Las prioridades del campo no son las mismas que en la ciudad: ganadero

Las prioridades del campo no son las mismas que en la ciudad: ganadero
“Los animales no dejan de comer y el campo no deja de tener necesidades”, afirmó el ganadero Ignacio Dávila n foto: cortesía

No se han detenido labores en este sector, a pesar de las bajas ventas que se han presentado

El ciclo de siembra inicia en un mes; quienes tienen sistemas de riego ya están en proceso

Hay preocupación por los programas sociales de gobierno que “han ido desapareciendo”

 

“En el rancho no ha cambiado mucho, de hecho las actividades en los ranchos siguen, porque los animales ni dejan de comer y el campo no deja de tener necesidades” afirmó Ignacio Dávila, ganadero del estado, ante la crisis sanitaria.

En los pueblos, la gente que se dedica a la agricultura o ganadería es difícil que dejen de trabajar, mas el problema recae en que el consumo o compra de sus productos; “por ejemplo, la venta de ganado está en sus niveles más bajos de precio”, éste ha bajado entre un 20 y 30 por ciento.

Debido a que las empacadoras, que es donde se mata y procesa al ganado, sí dejaron de trabajar, no hay mercado ni ventas justas “el precio se fue abajo, 30 por ciento más barato que lo que se comercializa normalmente”.

Incluso quienes producen ganado puro o de calidad es vendido a precios muy bajos o directamente a carnicerías.

El sector rescatable sería, nada más, el de procesamiento de lácteos, ya que “es un producto perecedero; la leche si no la arreglas de un día para otro se echa a perder”.

A pesar de la pandemia, agregó, la preparación del campo para sembrar no puede detenerse, por lo que la gente está en proceso de arar sus tierras, para el ciclo de siembra que inicia en un mes; mientras aquello que tienen sistemas de riego ya están en proceso.

La principal preocupación de este sector gira más en torno a los programas sociales por parte de gobierno que han ido desapareciendo y a lo económico; “un amigo dijo ‘yo estoy más preocupado por mis animales que por el pinche virus (sic)’, porque de eso vive, de vender sementales, de vender vaquillas, y si no hay quien le compre a precio justo, ese sí es problema”.

Enfatizó en “cómo vamos a salir de la crisis para poder vender nuestro ganado y comercializar los productos, cuáles son las vías y los precios justos”.

En este sentido, acusó que “el campo es prioritario, y a mí se me hace que en esta situación lo dejaron al último”, y “no hay apoyos para lo que es agricultura y ganadería, de ningún tipo”.

Ante la contingencia, comentó, la población “como aquí no hemos visto realmente el problema del coronavirus, como no se ha visto la infección, hay gente que no cree” y le atribuyen la situación al gobierno, para quitar apoyos, o a empresas farmacéuticas, para incrementar precios en sus productos.

En ese mismo tenor, las personas “andan pa’ arriba y pa’ abajo como si nada”; si bien, después de los primeros contagios las personas acataron las medidas de seguridad, “hace ocho días, haz de cuenta que esto está libre”.

Dávila reiteró que el campo no puede parar, pues tiene temporadas y la tierra debe prepararse, y la ganadería tiene que seguir, ya que los animales, aunque no se vendan, tienen que seguir en “engorda”, comiendo, por lo que las prioridades no empatan con las de la ciudad.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ