La Ciudad que es posible construir

La Ciudad que es posible construir

Para los que creemos en dios, es una máxima que: “Dios provee lo que necesitamos, no lo que queremos”.

La 4T y el gobierno emanado de ella con el presidente Andrés Manuel a la cabeza, han modificado la forma de hacer política en el país, y la manera de administrar los recursos públicos. Cada seis años, el presidente en turno le imprime su visión personal al gasto federal, pero antes se hacía sobre la base de la receta que los tecnócratas habían establecido desde los años 80s. entonces, esa visión del mandatario en turno era solo aplicar un poco de rubor en las mejillas a la política económica del país.

Ahora no, las cosas cambiaron de raíz y es muy pronto para evaluar los resultados, más allá de los indicadores arrojados por el CONEVAL, el INEGI y la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la pandemia global de COVID19, no permite ver con claridad los aciertos y hierros del gobierno actual. Justo hoy una calificadora internacional pronostica crecimiento anual para México del 5.5 por ciento. Ojalá sea real. En términos concretos, la visión que ha impreso AMLO a la política económica del país no es ya una “manita de gato”, sino hojalatería y pintura.

Pero ¿cómo impacta la política económica y el gasto federalizado en los estados y municipios? Para poder abordar este tema habría que comenzar por decir que el contexto económico mundial ha cambiado, incluso antes, mucho antes de la pandemia, la mezcla mexicana del petróleo había sido devaluada por la oferta de crudo desde medio oriente y, por ende, los excedentes petroleros que en algún momento significaron para México muchísima obra pública e infraestructura social, incluida en estados y municipios, no se vería más. El sexenio de Fox y el inicio del de Calderón son ejemplos claros de esta bonanza petrolera que alguna vez existió y que muy probablemente no vuelva, no si seguimos le marea de la modernidad y el cuidado del medio ambiente y nos decantamos por energías renovables como los países más avanzados.

Zacatecas no fue la excepción, gracias a los excedentes petroleros y a la gestión de la entonces Gobernadora Amalia García y a los buenos oficios como administrador del recurso del Dr. Jorge Miranda castro, se realizaron obras de gran escala como las carreteras a Durango, San Luis Potosí, Saltillo y Jerez, además de la plaza bicentenario, el palacio de convenciones, Ciudad Gobierno y el hospital general de zacatecas, uno de los más modernos de la región, con un costo de alrededor de 1mil millones de pesos. Sin embargo las cosas vinieron en picada y para no entrar en detalles, salvo mencionar la enorme deuda heredada por la Administración 2010-2016, por casi 8 mil millones de pesos, misma que ha sido disminuida significativamente por el actual gobierno, hay que reconocerle al mismo secretario de finanzas al que hago referencia palabras atrás, que nuevamente en la misma responsabilidad, es en parte el artífice no solo de la contención y no contratación de nueva deuda, sino también de regresar a Zacatecas en la escala de semaforización de la SHyCP al color verde después de años de estar en el rojo, es decir, con una calificación pésima en la administración de los recursos.

La nueva forma de llevar a nuestra ciudad capital a buen puerto y homogenizar sus dos caras, una por supuesto es la cultural y patrimonial, pero la otra es la enorme desigualdad que existe entre las colonias y comunidades de nuestro municipio, es adaptándonos a la nueva realidad nacional, apostar por la gestión permanente de recursos, hacer equipo con el gobernador y desde el comienzo, sin ambigüedades, promesas y burocracia, solucionar los problemas de servicios básicos que aquejan a las colonias, como primera acción del nuevo gobierno Municipal. Certeza jurídica de la propiedad, seguridad pública, servicios de recolección de basura, agua potable, alumbrado público eficiente y económico y servidores públicos involucrados en la problemática social, es la fórmula que necesita Zacatecas. Además, las grandes obras que son de otra época no deben descartarse, porque Zacatecas tiene un aliado de primer nivel en la secretaría encargada de las grandes obras de impacto social en el gobierno federal (SEDATU), y dicho lo anterior, planteados los retos y la formula para el inicio de un gobierno exitoso bajo las reglas y criterios de la política económica nacional y el gasto federal, hay un hombre que cumple con el perfil y que se antoja para Alcalde de Zacatecas Capital, el Doctor Jorge Miranda Castro.
Nos leemos la próxima semana.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ