Larga vida al Issstezac

Larga vida al Issstezac

Al convenir la Comisión Permanente del Congreso del Estado en realizar el sexto periodo extraordinario de sesiones para, entre otros asuntos urgentes, dar lectura al dictamen sobre las iniciativas que reforman la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issstezac), venturosamente fue abierta la posibilidad de que sea la actual 63 Legislatura la que tramite las reformas para que el Instituto entre a una etapa de reconstrucción.

De lograrse la aprobación, el gobierno entrante de David Monreal dispondrá de un nuevo instrumento que facilitará el tránsito hacia un sistema pensionario autosuficiente y perdurable, capaz de dar un amplio espectro de seguridad social a los trabajadores del estado.

En esta coyuntura, conviene a la sociedad, a jubilados, pensionados y burócratas y trabajadores de los sistemas educativos adheridos, tener bien presentes los resultados del más reciente estudio actuarial, según el cual el Instituto tiene un periodo de vida real hasta 2026.

Sin embargo, al no disponer en este momento de las reservas líquidas suficientes, ese periodo se acortaría tanto que una quiebra definitiva podría llegar este mismo año, a menos que el gobierno estatal le inyectara enormes cantidades de dinero, del cual no dispone ni dispondrá y tendría que sustraerlo de sus programas de obra pública y de bienestar social.

Tan solo para el cierre de este año se requerirá una aportación gubernamental extraordinaria de 217 millones de pesos, cantidad que –si las reformas necesarias no entran en vigor de inmediato– crecerá al final del sexenio próximo, en 2027, a poco más de 828 millones de pesos y alcanzaría su punto máximo en 2040, cuando se precisaría de mil 617 millones de pesos de aportación extraordinaria, solo como paliativo para que el fondo sobreviva, no como solución definitiva.

Las previsiones actuariales indican que aun tomando en cuenta el fideicomiso fondo de pensiones e inversión en valores, el año de quiebra sería 2021. Si se consideran el mismo fideicomiso e inversión de valores y cuentas por cobrar, el año de quiebra sería 2022, pero si se toman en cuenta el fideicomiso fondo de pensiones, la inversión en valores, cuentas por cobrar, inventarios, bienes muebles y bienes inmuebles, la quiebra llegaría en 2026, con saldos por 2 mil 301.14 millones de pesos.

Para impedir estos escenarios, la reforma a la Ley del Issstezac debe discutirse y aprobarse. Cabe la posibilidad de que en el debate surjan cambios, lo cual obligaría a los diputados a ser meticulosos en sus análisis, para que los objetivos planteados sean completamente logrados.

Hoteles, farmacias, funerarias, tiendas de autoservicio y mueblerías, hasta ahora son reservas técnicas que no representan una opción viable para satisfacer las necesidades inmediatas del organismo, por lo que conviene enajenarlas, para atenuar el déficit financiero.

Conviene mencionar cuáles fueron los principios y criterios orientadores seguidos por el Poder Ejecutivo del Estado, aglutinando propuestas surgidas de los foros de consulta abiertos, por lo que cuentan con un amplio respaldo laboral y social.

En primer lugar, se considera una racionalidad financiera para garantizar los derechos. Los pagos de los pensionados de hoy y del futuro estarán asegurados y se buscará mayor equidad y una subsistencia digna.

Habrá pleno respeto a los derechos de los pensionados en curso de pago, porque el actual régimen de seguridad social no se modificará. También respetará los derechos adquiridos de quienes hubiesen cumplido los requisitos establecidos en la legislación vigente, como edad de jubilación, años de cotización y respetará los derechos de trabajadores que hayan concluido su solicitud de pensión en términos de la normatividad aplicable.

Las modificaciones para los trabajadores derechohabientes actuales, con expectativa de derecho, serán graduales, para atemperar su efecto y hacer realizable paso a paso los objetivos el nuevo ordenamiento.

Un punto que para la directiva y la Junta Directiva del Issstezac, es un compromiso sólido y congruente con las políticas del gobierno del estado es el relativo a la transparencia y la rendición de cuentas.

La reforma considera entre sus principales objetivos recuperar la confianza de pensionados y derechohabientes, y esta es nuestra apuesta más fuerte. El Issstezac debe siempre estar sujeto al escrutinio público. Para lograrlo deberá garantizarse el cumplimiento de las disposiciones en transparencia y rendición de cuentas.

Nos congratulamos de que nuestros representantes populares finalmente hayan decidido debatir la propuesta de reforma. Esperemos que en su revisión priven la buena voluntad y el afán de generar condiciones para rescatar, fortalecer y darle plena y próspera perdurabilidad al Instituto.

*Director general del Issstezac.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ