13.1 C
Zacatecas
lunes, 27 junio, 2022
spot_img

Horario de verano, bien por su eliminación

Comentarios Libres

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

El miércoles pasado, en su mañanera, el Presidente informó que el gobierno prevé eliminar el horario de verano por “daño a la salud”; que si los ciudadanos así lo deciden, el actual podría ser el último. Anunció que existe “mucha posibilidad” de que se elimine tras “comprobarse” que son más los daños a la salud que los beneficios económicos, y mínimo el ahorro, según estudio realizado por la Secretaría de Energía, conjuntamente con la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Salud. Comentó, que son alrededor de 1,000 millones de pesos al año lo que se ahorran, dinero que podría compensarse si entre todos los ciudadanos tomaran medidas; se podría hacer, con la participación de todos, un compromiso de ahorrar; una campaña con ese propósito de: “ahorrar un poco, apaga dos focos”, para que no nos vayan a acusar de plagio, y podemos bajarlo, explicó.

- Publicidad -

¿?

Desde su implementación, el horario de verano generó malestar social. Sin embargo, en las consideraciones del decreto presidencial de 1996 publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), indicaba que: “el horario de verano propiciaría una importante disminución en la demanda de energía eléctrica, así como una reducción en el consumo de los combustibles utilizados para su generación, lo cual, a su vez, contribuiría a disminuir la emisión de contaminantes”. Iniciaría anualmente el primer domingo de abril para concluir el último domingo de octubre.

El planteamiento del presidente AMLO de eliminar el horario de verano no ha sido el único. Ya en el año 2000, después de voces en contra de este cambio, bajo el argumento de que afectaba ciclos biológicos y las horas de sueño, sin tener en realidad impacto positivo, la Secretaría de Energía pidió a la UNAM realizar un estudio para determinar si realmente favorecía al ahorro de energía.

Para realizarlo, se analizó el impacto en varias áreas de interés: comercio, educación, familia, medios de comunicación, salud, seguridad pública, agricultura, industria, tiempo libre, etc. Asimismo, se realizó una encuesta en más de 416 localidades de México. Los resultados arrojaron que realmente para aquella fecha, tenía un impacto positivo, porque afirmaban que no afectaba la salud, ni el aprendizaje de las personas ni la seguridad. Reduce el impacto en el medio ambiente, favorece el turismo, las telecomunicaciones y transacciones internacionales.

La confusión que tuvo la sociedad con el horario de verano fue el pensar que el ahorro se vería reflejado en la factura de los pagos de luz, que en realidad fue mínimo, ya que las tarifas eléctricas iban aumentando con cada año. Por tanto, la mala información del gobierno y la difusa comprensión de la sociedad, provocaron esos desacuerdos.

Sin embargo, después de 26 años de haberse implementado la medida, es aceptable que el actual Presidente haya tomado en cuenta el poco beneficio y el mayor daño que provoca este horario de verano en México, por lo que se espera que en ejercicio de las facultades que le otorga la Ley Suprema en el artículo 71, presente una iniciativa ante el Congreso de la Unión, para que previo proceso legislativo se derogue la disposición que estableced el horario de verano, tomando en cuenta que un importante sector de la población, se encuentra expuesta a los riesgos permanentes que caracterizan a la sociedad actual.

Mundialmente, el horario de verano tuvo su origen en el año de 1784, cuando todavía no se contaba con electricidad, Benjamín Franklin, ostentaba el cargo de embajador de Estados Unidos en Francia. Envió una carta al periódico Le Journal de París, para dar a conocer sus propuestas sobre algunas medidas para el ahorro de energía. Los objetivos de su propuesta eran los siguientes: 1.- cobrar un impuesto a las personas que no dejaban entrar luz del sol a sus habitaciones por las ventanas: 2.- equilibrar el consumo de cera y velas; 3.- hacer sonar las campanas de la iglesia, para que todos despertaran a la misma hora.

Con el avance de la tecnología la propuesta evolucionó.

Existieron más inquietudes sobre el mismo tema, por ejemplo, la de William Willett, constructor inglés, quien por el año de 1905, mientras paseaba muy temprano a caballo, se preguntó: ¿cuánta gente estará durmiendo, desperdiciando la mejor parte del día? Su reflexión le permitió dar a conocer su propuesta de cambio de horario en 1907.

Durante la Primera Guerra Mundial, se pretendía el ahorro de combustible y el aprovechamiento de la luz solar para combatir. Estas actividades trajeron como consecuencia que, en 1916, se implementara el primer cambio de horario en Alemania. Viendo que la iniciativa implicaba un ahorro de energía, fue adoptada por Francia, Estados Unidos y España. Luego de la Segunda Guerra Mundial, otros países se unieron a esa iniciativa. En 1973 lo adoptaron los países de la OPEP. En 1974 se establece el horario de verano de manera generalizada en el mundo.

Cuando en nuestro país, se implementó el horario de verano, Baja California, lo tenía establecido desde 1942; Yucatán en 1981, entre otros.

Bien por la eliminación del horario de verano anunciado por el presidente.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias