Gobernanza y post pandemia: una nueva etapa

Gobernanza y post pandemia: una nueva etapa
Con la pandemia el gobierno tuvo que acelerar, cuando no tropezarse, con el proceso de digitalización, es decir, de utilizar las tecnologías de la información para ser efectivo ■ foto: la jornada zacatecas

Nadie puede dudar ahora que las circunstancias ocasionadas por la pandemia del Covid-19 han venido a cambiar, desde aspectos mínimos y cotidianos de nuestra vida personal, como macroprocesos, políticos, sociales, económicos y, no muy tarde, culturales. Entre éstos últimos también están los relativos al proceso mismo de gobernar. Las diferentes perspectivas desde las cuales, distintos gobiernos, abordaron la crisis, también nos dejan lecciones para aprender: la transparencia en la toma de decisiones, los métodos, los indicadores, así como el involucramiento de la ciudadanía, y la apertura institucional, al final importan en el impacto y apropiación de las medidas y políticas. Pero no solo eso: frente a un escenario de resguardo, el gobierno tuvo que acelerar, cuando no tropezarse, con el proceso de digitalización, es decir, de utilizar las tecnologías de la información para ser efectivo, sin actividades presenciales de su cuerpo burocrático. Si bien, muchos procesos y trámites ya habían comenzado o logrado la mudanza hacia tal esquema, la pandemia trajo consigo la necesidad rotunda e inaplazable de trasladar a las burocracias al trabajo en casa y con ello, el aprovechamiento de los avances, o la afectación que vivieron millones de ciudadanos e incluso servidores públicos, para realizar trámites y su trabajo mismo, fuera de las oficinas gubernamentales. Solo por mencionar dos temas ejemplificativos, del cómo, la administración pública tiene retos inmediatos e inherentes a su trasformación.

Ello nos trae a colación el concepto mismo de gobernanza, el proceso que va más allá de la gobernabilidad, que entiende el proceso del gobierno, más allá de las instituciones y las abre a la participación e incidencia ciudadana, a través de conceptos y vías como la colaboración, la corresponsabilidad, la transparencia, la información y la participación deliberativa. Pues bien, luego de la crisis de la pandemia, y aún en ésta (pues a ciencia cierta no sabemos hasta qué punto vaya a perdurar, en una u otra etapa), la administración pública tendrá que construir los mecanismos e instrumentos que le permitan una nueva gobernanza, una que tenga como ingrediente insustituible, la participación ciudadana, más allá de la mera consulta efímera, pasando por un involucramiento permanente, serio y comprometido, de la sociedad, con las decisiones públicas. El reto no es sencillo, y, se está en un error cuando se suele pensar que es un asunto de mera voluntad, menos aún tratándose de sociedades tan desiguales como las que tenemos en la región latinoamericana, en la que, el concepto de “pobreza de tiempo”, derivada de la exigencia que supone la carga laboral, la falta de servicios públicos de calidad, e incluso, la inequidad en las condiciones entre hombres y mujeres, entre otras.

Por ello, para construir esta nueva gobernanza post pandemia, que contribuya a un mejor gobierno, moderno, digital, pero no sólo eso, también accesible, sensible y cercano, más allá de la perorata, se requerirán esfuerzos de creatividad colaborativa, en forma de red y con el objetivo de contribuir inteligente y comunitariamente a acelerar con éxito una transformación que, entre muchas otras, se precipitó con un fenómeno que, aunque los expertos esperaban como el quinto riesgo, no vimos venir y hoy, nos tiene en la inevitable realidad de cambiar para evolucionar con prisa.

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ