Vuelve por sus fueros

Vuelve por sus fueros

La guerrera está en pie de lucha. No tiene remedio, esta predestinada a ser genio y figura de la truculenta política mexicana. Su ambición y sed de poder es insaciable. No tiene límites más que los que ella fije. Tras ser exonerada de los delitos que se le imputaron, Elva Esther está de regreso. Vuelve a la carga reclamando lo que considera le pertenece: la presidencia del SNTE de la que se dice despojada.
Protagónica como la que más, desafiante y retadora regresa al tablado del teatro público. Ahora con un nuevo look y vestimenta distinta la que reapareció tras ser “liberada” en la que lució rejuvenecida, que la acercan a su edad real, armó un nuevo acto escénico. Voz en cuello, micrófono en mano, con aspavientos moviéndose en péndulo de un lado para otro arriba del escenario frente a un entusiasta auditorio de simpatizantes aplaudidores, sin ambages reclamó la dirigencia del SNTE. Ante el griterío de sus claques apoyadores seguidos por su clientela que exclamaban “presidenta, presidenta”, declaro ufana y con aires de autosuficiencia, sin ningún empacho: “Sigo siendo la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional, lo que tiene Juan Díaz es la chequera de los maestros. Pero lo que tengo yo es el liderato de los trabajadores”, (Reforma, 23/10/2018). ¡Ay nomás! Teniendo como apoyo a la agrupación “Maestros por México”, la Gordillo que no se resigna a que su otrora cercanísimo colaborador y fiel escudero que le cargaba el maletín, tenga la chequera que ella manejo a su libre arbitrio durante casi un lustro de siglo, llamó a rescatar el sindicato. Aclaro que durante el tiempo de su enchiqueramiento no estuvo retirada, sino que la encarcelaron para debilitar a los maestros. En clara alusión a la destitución como mandamás del Sindicato por órdenes de Peña Nieto, para que dejara de representar un escollo en la aprobación de la reforma educativa.
Transcurrida su segunda aparición pública en esta nueva época como grilla de altos vuelos, dio línea a sus seguidores para que el día siguiente, (martes 23 de octubre) marcharan y se manifestaran en la Cámara de diputados para reclamar que le devuelvan lo que considera le pertenece, la dirigencia del SNTE y la anulación de la RE. La fuerza de la “maestra” según declaraciones de los voceros de su agrupación Maestros por México, que le está haciendo el trabajo para que recupere la dirección nacional del SNTE, es de unos 200 mil profesores, entre los que abundan jubilados. SE ha rodeado de la vieja guardia, muchos que la RE los echo en corrida y otros que la rechazan, apoyan su derogación y de no abrogarse están pensando en el retiro del servicio docente. Estas huestes de apoyadores de la Gordillo se han estado conformado a partir de mayo. El movimiento ha integrado 290 ciudades de 16 entidades, entre ellas Zacatecas. Además de rechazar a la Reforma y reclamar la reinstalación de Elba Esther como presidenta del CEN del SNTE, otras de sus demandas son la defensa de la educación laica y gratuita, gasto educativo del 8 % del PIB enseñanza universal del inglés desde preescolar, escuelas de fin de semana y de tiempo completo; así como la reinstalación de los despedidos por “revelarse contra la ley”, esbozadas por Tomás Vázquez Vigil, lugarteniente de la chiapaneca, según lo refiere el periódico Reforma de este miércoles 23 de octubre.
Pero mientras Elba no para de hacer reuniones y convocar a marcha como la del pasado martes, por su parte el actual dirigente del SNTE, el traidor para la Gordillo y aliado de Peña en la causa de la RE no se queda cruzado de brazos. Su estrategia para afianzar el apoyo mayoritario de los maestros lo finca en tener de su lado a los aparatos seccionales y acudiendo a entrevistarse y cabildear con los gobernadores. Ante estos está solicitando compensaciones a los maestros que han sido evaluados favorablemente. De igual forma negocia mejorar las prestaciones. Su discurso lo centra en que por la vía institucional, esto es sin llamar a movilizar y manifestarse en la calle, los maestros “podrán lograr mejores condiciones laborales y profesionales”, (Reforma, 24/10/2018). Pareciera estarnos diciendo o moviéndonos a inferir que en la pugna entre charros, está la lucha dialéctica entre lo viejo representado por la Gordillo y la inmovilidad que defiende versus lo nuevo de quienes se adhieren a la RE con sus evaluaciones.
Ante el inminente fin de sexenio, las broncas del magisterio las afrontara el próximo gobierno. A Obrador y su secretario de educación Moctezuma Barragán les tocara lidiar con el conflicto que ya afloró entre dos fracciones de charros y la rijosa CNTE que no dará su brazo a torcer en cuanto a que la RE debe echarse abajo y sustituirle enteramente por una nueva ley educativa. Sus métodos de lucha ya conocidos, están muy lejos de “la decencia y civilidad” a los que acostumbran los charros en sus movilizaciones que dicen apegarse a la legalidad y las vías institucionales. Si el clima de agitación en el próximo sexenio incrementa la marea de las protestas y se mantiene y crece la obcecación de Elba Esther porque le regresen lo que considera le fue quitado a la mala, no quedara otra que convocar a un referéndum, a una verdadera consulta con voto universal y secreto entre los maestros para que determinen si la actual dirigencia que encabeza Díaz de la Torre continua al frente del Sindicato o se convoca a un Congreso extraordinario. De ganar el no, Díaz de la Torre permanecerá en el cargo hasta el próximo Congreso del que debe surgir una nueva representatividad con estricto apego a la pluralidad y representación proporcional en el que las carteras (secretarias o colegiados) se conformen en con apego a la fuerza que represente cada corriente o expresión político ideológica.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70