La salud en Zacatecas: atrapada en la inoperancia y visones cortas

La salud en Zacatecas: atrapada en la inoperancia y visones cortas

Una manera de hacer como que se informa sin informar, es soltar una cascada de datos sin el significado debido. Lo que informa no es el dato, sino el significado del mismo. Por ello, si somos bombardeados por datos sobre número de camas de hospital o de consultas, no indica que estamos informados. Esas camas o consultas adquieren significado en un contexto específico. 20 camas o una ambulancia en un pueblo pequeño puede significar el éxito en las pretensiones de asegurar a los habitantes de ese lugar, y los mismos elementos en una ciudad grande puede significar lo contrario: el fracaso de la gestión de salud. Pues bien, estamos ante un informe de salud con muy poco significado. El responsable de salud del estado de Zacatecas, en realidad, no está informando.
Otro tema que es preocupante es que el estado de Zacatecas no tiene ahora mismo forma de ampliar la cobertura de servicios de salud. Puede construir nuevos edificios de hospital, incluso con todo y equipo, pero quien sostiene el pago del personal es la federación. Personal contratado con asimetrías enormes, dentro del fragmentado sistema de salud pública. Podemos verificar médicos familiares en el Seguro Social sin seguro médico para ellos mismos. La salud pública es un engrudo cortado. Pero no solamente es la fragmentación el problema, que además la entidad puede hacer muy poco al respecto, sino el modelo mismo de atención. Veamos.
En Zacatecas estamos en niveles preocupantes de Diabetes. Esa enfermedad, como muchas de tipo crónico, son muy caras. Sin embargo, todo mundo sabe que la forma de atender ese problema de salud es con estrategias fuera de la clínica: medidas estrictas de salud pública. Higienismo. En ese contexto el estado (y hasta los municipios) pueden hacer mucho. La gestión de hábitos sanos y la disminución de comida-basura es algo que se puede hacer sin grandes inversiones. Pero no se hace. Toda la medicina está atrapada en el modelo clínico. Se piensa en hospitales, consultas y recetas. Y la enseñanza igualmente: todas las escuelas de medicina están atrapadas en este modelo que nació en Francia en el siglo 18, pero ahora es inadecuado. Otro caso similar al de la diabetes, es la obesidad y el embarazo adolescente. En los que las cifras para Zacatecas son poco menos que escandalosas.
La reacción de las autoridades sanitarias del gobierno de Zacatecas es otro escándalo por su inoperancia y visiones cortas. No hay ataque a los problemas graves específicos de la entidad, y la inversión se hace en modelos que vienen desde la federación y son insuficientes. Todos los analistas coinciden en que el sistema de salud pública es muy caro y malo. Pero la inercia es como un muro. Las soluciones a la cobertura, como los del seguro popular, ha sido una simulación: inscriben más gente sin ampliar las capacidades de atención. Mientras las enfermedades principales, que deben atenderse con formatos preventivos, siguen creciendo. Mientras las autoridades locales no superen su mirada clínica de la salud, seguirá esta mórbida realidad creciendo como sombra sobre la calidad de vida de los zacatecanos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70