12.8 C
Zacatecas
lunes, 3 octubre, 2022
spot_img

Tortas japonesas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: HERÓN EDUARDO DOMÍNGUEZ • Araceli Rodarte •

Es desconcertante y aún descorazonador que ejerciendo una influencia tan grande en la opinión pública nacional, y decisiva en la conducción política del país, exhiban la prensa norteamericana y europea un conocimiento tan superficial de la realidad mexicana, que despachado casi siempre en un tono canónico, resulta a menudo un mero despliegue de ignorancia.

- Publicidad -

El semanario inglés The Economist, por sólo poner un ejemplo, afirma sin rubor alguno el 18 de octubre: “Peña Nieto fracasó en investigar las desapariciones de 22 mil personas en México durante la guerra a las drogas lanzada por su predecesor, Felipe Calderón, y durante su propia administración”; con lo que de manera por demás atrabiliaria y de un solo plumazo remite, al superhéroe de unas cuantas ediciones atrás,  al  basurero de la historia.

Basta sin embargo un examen somero del aserto en cuestión para encontrarlo falaz: la palabra fracaso significa, según el confiable Larousse, “resultado negativo o adverso al que se llega en una empresa o acción cualquiera, al no conseguir los objetivos deseados”. ¿De dónde entonces sacan que Peña Nieto ha llegado a un resultado adverso o negativo en una empresa que no sólo no ha intentado sino cuyo propósito parece no haber pasado siquiera por su mente?

En la medida que se aproxima el término del ejercicio del licenciado Raúl Plasencia Villanueva, como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, crecen las especulaciones en torno a su posible reelección, o bien la identidad de quien lo suceda.

Ahora bien; si el perfil adecuado para un encargo así de exigente fuese el de alguien en sintonía con los vientos dominantes en nuestro Estado de Derecho, y fuese además la perfección asequible el nuevo ombudsman sería sin duda Felipe Calderón Hinojosa; en el caso de que fuese éste descartado sería óptima la confirmación del antedicho Plasencia o bien, aun cuando sobreabundan los personajes idóneos, el seleccionado entre una terna integrada por Mario Marín, Rubén Figueroa Alcocer, Germán Larrea y Mota Velasco.

Y en lo que sucede lo que ha de suceder, dicen por ahí que en Corea del Sur la vida es más sabrosa. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias