Un rockcito para todos los roles / El Colectivo Zacatecano de Rock en la cultura

Un rockcito para todos los roles / El Colectivo Zacatecano de Rock en la cultura

Como todos los jueves a las tres de la tarde, Lorenzo disfruta de la parsimonia con que se desarrolla la existencia en la apacible plaza de la tierra que dio origen a una de las agrupaciones pioneras del rocanrol zacatecano, The Pokars, la cual logró reconocimiento en Guadalajara a mediados de los sesenta, donde estableció su centro de operaciones. Efectivamente, hablamos de Ojocaliente, que también ha aportado grandes talentos a la cultura de nuestro estado.

‘Flyer’ del primer ‘Día Estatal del Rock Zacatecano’, el 30 de noviembre de 2003. Algunas bandas aún están activas y muy fuertes: Ángel Nocturno, Planeta, Novena Nube, Ixion, Postnecrum y MandragoreLa necesidad por conjuntar esfuerzos para exigir espacios donde expresar su arte motivó a varias bandas a reunirse para conformar un colectivo de rock que vio fructificados sus esfuerzos en 2003, cuando el Instituto Zacatecano de Cultura aceptó sus planteamientos para la realización de foros donde se difundiera la música de rock de aquí –allí estaban David Durón, de Aspid; Lázaro Lechuga, de Planeta, y algunos integrantes de Ansuz, Ussiel, entre ellos– para, de inmediato, comenzar con el primer evento denominado Día Estatal del Rock Zacatecano, el cual se efectuó el 30 de noviembre de ese año en la plaza 450, con la participación de las bandas Novena Nube, Iblis Levanah, Planeta, Ángel Nocturno, Iron Skin, Pietra Santa, Ixion, Postnecrum, Mandragore.

El segundo Día Estatal del Rock fue diseñado para que las bandas tocaran simultáneamente en las cabeceras municipales de Jerez, Río Grande, Villanueva y Zacatecas. El colectivo había crecido gracias a la insistencia de sus fundadores y a la capacidad y dedicación de gente como Felipe, de Iblis Levanah. Para el tercer evento ya estaban conformados en un organismo que iba proponiendo varias alternativas en pro de la cultura, inclusive se contó con la participación de una banda de reconocimiento nacional, Los Estrambóticos, en el palenque de la feria.

En esas fechas, recibí una invitación para asistir a las reuniones del colectivo, y desde entonces, estoy inmerso en las actividades en pro de la cultura del rock. Desde el cuarto Día Estatal del Rock, he transitado como parte integral del colectivo y múltiples tareas se han cumplido; este evento, en especial, fue muy ovacionado por diversos factores; la calidad de las bandas participantes, el escenario, el lugar y la sonorización fueron determinantes para el logro de esta empresa, sólo que algunos detalles menores opacaron el festival, debido al orden de aparición de las agrupaciones.

Para los subsiguientes eventos conmemorativos, el colectivo ya fue partícipe de los gastos que se generaron, a pesar de que Gobierno del Estado tiene recursos para solventar los costos; sin embargo, esto no fue motivo para suspender las actividades, razón por la cual se decidió hacer un colectivo independiente, no corporativo, no institucional, y dar la batalla como propulsores del rock zacatecano, a veces con apoyos de la instancia dedicada a difundir la cultura del rock, en ocasiones con la estricta colaboración de la bandas –en ese lapso, había gente comprometida con el colectivo, gente contestataria y propositiva– que siempre sacaron avante un evento que parecía propiedad de un solo personaje; bueno, parecía que las bandas tuvieran que pagar por tocar en ese festival, amén de la tarifa por ocupar una plaza pública, la sonorización y, en definitiva, mantener este festival con los recursos que el colectivo se agenciaba para su realización.

Eternity, una de las noveles bandas que participaron en la Jornada por el ‘Día Estatal del Rock Zacatecano’Memorias de Ceniza, otra de las bandas ‘acá’ que se presentaron en la Jornada por el ‘Día Estatal del Rock’En el primer día de la Jornada por el ‘Día Estatal del Rock Zacatecano’, Teyra, excelente banda de pop alternativoLa décima primera edición del Día Estatal del Rock, bajo el eslogan de 11 Jornada por el Día Estatal del Rock, dio pie para que varias agrupaciones noveles mostraran su talento, y en verdad que lo hicieron con todo, al lado de algunas ya consolidadas, que siempre lo han hecho con calidad y propuesta, a pesar del inclemente frío que dejó ver grandes ausencias en el circuito estatal. La disposición de Gobierno del Estado para efectuar el evento conmemorativo siempre estuvo al día en aras de presentar un buen espectáculo, con excelente sonorización, luces y un ambiente cordial que mantuvo el ánimo de los participantes, quienes se dedicaron exclusivamente a abordar sus temáticas, sin meterse en la eterna discusión de que si México es un estado fallido o vivos se los llevaron, vivos los queremos, ya habrá oportunidad de afrontar esa realidad palpable aunque sea en otros escenarios y con otros partidos que no sean separatistas, aunque al final todos han resultado iguales que los antecesores, una caterva de ladrones, represivos, prepotentes y demagogos, ni el que va a dar vida se salva, pan con lo mismo.

El Instituto Zacatecano de Cultura no escatimó en recursos para que las bandas ejercieran su aportación cultural, su musicalidad, y la audiencia, aunque en poca escala, pasó una velada que estará presente hasta el próximo año en que, de nueva cuenta, la independencia haga estragos en los cacicazgos y gritemos, a todo pulmón, ¡¡¡Que viva el rocanrol!! Ni un voto al PRI.

La historia de los festivales realizados en forma independiente ha quedado en la memoria de los roqueros que han vivido de cerca la organización de los mismos. Nombrar los homenajeados y disfrutar de un evento que ha costado enormes esfuerzos a las bandas que asisten a las reuniones, por supuesto, ha sido causa de zancadillas, oportunismo, dualidades y, en ocasiones, hasta falta de interés por participar, sin embargo, los que hemos formado parte de este sueño, nos sentimos orgullosos de haber realizado nuestras inquietudes a través de lo que adoptamos como forma de vida, el rock, y no podemos quejarnos de algo que nosotros mismos hemos implementado; sólo los lentos, los comodines, los que no creen ni en ellos mismos podrán lamentarse de no haber sido partícipes de su propia historia.

Empero, de repente surgen los cuestionamientos y, de la nada, se preguntan los que nunca colaboran: ¿Qué ha aportado el Colectivo Zacatecano de Rock a la cultura de nuestro estado?

En primer término, la organización de las bandas de rock del circuito estatal que así lo desean, sin importar sus tendencias musicales, políticas o religiosas.

Asimismo, la difusión de la música zacatecana en los foros de rock, donde se ha mantenido contacto recíproco para esa manifestación, llevando las mejores bandas a Monterrey, a través de culturas populares de Nuevo León, en dos ocasiones; preponderante, la participación de Rubén “Pacal” para esta empresa.

Haggis, una banda noruega que vino desde Oslo para tocar un punk ‘acá’ pastoso, grasoso, energéticoCon la colaboración económica de las agrupaciones que asisten a las reuniones, hemos llevado seis muestras de rock zacatecano al Tianguis Cultural del Chopo, con excelentes resultados. También el colectivo en su conjunto ha recibido a infinidad de banda de carácter internacional, como ha sido el caso de Haggis, que, desde Noruega, trajo su propuesta punk hardcorera a los zacatecanos el 9 de octubre de 2008 al bar Océano. El colectivo ha implementado infinidad de audiciones en plazas públicas, conferencias, diplomados, muestras, programas de radio en varias alternativas por Internet, www.Radiokaosrock.com, Radio Radikal, Radio Zacatecas, Sonido Estrella, La Casita Musical, Radio Universidad Autónoma de Aguascalientes -con el buen amigo Ramón Arredondo-; además, exposiciones y, sobre todo, festivales en foros abiertos, para que la sociedad conozca de cerca la realidad de los músicos de rock en su entorno; pertenezcan o no al colectivo de rock, sean independientes o no, todas las bandas zacatecanas merecen respeto, reconocimiento y la oportunidad de expresar todo el talento que llevan dentro, sus sueños, sus ideales, su valentía para gritarle al gobierno que no están conformes con los acontecimientos en Ayotzinapa, con las estrategias para gobernar, con las reformas estructurales, con la vendimia de los pocos recursos naturales que aún quedaban, con las formas de conducir a la sociedad a la más recalcitrante miseria de que se tenga memoria y su forma de dirigir al pueblo, porque han hecho todo lo contrario, reprimir a la sociedad, vetar, discriminar y asesinar a los inconformes como en los sesentas, en los setentas, y eliminar a los jóvenes contestatarios, diferentes, combativos. Todo eso no lo olvidaremos nunca, porque el rock es así, rabioso, propositivo, artístico y de una madera que no se doblega ante ninguna circunstancia; sólo los que se agachan demuestran que no estaban hechos de la misma madera, que el rocanrol no forma parte de su gloriosa existencia, y vivirán condenados a sus propios deseos, buscando la libertad  en los diccionarios o en las viejas historias televisivas. Demasiado tarde.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70