El fin del comienzo

El fin del comienzo

La Gualdra 323 / Nunca fuimos contemporáneos / XIII Bienal FEMSA

 

Durante los primeros días de febrero culmina la primera fase del Programa público de la XIII Bienal FEMSA, motivo por el cual aprovechamos esta edición de La Gualdra para hacer un breve recuento de lo sucedido hasta la fecha.

Antes de dar comienzo a este periplo alrededor de las visitas de los artistas a las instituciones museísticas zacatecanas es importante decir que nos sentimos honrados por la atención que hemos recibido y agradecemos a todos aquéllos que de una manera u otra han contribuido con esta fase de la Bienal, esto es, la comunidad cultural y artística de Zacatecas. Nos entusiasma haber atestiguado como poco a poco el público local empezó a frecuentar las charlas en El Santero: artistas, maestros, alumnos, historiadores, gestores, directores de museos y público general. Por lo mismo invitamos, a todos aquellos que mostraron interés y se sumaron a esta oferta cultural, a rememorar cómo esta edición ha tenido su inicio con un programa de actividades que apuesta por revisitar los acervos y el patrimonio histórico zacatecano para activar proyectos a partir ellos, de ahí el título de la XIII Bienal FEMSA: Nunca fuimos contemporáneos.

Tras el comunicado de prensa a finales de agosto del 2017, se anunció que esta edición de la bienal dejaría atrás el formato de certamen bianual para convertirse en un programa extenso con múltiples plataformas. Consecuentemente, dio comienzo una serie de visitas de artistas, convocados a participar de la primera fase del Programa público. Estos “viajes de reconocimiento” consistieron, en primera instancia, en una serie de acercamientos de los artistas visitantes a la ciudad y su infraestructura museística, una vez que muchas de estos espacios serán sede de las exposiciones del Programa museológico, como el Museo Rafael Coronel, el Museo Pedro Coronel, el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, el Museo Zacatecano y el Museo de Guadalupe.

En un segundo momento se realizaron diversos recorridos por la ciudad, sus plazas, sitios y ciudades históricas colindantes, así como una visita guiada por Zacatecas a “vista de águila” con el historiador Eduardo Cardoso desde el icónico cerro de la Bufa. Durante la última jornada de este viaje breve de cuatro días, los artistas visitantes impartieron charlas sobre su trabajo e investigaciones, cuyo propósito consistió en estimular encuentros con la comunidad artística local y el público en general. Estos eventos se llevaron a cabo en El Santero, espacio que el artista zacatecano, Alfonzo López Monreal, facilitó como sede de la XIII Bienal FEMSA con el objetivo de que ahí se lleven a cabo diversas actividades de nuestros programas y residencias artísticas.

Es digna de mención la generosidad con la que nos han recibido, misma que se puede constatar en la medida en que el público ha crecido y mostrado mayor interés. Los acercamientos informales, diálogos, discusiones y comentarios sugestivos han resultado significativos para estructurar tanto el argumento curatorial como los proyectos artísticos que se realizarán entre los meses de junio y septiembre del presente año.

Durante los encuentros en El Santero, tanto los curadores como los artistas invitados al programa público tuvimos la oportunidad de poner en circulación varias propuestas artísticas, que iniciaron con el proyecto de acondicionamiento del espacio a cargo de Giacomo Castagnola, quien tomó como punto de partida las sillas de paja de la región, iniciativa que propició la colaboración entre el diseñador y museógrafo con los artesanos de Jerez, Miguel y Daniel Morales Muro para el desarrollo del mobiliario. Asimismo, contamos con las visitas grupales de los artistas Antonio Bravo (5 de septiembre); Diego Pérez, Verónica Gerber, Fabiola Torres-Alzaga (13 de octubre); Iván Krassoievitch, Javier Hinojosa y Christian Camacho (18 de octubre); Chantal Peñalosa y Naomi Rincón Gallardo (3 de noviembre); Cynthia Gutiérrez, Rita Ponce de León y Vanessa Rivero (1 de diciembre); y Eduardo Abaroa y la curadora Caroline Montenat (5 de diciembre).

Durante este periodo, El Santero también recibió charlas con agentes locales como los colectivos Gráfica Pentágono, Colectivo el Tren, Taller José Gabriel Ovalle y Oasis Urbano (8 de noviembre); así como Laura Sánchez Solorio y Renny Castillo de la Unidad Académica de Artes de la UAZ y Luis García Hernández del Taller Julio Ruelas (15 de noviembre); e inició el programa Estudios —espacio de exhibición de El Santero— con el montaje del artista Enrique Barajas Pro (1 de diciembre).

Para el cierre, o bien, el “fin del comienzo” de nuestro Programa público, contaremos con la visita de artistas que vienen de latitudes muy diversas. Entre el 31 de enero y el 4 de febrero, cuatro artistas internacionales visitarán Zacatecas y, como se ha hecho costumbre, impartirán charlas en el El Santero: Runo Lagomarsino (Suecia, 1977), Nicolás Robbio (Argentina, 1975), Felipe Mujica (Chile, 1974) y Ricardo Alcaide (Venezuela, 1967). Asimismo, ese mismo día se presentará en Estudios una nueva exposición a cargo del curador asociado de Nunca fuimos contemporáneos, Eric Nava.

Por último, aprovechamos este espacio editorial para comunicar que nos sentimos muy afortunados y estimulados por las reflexiones que han tenido lugar a lo largo del Programa público. Estos intercambios han propiciado diversas charlas espontáneas y de primera mano, mismas que permitieron a los artistas invitados y los curadores de Nunca fuimos contemporáneos repensar en conjunto con la comunidad local la función de los museos, las colecciones y los espacios públicos y patrimoniales de la ciudad. Sin duda alguna esta dinámica reflexiva ha sido y será fundamental para el desenlace del programa de la XIII Bienal FEMSA, ya que antes de estructurarse como una exposición, éste se concibe como el resultado de una reflexión tejida desde la vivencia de la ciudad y sus instituciones culturales, sus “espacios múltiples” y recovecos, y, lo más significativo, el diálogo con su comunidad artística. Por lo tanto, a diferencia de otros proyectos bienales centrados en la selección y los proyectos museográficos, es decir, de afuera hacia adentro, podríamos decir que Nunca fuimos contemporáneos plantea un proceso inverso, una dinámica de múltiples programas y espacios concebidos desde adentro hacia afuera, desde lo local hacia lo global.

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ