Alienta Francisco a trabajadores del Hospital Infantil

Alienta Francisco a trabajadores del Hospital Infantil

Ciudad de México. Un mensaje breve dio el papa Francisco a pacientes, sus familias y trabajadores del Hospital Infantil de México Federico Gómez, sobre todo a estos últimos a quienes agradeció que todos los días busquen  la mejor manera de cuidar a los niños y que sus sonrisas sigan creciendo cada día.

Gracias, insistió, “a todas las personas que no sólo con medicamentos sino que con ‘la cariñoterapia’ ayudan a que este tiempo sea vivido con mayor alegría”. Ellos, el personal médico y las enfermeras,  les dijo a los pequeños, los bendicen con sus cuidados, “pero ustedes también tienen que aprender a bendecirlos a ellos, pedirle a Dios que los cuide”.

Desde su llegada y como es su costumbre, el pontífice ha buscado la cercanía de los niños, principalmente los enfermos y hoy vino a este hospital de tercer nivel de atención, donde se encuentran pequeños con enfermedades graves, algunas incurables.

Luego de la misa que ofreció en Ecatepec y de haber pasado unas horas en el Seminario Conciliar del Espíritu Santo ubicado en el mismo municipio, Francisco viajó en helicóptero al Campo Marte en  la ciudad de México, de donde salió a bordo del papamóvil para trasladarse al hospital ubicado en la colonia Doctores.

Ya lo esperaban la señora Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto; el secretario de Salud, José Narro Robles y el director del hospital, José Alberto García Aranda, para iniciar el recorrido por algunas de las áreas del inmueble.

En su mensaje a los invitados al auditorio principal, el pontífice agradeció la oportunidad que le dieron de visitarlos, “de poder compartir un ratito de sus vidas, las de todas las personas que trabajan como médicos, enfermeras, miembros del personal y voluntarios que los atienden. Gracias”.

E insistió en lo importante que es en momentos de enfermedad, “sentirse cuidados y acompañados, sentirse queridos y saber que están buscando la mejor manera de cuidarnos, por todas esas personas digo: Gracias”.

El patronato del hospital le obsequió al obispo una pintura del artista Franco Fontanella, el cuadro de la Virgen con el Niño.  Luego el obispo pasó a la Unidad de Hemato Oncología, donde saludó a 25 pacientes con cáncer  en el área de quimioterapia, para luego pasar a la zona de hospitalización.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ