La inclusión de los migrantes al desarrollo de Zacatecas

La inclusión de los migrantes al desarrollo de Zacatecas

En Zacatecas es parte de los saberes y los consensos que la contribución de los migrantes es importante para mantener el consumo en la entidad. La cantidad de personas que viven en Estados Unidos y mandan remesas es muy alto, y una vez que se estudió el caso, fue justamente Zacatecas quien toma la iniciativa en la creación del célebre programa 3 por 1. El cual inició siendo 2 por 1. La idea de ese programa fue intentar que parte de la riqueza generada por manos mexicanas en los Estados Unidos contribuyera en el desarrollo de las regiones expulsoras. La estrategia no era mala: que los recursos de migrantes, junto con recursos públicos de los diversos órdenes de gobierno pusieran bases para mejorar las condiciones de vida de las regiones que expulsaron a dichos migrantes. Este programa logró en sus años dorados tejer organización de los paisanos a través de los llamados ‘clubes de migrantes’. Los mejores ejemplos fueron las edificaciones de escuelas, el equipamiento de grupos de música o danza regionales, calles, bordos y, sin duda, templos. La cosa es que no se logró concretar la posibilidad de usar estos recursos en inversión productiva.

Las remesas coadyuvan a mantener la demanda, pero esos recursos no se usan en creación de más riqueza, en inversión. Para esto último se necesita usar otro tipo de recursos y programas. La organización de los migrantes para armar empresas en sus lugares de origen no es cosa fácil, porque no tienen el ahorro suficiente para inversiones individuales y, por tanto, deben ser modalidad cooperantes de inversión; y además, que la persona que invierte no trabajaría el proyecto de inversión emprendido, sino familiares o amigos que serían socios de trabajo. Dos dificultades que implicarían una intervención decidida del Estado para garantizar el éxito de las empresas con esas dos condiciones difíciles. Es técnicamente posible, pero los gobiernos no tienen el compromiso suficiente para hacerlo posible. Luego entonces, esas oportunidades quedan vedadas. Pero ahora mismo el propio programa 3 por 1 fue eliminado. Y solamente han quedado los aplausos a las remesas y el solitario esfuerzo de los migrantes que dejaron su familia y hacen enormes sacrificios para mandar dinero al país. ¿Reconocer a los migrantes es aplaudirles su esfuerzo solitario? O mejor, es dejar que el sacrificio deje de ser solitario y promover un programa para apoyar sus intereses y hacer posible su inversión productiva. No es congruente aplaudir las remesas y desaparecer el 3 por 1.

Zacatecas es un estado binacional al cual le es esencial incorporar a los actores del territorio que, sin embargo, están fuera de él. Hay un déficit importante en políticas que tengan ese objetivo: su incorporación desde la distancia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ