Carta a los candidatos y sus equipos

Carta a los candidatos y sus equipos

Me cuesta trabajo redactar este texto en calidad de ciudadano, porque me cuesta trabajo creer que me crean ciudadano imparcial quienes me conocen, me leen, me ven o me honran con su amistad en redes sociales. Efectivamente, soy un ya no tan joven y no tan encumbrado político, que ve en la política la concepción más amplia y hermosa de relacionarte con otras personas para hacer de un determinado espacio, algo mejor. Algo que de frutos.

Sin embargo, desde mi concepción como ser humano, la vida me dotó de capacidades, que al cumplir yo 18 años, se convirtieron capacidad de ejercicio y, por lo tanto, me constituí como un ciudadano más de este glorioso país. Por lo tanto, hoy hablo como uno más, como un hombre en la juventud de su edad madura, preocupado y ocupado de lo que pasa en su entorno.

Zacatecas es un estado de grande…por donde se le vea, pero es pequeño en cuanto a posibilidades económicas, cerca del 50% de los trabajadores pertenece a la nomina gubernamental o universitaria, la política, por lo tanto, lo es casi todo. El destino de cientos de miles de familias las decide hasta cierto punto el gobernador en turno y con él, su equipo de trabajo, su partido y a veces hasta su familia y sus amigos. Si el gobernador en turno es atinado y selecciona bien a su equipo, hay muchas posibilidades de darle rumbo a zacatecas y de estirar la cobija para que a todos alcance. La obra pública, las compras, los servicios, las vacantes de trabajo…prácticamente todo lo decide el gobierno y el gobernador, por supuesto.

Los párrafos anteriores pretenden exponer los antecedentes de lo importante que es cada proceso electoral en zacatecas, cada 6 años (en este caso 5) para todos. La sociedad zacatecana, pequeña, se vuelca combativa a promover a su candidato y a su proyecto: si el ciudadano “X” está contemplado en circulo del candidato “Y”, y tiene posibilidades de ser beneficiado o contemplado para un encargo, es imposible que el ciudadano “X”, se desista de cambiar de opinión incluso si un ciudadano “Z”, lo entera con argumentos que su proyecto (ahora el del candidato del ciudadano Z) es mejor. Simplemente en zacatecas, por los intereses que despierta el proceso y por lo que se juega en el mismo, no hay espacio para razonar el voto, por lo menos no para hacerlo en beneficio del bien común, no para que se beneficie el estado y la calidad de vida de todos se vea incrementada: “es suficiente con que yo esté bien y me conformo con que a mí me toque”.

Es genuino y muy legitimo pensar así, en este país hay que sobrevivir como sea, pero no es lo ideal; y no lo es porque son los propios candidatos y sus equipos los que promueven la división social, son ellos los que comprometen a los sectores, los que corrompen a los lideres sociales, los que amenazan a la burocracia y son ellos mismos los que caldean los ánimos electorales para “mostrar musculo” y hacerse de mas adeptos, de más simpatizantes, pero sobre todo de más lacayos.

El proceso electoral ha comenzado con el pie izquierdo, en zacatecas hay claramente dos equipos, o dos polos o dos proyectos constituidos obligadamente por alianzas o coaliciones con quienes no se comparte ideología. Los damnificados de los procesos internos de estos dos polos, son solo la muestra de una lucha encarnizada que se gesta ahora al interior de los partidos políticos, para salir el año que entra a la calle e impregnar a la sociedad y a sus familias de enjundia, en el mejor de los casos, pero también puede ser de odio, de rencores y de calamidad, si no se cuida por parte de los candidatos y de sus equipos las campañas electorales. El contexto que vive México y por supuesto Zacatecas es complicado, fue un año terrible, estamos en luto y en duelo permanente y al mismo tiempo, la economía está mal, cada vez peor, no hay empleo, los negocios cierran, las personas enferman y algunas mueren y encima de todo esto, tenemos que escoger de entre los candidatos, al menos peor.

Señores candidatos y equipos que los acompañan, sería mucho pedir un poco de empatía con la sociedad que generosamente les paga sus salarios con sus impuestos; ¿pudieran ser tan gentiles de ofertar durante el proceso propuestas y no veneno, división, encono y fobias? Ganen o pierdan recuerden que, para desgracia o fortuna, ustedes al igual que nosotros, aquí vamos a seguir, compartiendo esta maravillosa tierra. Gracias.

El escribano y su familia (Fátima y Diego Espartaco) les desean una muy feliz navidad, aunque las condiciones sean adversas, ni al universo hay que darle el gusto de vernos derrotados en una fecha que, lejos de religiones, es una nueva esperanza por ser un nuevo amanecer. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ