26.9 C
Zacatecas
lunes, 22 abril, 2024
spot_img

■ Comentarios Libres

CON LA BENDICIÓN PAPAL

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

Públicamente, entre miércoles y jueves de la semana anterior, se difundió en redes sociales información de las respectivas visitas que las ahora candidatas presidenciales Claudia Sheinbaum  de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” conformada por Morena-PT-PVEM, así como de Xóchitl Gálvez de “Fuerza y Corazón por México”, que integran PRI-PAN y PRD, realizaron al Santo Padre Francisco en Ciudad del Vaticano. Con sólo un día de diferencia se presentaron ante la personalidad católica y posteriormente exhibieron fotografías como si fuese necesario dejar constancia de esa visita.

- Publicidad -

Contentas y agradecidas por “la bendición impuesta del sumo Pontífice” comentaron lo siguiente, tomando en cuenta el orden alfabético y fecha de su visita:

De inicio, Gálvez explicó que los gastos invertidos corrieron por su cuenta, y señaló: “de cara a las elecciones, el Papa me deseó la mayor de las suertes. Me dijo también que celebraba que yo tenga el coraje que tengo Fue una experiencia emotiva para mí y para toda mi familia, ya que tenemos profundas convicciones católicas desde hace muchas generaciones, y le reafirmé mi fe por Dios y la Iglesia católica. Le pedí una bendición para todos los mexicanos. Independientemente de su fe. La bendición de un hombre con tanta fe, nos viene bien a todo México. Tengo claro que hay gente que profesa la religión católica, cristiana y otras”. Señaló que ella sí cree en la Divina Providencia y que desconoce si Claudia cree. 

Sheinbaum por su parte le llevó algo material, ha señalado: “la rosa de plata fue bendecida por el Papa y la traje a México para entregarla al rector de la Basílica de Guadalupe de la capital de la República, pensando en la devoción de los mexicanos. Fue una hora excepcional que nunca olvidaré. Con una forma sencilla y cálida que demuestra grandeza, me ha regalado grandes consejos de vida”. Ha dicho también que: “para reivindicar mi religiosidad, quienes me han escuchado, en muchos de mis discursos, repito una frase del Papa Francisco que dice: ´la única manera lícita de mirar de arriba a abajo a alguna persona, es cuando le das la mano para levantarse´”.

Con lo que pudiera interpretarse como “la bendición impuesta”, las dos procedieron a su registro como candidatas por las respectivas coaliciones. Sheinbaum se presentó ante el INE el pasado domingo, para entregar su documentación y recibir su registro que le permitirá contender en las elecciones del 2 de junio próximo. Gálvez realizó lo propio el martes pasado.

Actualmente México se encuentra en un proceso electoral y, aunque los protagonistas son los ciudadanos, su participación se da a través de los partidos políticos que deben o deberían proponer a los mejores hombres y mujeres para dirigir los destinos de este país. Es por eso que los cuatro últimos párrafos de la fracción I del artículo 41 de la CPEUM, indica: “Sólo los ciudadanos y ciudadanas podrán formar partidos políticos y afiliarse libre e individualmente a ellos, por tanto, quedan prohibidas la intervención de organizaciones gremiales o con objeto social diferente en la creación de partidos y cualquier forma de afiliación corporativa…”.

Sheinbaum y Gálvez realizaron su visita al Vaticano en calidad de pre candidatas, pues no obstante que el periodo de pre campañas había transcurrido (20 de noviembre 2023 – 18 enero 2024), durante ese tiempo, ambas realizaron actos proselitistas muy cuestionados, a más de tomar en cuenta que la primera, los ha venido realizando desde hace aproximadamente tres años de la mano y poder del presidente López Obrador y al amparo de la fuerza del Estado.

Así las cosas, ninguna de las dos tenía necesidad de esa visita. Pero, en fin, son libres para manifestar su catolicismo.  Ciertamente la CPEUM en los dos primeros párrafos de su artículo 24 establece el derecho a la libertad de culto al señalar: “Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado…” 

Por supuesto que ese derecho asiste también a los servidores y funcionarios públicos, así como a los representantes electos popularmente. De ahí que pueden profesar la religión católica, la cristiana, etc. Eso, en absoluto no es discutible. El problema se presenta cuando cualquiera de ellas es utilizada con fines políticos, que tienen como objetivo influenciar a las personas en la toma de decisiones favoreciendo a tal o cual candidato. 

Cuando Xóchitl menciona que le pidió al Papa una bendición para todos los mexicanos, éstos lo toman como una gratitud. Y, cuando Sheinbaum platica que la rosa de plata fue bendecida por el Papa y la entregará al rector de la Basílica de Guadalupe, de la ciudad de México, los mexicanos se sienten identificados pues alto porcentaje de la población profesa religión católica:

Lo que se ha dejado de lado es el principio por lo que Juárez y Melchor Ocampo lucharon y se establece en el primer párrafo del inciso c), del artículo 130 de la CPEUM: “Los ministros no podrán asociarse con fines políticos, ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato…”

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -