“La gente ya no acude a eventos culturales del FCZ, pero bares y cantinas se abarrotan”

“La gente ya no acude a eventos culturales del FCZ, pero bares y cantinas se abarrotan”
Pedro López Recéndez es director de Rayón 5.5.4. Espacio Multidisciplinario de Arte Contemporáneo ■ FOTO: ERNESTO MORENO

■ En las exposiciones no hay novedades ni algún nombre importante: López Recéndez

■ En Plaza de Armas se presentan artistas conocidos para llamar la atención de los más jóvenes, dice

Más que la expectativa generada por un programa artístico y cultural, existe para el caso de la temporada del Festival Cultural Zacatecas (FCZ), la espera “de las medidas de tolerancia para hacer de la ciudad una cantina”, expuso Pedro López Recéndez, director de Rayón 5.5.4. Espacio Multidisciplinario de Arte Contemporáneo.

El programa de cierre de sexenio propuesto por la presente administración para el festival cultural más importante de la entidad y su coincidencia con la celebración de su trigésimo aniversario, “es muy modesto, muy pequeño en comparación a otros que se realizan en algunos estados”, dijo.

López Recéndez consideró que era por esta ocasión, pertinente la integración de más propuestas y en su foro principal, Plaza de Armas, “un cartel no tan nutrido pero sí con unos cinco o seis conciertos de peso”.

El FCZ se convirtió en uno de los eventos más importantes a nivel nacional en su tipo, pero en los últimos años se ha debilitado, dijo, de tal manera que el público que en otros estados esperaba por sus propuestas de exposiciones, teatro o la de su escenario principal, “ya no está tan a la espera” de su programa, pero sí cada vez más por esta tolerancia “bastante importante” que se produce en sus calles para el consumo de bebidas alcohólicas, generada por una mayor apertura de cafés y antros, “eso es lo que realmente pudiéramos decir que es lo más atractivo”, aseveró.

La gente no acude a los eventos de música del mundo o las exposiciones, pero los bares y las cantinas se abarrotan y son “los que resultan beneficiados”.

Es entonces el cierre de la calle principal, la avenida Hidalgo y su oferta comercial de todo tipo la que convoca a la gente. Un fenómeno que ocurría igual si se le denomina a este “festival cultural” o “festival X”, comentó.

En el área de su especialidad, las artes visuales, López Recéndez dijo no tener información completa del programa de exposiciones, pero adelantó expectativas de que ocurra lo mismo que los años anteriores, la integración de muestras colectivas por artistas locales en las diferentes galerías.

“No tenemos realmente una oferta rica en propuestas, rica en aportación y formación visual tanto para los artistas que trabajamos aquí en Zacatecas como para los jóvenes que se están preparando. Esos detalles los están dejando siempre a un lado”, dijo, amén de una comodidad de las autoridades que buscan siempre trabajar con los mismos creadores y sus mismas propuestas.

“Sabemos qué es lo que van a presentar. No hay alguna novedad, no hay algún nombre importante”.

Aunque fue anunciado dentro del programa general el pasado martes, la muestra Soledades perteneciente a la Fundación Sebastián, dijo desconocer qué conforma esta propuesta que se inscribirá en el foro más importante para las artes visuales en Zacatecas, el Antiguo Templo de San Agustín.

Y refirió respecto a la muestra denominada Expo Municipios que se realiza cada año en el Centro Cultural Ciudadela del Arte, su descuerdo con el proyecto “de manera particular y personal”, pues considera que los artistas participantes no tienen la calidad ni la trayectoria requerida.

Propuso que al buscar constituirse en una plataforma para la difusión del trabajo creativo realizado desde los municipios del estado, debe cuidarse la selección de las obras con mucha antelación, “para que los turistas que ahí llegan y visitan los espacios tengan un visión más clara” de la producción local.

Observó que el trabajo de los maestros que ya cuentan con una carrera no se exhibe “ni en una pequeña parte”, por lo que la muestra termina siendo “muy amateur”, cuando pudiera proponerse desde la confluencia de los artistas y a través de una curaduría realizada por un especialista que defina el Instituto Zacatecano de Cultura, de modo que llegue a un alto nivel de calidad “y la gente se vaya con un grato sabor de boca”.

En Zacatecas hay una propuesta visual diversa. No solamente existe la abstracción que se ha constituido como algo que identifica a la ciudad de la misma forma que otras corrientes lo hacen en capitales como Oaxaca o Guadalajara, sino también buenos artistas figurativos, buenos dibujantes y grabadores, dijo.

Agregó que al igual que en las artes visuales, ocurre con el programa de Plaza de Armas, donde es la comodidad la que se ha instalado contra la intención de formar nuevos públicos.

Lo que se ofrece son artistas conocidos, Raúl Di Blassio o Pablo Milanés, o para llamar la atención de los más jóvenes, de entre 12 a 18 años, la presentación del reguetonero Malumba, por lo que no ve mayor trascendencia  de la oferta de este importante escenario, donde en lugar de rellenar las fechas al modo de un Teatro del Pueblo, hubiera podido proponerse un programa interesante y de mayor calidad, expuso.

Este es un programa “cómodo” para las autoridades que saben tendrá público al final de cuentas, pues es el registro de los números, las estadísticas es lo que importa en “política”, aunque los números a veces “no reflejen la realidad”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ