En este proceso electoral, si siembra chile no espere cosechar uvas

En este proceso electoral, si siembra chile no espere cosechar uvas

Inician las campañas electorales y el banderazo de salida motiva también el arranque de estrategias orientadas a la denostación y el desprestigio del adversario; entre tantas tácticas, se encuentran aquellas encomendadas a personajes de medio pelo que en mi consideración, ni siquiera alcanzan el mote de políticos y cuya tarea esencial es promover en las redes sociales, maniobras de enlodamiento del candidato que encabeza las encuestas. Me parece ridículo pretender cambiar una preferencia electoral por la vía de la descalificación, cuando pesa sobre las espaldas de algunos candidatos, una trayectoria por todos conocida y que no nos garantiza, ni de cerca, un México mejor. Me refiero de inicio al candidato del PRI que pretenden vender como la alternativa más viable siendo que su candidatura nace de un proceso de selección antidemocrático y que además, proviene de una administración pública que le ha quedado a deber a todos los mexicanos, incluyendo a aquellos que votaron por el candidato que ahora está pasando a la historia más oscura de la Nación. Meade es por mucho, una posibilidad de retroceder y cualquiera con una mediana inteligencia lo sabe, no es un individuo brillante, ni carismático, ni ciudadano, ni del pan, ni del PRI y, ante tanto cúmulo de grises, el aparato de estado será lo único que lo haga brillar junto con los Reyes del INE, en los cuales no confío para garantizar unas elecciones verdaderamente democráticas, más bien, podría emerger otra sorpresa como la caída del sistema o el aparecimiento de sistemas modernos de simulación electrónica que hagan ganar a Meade, aunque vaya en tercer lugar en las preferencias. Anaya, cae por sí solo, es un empresario que ha demostrado ser corrupto y que necesita del apoyo de otros más corruptos como Diego Fernández de Ceballos al cual nadie le cree aunque ponga cara de hombre lobo con todo y su puro apagado. Ya si no le funciona a Anaya esta maniobra, tiene el apoyo de algunos perredistas, que por cierto, se ven muy mal en los spots, como que van obligados y no se la creen; también están nuestros hermanos indígenas con todo y su nananana pero con la insolencia de no existir propuestas sólidas que garanticen el equilibrio y la justicia para ellos, por lo que tengo el sospechosismo de que solamente son utilizados para los fines políticos del panista que propició la candidatura independiente de Margarita, la de los valores que, a la postre, recabó apenas las firmas para aparecer en las boletas electorales y, cuyo principal contrincante, es el oscuro Felipe Calderón. Nunca votaré ni aceptaré que la ultra derecha se junte con la izquierda, pues como dijo el Señor, al pan, pan y al PRD, PRD; la simple mezcla me genera arqueos, así como si existiera un equipo formado por jugadores del América y de las Chivas al mismo tiempo, prefiero aventarme al vacío. Así las cosas, no me imagino domesticarme ante los embates por encargo de los que pretenden nuevamente vender a López Obrador como un enemigo para México, pues los que ya no creyeron en esa estupidez son los que integran el capital económico mexicano y muchos millones de nacionales que ahora están hasta la madre de tanta inseguridad e inestabilidad económica que generó el actual gobierno y, contra eso, no hay discurso que pueda borrar tantas muertes, pobreza y jodidez generalizada y, provocada, por los gasolinazos, la política económica inexistente y el fallido estado de derecho. Ya el que no lo quiera ver y deseé votar por el mismo partido es porque no tiene madre, padece el Síndrome de Estocolmo y le vale el dolor de tanta gente que no sabe dónde quedaron sus seres queridos, no les importa la desesperación de cientos que ven destruidos sus sueños y sus negocios o el dolor de aquellos padres que han visto truncadas las vidas de sus hijas e hijos. En este sentido, creo que López Obrador lleva ventaja después de tantos años de andar de campaña, con todo y los despojos democráticos que le han inferido en procesos pasados, similar a los equipos de futbol de mi pueblo, juegan como nunca y pierden como siempre. Advierto que no estoy promoviendo el voto por el Sr. López, pues también tiene cola que le pisen ya que con tal de ganar, está subiendo a cada personaje que no sé si le resten o le sumen y, si se equivoca, corre el riesgo de que lo alcance el Bronco, sobre todo si no tiene a los expertos que detecten las artimañas que se están creando para robársela otra vez, pues se ha comprobado que a los candidatos de oposición, se les arrebata el triunfo al fin que no pasa nada, por el contrario, le dan su premio a los que dejan caer los sistemas electorales como a Manuel Bartlett, así que tal vez, el mandamás italiano del INE, al terminar su mandato, podría ser senador por Morena con el paso de los años. En este contexto, está visto de qué pata cojea cada candidato, lo que hay aquí son conveniencias más que preferencias, mentiras más que verdades, diatribas más que propuestas y ya cada quien y su consciencia sabrá si nos conduce por el mismo camino, por otro con nuevos corruptos o si motivamos una oportunidad para generar un cambio de fondo; así las cosas, si se quiere más de lo mismo, no se sorprenda si Usted siembra chile y luego quiera cosechar uvas, ya que al final puro chile le darán. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70