7.5 C
Zacatecas
lunes, 29 noviembre, 2021

Inicia BUAZ proceso de Reforma; debe fungir como agente de desarrollo y transformación social

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

  • Resulta evidente que la adaptación pasiva de la universidad a su entorno no es una opción viable: Luciano Concheiro Bórquez
  • La propuesta contempla precisamente la necesidad de impulsar una articulación virtuosa de la BUAZ con su realidad social: Rubén Ibarra
  • La educación debe ser una de las estrategias para recuperar a la juventud que se ha perdido en un fenómeno de violencia: David Monreal
  • La iniciativa busca fortalecer el pensamiento crítico, la inter y la transdisciplinariedad, la interculturalidad, el compromiso social y ambiental, la innovación: Delgado Wise

La Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ debe fungir como agente autónomo del desarrollo y transformación social, afirmó Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien asistió este miércoles a la presentación de la Ruta Crítica del Foro de Reforma Universitaria.

- Publicidad -

Sobre esta iniciativa, destacó que en ella se plantea “adoptar una nueva y radical concepción de la universidad pública que trascienda sus funciones tradicionales, docencia, investigación y extensión, para expandirlas hacia la formación integral, flexible y polivalente”.

Además, indicó que la iniciativa plantea que la investigación se comprometa con la incidencia social y la innovación creativa y transformadora, de tal forma que estas funcionas adquieren una connotación más amplia y profunda al dotar a la Universidad de un nuevo y trascendente papel: fungir como agente autónomo del desarrollo y transformación social.

Manifestó que “la universidad es sociedad y es Estado. La universidad tiene funciones sociales y ahí está su gran fuerza, pero la universidad tiene un compromiso a nivel de Estado, no de gobierno, sino de Estado, y en esa visión creo que se está recuperando la lectura práctica de un Estado que permite que la sociedad se haga cargo cada vez más de las funciones que le confiere al Estado”.

En ese sentido, Concheiro Bórquez dijo que de esa manera la sociedad “se transforma autotransformándose y un cambio fundamental que se plantea en la reforma es este, el de ser un agente autónomo de transformación social”.

“Un aspecto que me parece relevante es que no olvida que es la comunidad universitaria el sujeto transformador a nivel local, regional, estatal, nacional e internacional y ya no solamente pensando en aquellos egresados aislados y desvinculados de la realidad y de su entorno”, expresó.

Por otra parte, señaló que “lo que nos puso en cuestión la pandemia es la civilización dominante occidental, la civilización del despilfarro, la civilización de la destrucción de la naturaleza y todas esas características son las que hoy nos enfrentan a una condición de cambio que tiene la relevancia de esos acontecimientos de grandes cambios no solamente históricos, sino de carácter civilizatorio”.

En ese sentido, dijo que el país atraviesa por una importante encrucijada que abre la posibilidad de avanzar hacia un proyecto civilizatorio cuya existencia ha sido hasta ahora negada.

En ese contexto, Concheiro Bórquez comentó que resulta evidente que la adaptación pasiva de la universidad a su entorno no es una opción viable y “estamos hablando de no dejarnos llevar y poner en ejercicio esa fuerza de la voluntad”.

Señaló que, en la actualidad, “estamos obligados a construir desde nueva voluntad, a juntar nuestras voluntades, a oírnos para transformar. Por eso hay ese consenso. Lo que vemos es el impulso de la Universidad Autónoma de Zacatecas para transformarse a sí misma y a su entorno”.

El Rector Rubén de Jesús Ibarra Reyes reconoció el esfuerzo incansable de la comunidad universitaria, por no permitir que la BUAZ se detuviera en estos complicados tiempos de pandemia al adaptar su dinámica educativa a una modalidad virtual, al tiempo que resaltó el empeño y profesionalismo que han puesto para la organización del Seguro Regreso a Clases Presenciales y la realización de los protocolos sanitarios pertinentes para ello.

Igualmente, expresó que con este evento toda la comunidad de la BUAZ se reúne por un noble y loable motivo, para iniciar una ruta de trabajo en torno a una propuesta de autotransformación integral, cuyo alcance pretende tener ramificaciones trascendentales e históricas en cuanto al papel que debe jugar la educación superior en el proceso de desarrollo de América Latina, especialmente en el contexto de la peor crisis humanitaria de los últimos cien años.

En este sentido, manifestó que bajo la sombra de un contexto inédito, la Universidad Pública se ha mantenido de pie en la lucha, para muestra, la institución más noble de los zacatecanos, no ha cesado de dar cobijo y movilidad social a más de 42 mil 114 estudiantes dentro de los 118 programas de sus 32 Unidades Académicas, mismas que se distribuyen en 14 campus a lo largo del territorio estatal, brindando una educación de calidad a jóvenes de los 58 municipios, estados colindantes y alumnos provenientes de otros países, por ello –dijo- la labor y la misión de la universidad pública no puede ceder ni claudicar pues el futuro de Zacatecas y México reside en la educación.

Comentó que, un eje estratégico de la propuesta contempla precisamente la necesidad de impulsar una articulación virtuosa de la BUAZ con su realidad social y responder al llamado histórico que, en estos tiempos difíciles, consignan a fin de asumir como Máxima Casa de Estudios, un nuevo y trascendente papel, el cual es fungir como agente autónomo de desarrollo y transformación social.

De igual manera, señaló que la propuesta que se perfila fomenta la sinergia y la colaboración de todos los sectores de la BUAZ, misma que desde el seno de la autonomía y sus 53 años de consolidación se convierte en esfuerzos y luchas sociales en común con la participación de la sociedad civil y el gobierno federal, estatal y local, a fin de avanzar en un proceso que reivindique la inter y la transdisciplina, el pensamiento crítico, la flexibilidad curricular, la movilidad intra e interinstitucional, la internalización solidaria, la articulación de las actividades sustantivas de la BUAZ y la inclusión intercultural de la juventud.

Por su parte, el gobernador David Monreal Ávila manifestó que la iniciativa de reforma que emprenderá la BUAZ le genera tranquilidad, porque de esa manera será posible el desarrollo de la entidad.

En ese sentido, dijo que “no renunciemos a ir a la transformación, siempre con la educación como el principal eje para recuperar la paz social y la tranquilidad; la educación para acceder al desarrollo económico y la recuperación de valores y principios; la educación para el fortalecimiento del marco de derecho y la educación como principal eje de la reivindicación de los derechos sociales para lograr el bienestar del ser”, destacó.

Al respecto, señaló que la educación debe ser una de las estrategias para recuperar a la juventud que se ha perdido en un fenómeno de violencia porque, lamentó, mayoritariamente es ese sector de la población el que ha sido presa de las filas del crimen.

Sobre la reforma de la BUAZ, indicó que es un proceso muy importante, ya que será la oportunidad de buscar formas para retener a las y los jóvenes en las universidades al hacerles atractiva su estancia para que tengan un anhelo de superación ya que la Máxima Casa de Estudios es lo único con lo que muchos zacatecanos de escasos recursos siempre han contado.

Por tanto, David Monreal reconoció la decisión de reforma de los universitarios y agregó que se suma al esfuerzo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para dejar atrás las políticas educativas de corte neoliberal y consolidar el cambio de régimen que sólo han dejado desigualdad, pobreza e inseguridad.

La presentación de la Ruta Crítica del Foro de Reforma Universitaria estuvo a cargo de Raúl Delgado Wise, coordinador del Proceso de Autotransformación y Reforma Universitaria, quien expuso los pormenores de la iniciativa que busca el fortalecimiento del pensamiento crítico, la inter y la transdisciplinariedad, la interculturalidad, el compromiso social y ambiental, la flexibilidad curricular, la internacionalización solidaria en la educación superior y la innovación.

Señaló que la Máxima Casa de Estudios se articula en este proceso transformador, con el respaldo institucional de la Subsecretaría de Educación Superior, a fin de lograr reconstituir el papel de la universidad, de tal forma que se convierta en un agente de desarrollo y transformación social, garantizando que la denominada Ruta Crítica sea incluyente, horizontal y democrática, con la participación de la comunidad universitaria en su conjunto, y de la sociedad.

Fungir como agente autónomo de desarrollo y transformación social-dijo-, será la tarea esencial para trascender de las funciones tradicionales de la Universidad a un nuevo modelo educativo que promueva el pensamiento crítico, la inter y transdisciplinariedad, el compromiso social y ambiental, una nueva arquitectura institucional y la redefinición de planes y programas de estudio.

Asimismo, mujeres universitarias emitieron un pronunciamiento sobre la iniciativa de reforma en el que manifestaron que esto “sería motivo de júbilo si no fuera porque la exclusión evidente de las universitarias no garantiza el desarrollo y la transformación social. Las docentes representamos el 49 por ciento de este sector, sin embargo, aún nos obstaculizan la participación activa y el acceso a los espacios de decisión”.

Cuestionaron que las autoridades sostienen que “se refrendó el compromiso de hacer de ésta una actividad de transformación incluyente y democrática, que involucre de manera ascendente al conjunto de la comunidad universitaria”, pero en realidad eso no existe y basta ver la integración de la comisión.

“Es altamente preocupante que sea precisamente la Presidencia Colegiada del máximo órgano de gobierno de la Benemérita Universidad Autónoma quien vulnere e invisibilice a las mujeres universitarias, cuando debiera ser el órgano garante de la protección de los derechos humanos y universitarios”.

Afirmaron que “ninguna institución puede hablar de prácticas democráticas, desarrollo social y transformación si no reconoce la igualdad participativa. El falaz argumento de la autonomía sirve para justificar las prácticas facciosas, clientelares, patrimonialistas y discriminatorias con las que administran la Institución, a pesar de que constituyen formas de violencia de género sancionables, que al no atenderse se traducen en evidente violencia institucional”.

Expusieron que el problema de violencia institucional y de género se torna grave cuando no se reconoce y no se respetan los derechos civiles y políticos de las universitarias y cuando “no se garantiza la protección de derechos y libertades fundamentales consagrados en nuestra Máxima Ley y se vulnera nuestro derecho a la representación política en todos los espacios de decisión”.

Exigieron, entonces, que la Presidencia Colegiada del Consejo Universitario reconsidere y sea órgano garante de los derechos civiles y políticos de las universitarias, retome y asuma el rumbo institucional para erradicar la vulneración continua y reiterada de los múltiples procesos antidemocráticos que producen y reproducen violencia simbólica, de género e institucional y de una vez por todas dé cumplimiento al mandato Constitucional de Paridad en todo.

Además, solicitaron que la Presidencia Colegiada del Consejo Universitario y demás autoridades universitarias, mediante un acto de compromiso democrático, involucre a universitarias y universitarios por igual en todos los procesos institucionales y proceda a integrar de manera paritaria esta comisión y sus respectivas mesas de trabajo, de tal manera que garanticen la representación de la totalidad de la comunidad universitaria, libres de filias, fobias y grupúsculos.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias