Acusa estudiante transgénero a la UAZ de darla de baja sin justificación

Acusa estudiante transgénero a la  UAZ de darla de baja sin justificación
La estudiante colombiana Camila Jiménez inició una campaña para que la Universidad le permita concluir sus estudios ■ fotos: andrés sánchez y la jornada zacatecas

■ Dice que se le negó el ingreso este semestre a la maestría en la Unidad de Ciencias Sociales

■ La decisión se tomó porque la actitud de la alumna fue irresponsable, afirma director

A través de la plataforma change.org inició una campaña para que la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) permita que la estudiante transgénero de nacionalidad colombiana, Camila Jiménez Sáez, concluya el programa de maestría. Según la petición, fue dada de baja sin justificación, por lo que podría tratarse de un acto de discriminación.

La Unidad Académica de Ciencias Sociales, por su parte, envió un documento a Juan Diego Pérez Matos, vicecónsul de Colombia en Guadalajara, en el que desmiente cualquier tipo de discriminación y detalla diversas faltas en las que incurrió la alumna y que, según la deliberación del colectivo de docentes, ameritan su salida del programa.

Según expuso, mientras estaba en Colombia por las vacaciones decembrinas, se le notificó que había perdido la beca Conacyt, pero decidió cursar este semestre con recursos propios. Sin embargo, al llegar a Zacatecas el director de la unidad académica, Rubén Ibarra Escobedo, le dijo que debía consultar su inscripción con el resto de los profesores porque ya habían comenzado las clases dos semanas antes.

“El asesor de tesis me dice: ‘aquí no eres bienvenida, te la has pasado haciendo nada, tu tesis ya no sirve’. ¿Pero cómo que mi tesis ya no sirve si van tres semestres calificándome con 10? Y entonces me comenta que me estaba haciendo un favor, pero ¿Cómo un profesor califica tres semestres con 10 y dice que es un favor? ¿Dónde está la ética profesional?”, cuestionó.

Aseguró que se le está negando el ingreso este semestre “por mi condición de transgénero, yo inicié (la maestría) como hombre, y a partir del segundo semestre que estuvimos en un congreso en Cuba, yo soy Camila”.

Es decir, Jiménez Sáez indicó que su ingreso a la UAZ fue con una identidad masculina y ya cursando el programa realizó la transición de género, aunque el cambio legal del nombre no lo ha realizado puesto que es un trámite que debe realizar en su país.

Después del cambio de género, señaló que “no hubo una ofensiva directa pero tampoco hubo apoyo, incluso nunca he sido llamada por mi nombre social en la escuela y nunca ha habido respeto con respecto a eso”.

Ante su situación, informó que esperará la resolución de la Conapred, donde se presentó una queja, además de la Corporación Caribe Afirmativo, organismo que busca el reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual e identidades de género, cuyos integrantes ya se trasladan a México para atender el caso directamente.

Por su parte, Rubén Ibarra Escobedo, director de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, desmintió que hubiese algún tipo de discriminación, al grado que ese centro ha tenido alumnos con diversas preferencias sexuales y nunca habo problemas.

“Desde segundo semestre le hemos llamado la atención. En segundo y tercer semestre se inscribió tiempo después y ahora señala que se le está discriminando, pero no tiene nada que ver eso”, dijo.

Para ingresar a cuarto semestre, comentó que la alumna se presentó apenas el 2 de febrero pasado, pero se le notificó que no podía inscribirse porque el 27 de enero la unidad académica informó al Conacyt sobre la vigencia de los estudiantes.

Para atender el caso, el director convocó al colectivo de profesores “y unánimemente me cuestionaron porqué cada semestre había qué darle preferencia, o sea, me regañaron y me pidieron orden en esta unidad. Entonces no lo inscribimos porque el tiempo había pasado”.

“En la Universidad no existe la discriminación por la preferencia sexual y por lo menos en la unidad tenemos el caso de muchos estudiantes que han transitado por aquí y nunca ha habido problemas con ellos”, agregó Ibarra Escobedo.

Aseguró que la decisión de darla de baja obedeció a que los docentes consideraron que la actitud de la alumna fue irresponsable en aspectos académicos y administrativos, no por algo relacionado con sus preferencias sexuales.

“Varias veces recibió llamadas de atención en el sentido de que llegaba tarde, se iba a dónde quería, y en las notas de asistencia de los profesores se observa que en la mitad de las sesiones llegaba tarde. Entonces él le llama discriminación, pero yo le llamo irresponsabilidad de su parte”.

Respecto a esa situación, el director expuso que se comunicó vía telefónica con el vicecónsul de Colombia en Guadalajara, quien le preguntó si la desvinculación de la alumna era permanente o solamente durante el actual ciclo.

La respuesta en ese sentido es que la estudiante podrá reinscribirse en la próxima generación, aunque deberá realizar el procedimiento administrativo en tiempo y forma. En este momento ya no es posible “porque tenemos un mes trabajando y apenas llegó la semana pasada”.

Ibarra Escobedo manifestó, sin embargo, que el reglamento de la Universidad establece que un alumno puede ser expulsado si comete actos de injuria o calumnias, por lo que este es un caso que deberá ser valorado de manera institucional, “porque está acusando de algo que no existe”.

El documento que la Unidad Académica de Ciencias Sociales envió al Viceconsulado de Colombia, expone que Jiménez Sáez incurrió en diversas faltas contra el reglamento del Conacyt al no cumplir con la exigencia de ser estudiante de tiempo completo, así como por inasistencia e impuntualidad en los seminarios.

También se expone que en el semestre enero-junio de 2016 se le brindó apoyo para realizar una estancia de investigación en su país de origen, pero nunca demostró constancias oficiales auténticas sobre las actividades que realizaría.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70