor del pornógrafo y que pese a que también se encontraba programado con meses de anterioridad, su presencia en esta FIL no fue posible.

Finalmente y quizá uno de los más esperados por los lectores mexicanos que también estuvo ausente, César Aira, uno de los más talentosos narradores argentinos conocido por sus novelas cortas y de personajes sumamente singulares. Una de sus últimas creaciones es El mármol, una breve historia que se puede encontrar en los stands de la FIL aunque el autor no haya visitado en esta ocasión Guadalajara.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70