Exigen mineros afines a ‘Napo’ mediación del gobierno en conflicto de Peñasquito

Exigen mineros afines a ‘Napo’ mediación del gobierno en conflicto de Peñasquito
Participaron en la protesta unas 2 mil 500 personas ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Advierten que los salarios “se han suspendido”; afectados, 20 mil empleos directos e indirectos

 

Como se esperaba, ayer se manifestaron en calles del Centro Histórico de Zacatecas, integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), que lidera nacionalmente, el senador morenista Napoleón Gómez Urrutia.

Su demanda expresa en un documento dirigido al Presidente de la República en primera instancia, y que al finalizar su recorrido, entregaron al secretario General de Gobierno, Jehú Eduí Salas Dávila, fue la intervención de los gobiernos federal y estatal para resolver el conflicto entre ejidatarios de Cedros, transportistas de Cava S.A., y la Mina Peñasquito de Newmont-Goldcorp.

El funcionario los recibió en Palacio de Gobierno al término de su manifestación, expresándoles que desde el Gobierno del estado se ha participado en distintas mesas de interlocución.

Recordó que hace días visitó la zona del conflicto y que ha conversado con la gente de Mazapil, tanto del ejido Cedros, como de Cava, pero que también con los ejecutivos de Mina Peñasquito en distintas mesas de diálogo, también en la Secretaría de Gobernación.

“Vemos una apertura ya, una condición positiva para poder avanzar en este conflicto, la apuesta principal de Gobierno del estado sigue siendo la conciliación a través del diálogo (…) con todos los actores”, dijo.

Agregó que el objetivo “es el mismo de ustedes, regresar la fuente de trabajo a muchos miles de familias zacatecanas, principalmente de la región del semidesierto”.

Salas Dávila dijo estar “consciente” de la derrama económica que genera la Mina Peñasquito y el desarrollo de la región que produce, y adelantó su expectativa de que en las siguientes horas se solucionara el conflicto luego del diálogo “con los liderazgos reales, auténticos de la región, con quienes enfrentan y viven día con día el problema”.

Desde la comisión de trabajadores se agradeció la recepción y se manifestó un ánimo similar, de dirimir las diferencias hablando y de manera pacífica. Luego entraron a conversar.

Desde hace 60 días los ejidatarios y transportistas mantienen un cerco a la empresa extractiva que se ubica en el municipio zacatecano de Mazapil en demanda de que se les devuelvan contratos de trabajo de acarreo de materiales sustentados en convenios que celebraron entre 2008 y 2009 con la empresa trasnacional, entre otras demandas.

Por su parte, los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) de la Sección 304, expusieron ayer a través de su secretario general, Mauricio Gonzalbo, quien dio lectura en la calle, a la carta dirigida a López Obrador, “que no venimos a confrontar a nadie, aquí venimos a conciliar”.

Solicitó la intervención de los gobiernos federal y estatal “para tomar las providencias de intermediación en el conflicto”, que dijo ha afectado gravemente la actividad productiva y la dinámica económica de la región.

Dijo que los salarios de los trabajadores de Mina Peñasquito “se han suspendido” y se han afectado 20 mil empleos directos e indirectos.

Destacó los beneficios contractuales de los trabajadores del Sindicato Nacional de Mineros cuyos salarios y prestaciones son los más altos del sistema minero nacional, y sostuvo que la región del semidesierto mazapilense, “solo cuenta con la actividad minera como única fuente del desarrollo, sin el cual las condiciones de marginalidad, inseguridad y extrema pobreza, seguramente volverían a generarse como antes de su funcionamiento”.

“Entre 1990 y 2005, Mazapil contaba con más del 40 por ciento de sus habitantes en extrema pobreza, condición que se ha revertido desde la instalación de la mina –hace 10 años-, según datos del Inegi y la Coneval”, agregó.

Dijo que entienden el conflicto como prioritario para las partes involucradas en él, “y somos sensibles ante las diferencias que pudieran tener, sin embargo a través de esta misiva le hacemos una respetuosa pero enérgica solicitud para que intervengan desde sus órdenes de gobierno en la resolución del diferendo, por el bien social y económico de esta región que históricamente ha sido golpeada por la miseria, la desigualdad y el olvido”.

La solicitud alude a que la intervención desde los gobiernos se haga con “estricto apego al derecho social y el orden constitucional en bien de la nación, así como en absoluto respeto a las reglamentación ecológica vigente en materia de minería”.

Luego de esta exposición y de otros mensajes, se constituyó una comisión conformada por integrantes de las secciones 304 y 201, esta última que corresponde a trabajadores de la Mina San Martin, de Sombrerete; que acudieron como invitados para entregar el documento que se remitió en copia para el gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, al secretario de Gobierno, Jehú Eduí Salas Dávila.

En breve entrevista en el trayecto, el integrante del Comité Ejecutivo Nacional, comisionado a la Sección 304 de Minera Peñasquito, reiteró su postura de respeto a las partes en conflicto, y el interés de los mineros en la apertura de su fuente de trabajo.

Precisó que los trabajadores en Peñasquito afiliados a la Sección 304 del SNTMMSRM son 2 mil 150, de los cuales 60 por ciento son zacatecanos.

Ante la notificación del despido por el conflicto de 500 de ellos que ha hecho la empresa, destacó la intervención del presidente y secretario general del Sindicato, el senador Napoleón Gómez Urrutia.

Aclaró también que gracias la intermediación del Gómez Urrutia se mantienen los pagos a sus agremiados por parte de la mina.

Al respecto dijo que “hay gente que ha trabajado, que es un 100 por ciento –lo que están recibiendo- y hay gente que es un 80, 90 por ciento. Entonces realmente ha sido mínima la afectación”.

Añadió que el líder sindical nacional ha hablado directamente con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, en reuniones donde él mismo ha estado.

Agregó sobre la composición del contingente que marchó ayer, en la que sobre el templete se destacó la presencia de ejidatarios y ejecutivos de la mina, que “el sindicato no únicamente representa a trabajadores, sino la representación del sindicato va encaminada a todo el entorno y dentro de ello, trabajadores sindicalizados también, que son parte del ejido”.

Su información del número de los participantes en la manifestación fue de 10 mil, pero la estimación de los periodistas la propuso entre los 2 mil 500 y 3 mil participantes, entre los que también se encontraban, integrantes de otras secciones y familiares de los trabajadores y ejecutivos de la Mina Peñasquito.

Aunque la postura en el documento, y manifiesta sobre el templete fue de respeto a las partes en conflicto, entre las pancartas y los gritos de consigna sí se señaló al también senador morenista, José Narro, como corrupto, o se coreó, “el que no brinque es Narro”, en una recomposición de otra consigna nacida en el seno de las luchas gremiales que rezaba “el que no brinque es charro”.

Narro Céspedes se ha constituido como acompañante de los ejidatarios de Cedros y los transportistas de Cava en la exigencia de sus demandas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ