Aprender a convivir con el Covid-19

Aprender a convivir con el Covid-19

Esta semana el Dr. López-Gatell decía en una de sus conferencias que estábamos dentro de una etapa en la pandemia del coronavirus donde teníamos que aprender a convivir con el Covid-19. En lo personal, considero que tiene razón; la pandemia no va a terminar pronto, no podemos bajar la guardia ni relajar las medidas sanitarias, pero tampoco podemos mantener a este ritmo la economía de las familias, por lo que no queda de otra más que aprender a convivir con el virus.

A pesar de que México ha actuado oportunamente y con tiempo suficiente ante la contingencia sanitaria y que, gracias a eso, no estamos en el peor escenario como fácilmente podríamos estar, es decir con un sistema de salud colapsado, cada semana tenemos nuevo record de contagios y de muertes a causa del virus; pero, la ciudadanía ya necesita buscar su sustento y retomar muchas de las actividades económicas que han estado pausadas.

Aunque los contagios no hayan disminuido como se esperaba para estas fechas, muchos ciudadanos y ciudadanas, sobre todo los que día a día tienen que buscar el sustento para ellos y sus familias, ya no aguanta más; la mayoría de los comerciantes han sido responsables y solidarios con las medidas sanitarias, pero ya les urge abrir sus negocios y vender sus productos; de igual forma los prestadores de servicios. Para muchos, o mejor dicho para la mayoría de los mexicanos la situación económica causada por el coronavirus ya es bastante crítica. En muchos lugares la población se ha visto obligada a arriesgar su salud y la de los demás, por buscar su sustento diario. Las autoridades municipales y estatales han tenido que tomar distintas medidas, algunas hasta improvisadas, con tal de aflojarle un poco la soga en el cuello a la población. Bajo estas circunstancias entonces se tiene que ir sobre llevando la pandemia a otro ritmo.

¿Que implica aprender a convivir con el covid-19? Primero que nada, hay que decir que, en mi opinión, de acuerdo a las cifras actuales de contagios y muertes en México, no hay mejor forma de enfrentar la pandemia más que la de continuar con la sana distancia, el aislamiento social y tratando de desarrollar las actividades económicas esenciales, aunque este último aspecto es el que le preocupa a la población; entonces, convivir con el virus no significa que todo eso se tenga que hacer a un lado o desechar y que se viva de manera normal; sino que más bien, hay que ajustarnos a los lineamientos de la nueva normalidad pero aceptando que como mexicanas y mexicanos somos más vulnerables al coronavirus, no por cuestiones de como se ha tratado la pandemia en nuestro país por parte de las autoridades, sino por el ritmo de vida y el tipo de salud que cada individuo tenemos. El aprender a identificar nuestras debilidades ante el virus nos permitirá a convivir con él durante ésta pandemia que aún se alargará más.

Si no podemos evitar salir a la calle, si tenemos que ingresar a cierto local comercial, si nos es imposible no convivir con determinada persona o grupo de personas ya sea por cuestiones familiares o laborales, si no es posible continuar con los negocios y comercias cerrados, si es necesario rehacer en cierta forma nuestras actividades económicas; pues entonces vivamos lo más apegado posible a la nueva normalidad, eso implica que todas las recomendaciones que se han emitido para reducir los contagios se tienen que volver parte de nuestra vida, y no pretender cumplirlas a medias solo porque las autoridades nos lo dicen, no hay de otra, tenemos que adoptar esas medidas porque ya serán parte de nuestro ritmo de vida por un tiempo indeterminado.

Una parte fundamental de saber convivir con el virus, es cambiar totalmente los hábitos alimenticios para de esa forma cambiar nuestro estado de salud, a México le ha pesado bastante los altos índices de obesidad, hipertensión y diabetes, entre otras; esas enfermedades han sido las causantes de que las cifras de mortalidad de covid-19 en nuestro país sean muy elevadas. El virus llegó para quedarse y el buen estado de nuestra salud ya no puede ser una opción o un privilegio.

El Dr. López-Gatell ha sido muy claro en varias conferencias recalcándole a la audiencia que el uso de cubre bocas, el lavado de manos frecuente, el saludo a distancia y la sanitización de espacios debe ser ya un hábito para la población, actuemos como si todas y todos estuvieran infectados y como si el virus estuviera en todas partes.

La pandemia se prolongará hasta que haya una vacuna, mientras eso pase el virus no puede andar por ahí sin ningun detenimiento o impedimento, tampoco lo podemos eliminar, entonces la única opción es cambiar nuestro ritmo de vida para convivir con el virus y hacerlo más inofensivo.

Usted puede coincidir con mi opinión de manera total o parcial, puede también disentir completamente de ella, es mi responsabilidad decirle que es una opinión que hago basado solamente en lo que percibo. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ