Andrés Manuel y su estrategia a su “oposición”

Andrés Manuel y su estrategia a su “oposición”

Andrés Manuel López Obrador es un político que desde su incursión en la vida política y pública ha sido atacado con todo el poder mediático e incluso con todo el poder del Estado por representar lo que representa: un cambio no solamente en el quehacer político, sino una transformación en la administración pública.

Durante su encargo como Jefe de Gobierno en el antes Distrito Federal, la derecha representada por el PRI y el PAN, emprendió una feroz embestida en contra de lo que representaba (un peligro para sus propios intereses) y para la democracia concebida desde estos mismos. Para aquel entonces, el ahora Presidente, era más joven y por ende sus reacciones ante los ataques eran distintas.

Más adelante ante su candidatura y posible triunfo fue declarado por todos los medios de comunicación al servicio del poder y con mayor audiencia, en aquel entonces la televisión, la radio y medios impresos, como un peligro para México, algunas de sus reacciones fueron agresivas y esto ayudó a sus oponentes a fortalecer el discurso en el que lo mostraban como un personaje peligroso y agresivo.

Para el proceso electoral del 2018 Andrés Manuel demostró haber estudiado la estrategia de sus contrincantes para denostarlo, las redes sociales jugaron un papel importante antes, durante, después e incluso ahora continúan siendo una herramienta necesaria para no solamente contrarrestar los ataques, infamias y fake news, sino que han traído consigo un nuevo modelo de comunicación política para el ejercicio del poder y de la administración pública.

Durante el proceso electoral Obrador lanzó una campaña en redes sociales, siendo el único candidato que no pagó publicidad, enfocada a contrarrestar los ataques y los intentos por desgastar su imagen y su proyecto, librando todos y cada uno de ellos de una forma burlesca y que inmediatamente se convertían virales tanto en las redes como en los medios de comunicación. Algunos ejemplos como el del apoyo ruso a su candidatura y su respuesta en un puerto en donde supuestamente esperaba un submarino con oro ruso para su campaña terminaron orillando a la desesperación a quienes ostentaban el poder a tal grado de que enviaron personajes a otros países como Venezuela para realizar pintas en las que se leían leyendas en las que se buscaba hacer creer que su proyecto de gobierno tenía la intención de convertir a México en Venezuela, un país que enfrenta una situación política y económica derivada de sus grandes riquezas naturales y de los intereses de otros países como Estados Unidos.

Cada una de las respuestas que López Obrador brindó a los ataques de sus contrincantes le brindó aún más popularidad en un país en el que el internet brindó sus frutos, una ciudadanía que se alejaba de los medios de comunicación tradicionales y emprendía hacia la incursión en el mundo de las redes sociales para informarse y participar desde este plano en el ámbito político y público.

Las entrevistas en los medios tradicionales nos mostraron a un actor político maduro, prudente y mesurado que no lograron sacar de sus casillas con los ataques como en otro tiempo habían hecho. Actualmente como presidente ha hecho uso de la misma estrategia para desviar la atención de los ataques que la ahora oposición emprende semana con semana tras cada acción de gobierno implementada.

Ante cada intento por generar un rechazo hacia sus acciones y políticas de gobierno, el Presidente emplea una estrategia en la que la oposición cae inocentemente y pierde la cabeza y su tiempo demostrando su falta de mesura y de estrategia. Durante semanas dedicaron su tiempo a intentar generar rechazo ante la creación del INSABI, una institución que traerá cobertura médica gratuita a millones de mexicanos, y cuya inventiva por sabotearla terminó siendo desviada por una declaración del presidente en donde menciona un interés por rifar un emblema de la corrupción de los neoliberalistas, el avión presidencial. Ante este señalamiento la oposición olvidó por completo su anterior ataque y han perdido semanas en intentar hacer quedar en ridículo al presidente por haber señalado dicha ación, olvidando por completo que el gobierno y el proyecto de la cuarta transformación siguen avanzando con resultados palpables como la disminución de la percepción de la corrupción entre la población gracias a dichas acciones.

La oposición hasta ahora ha sido víctima de estrategias que ellos implementaron, a diferencia de las suyas en las que inventaban historias, detenían a capos de la droga y generaban crisis entre la población con la inseguridad, el ahora presidente se burla de ellos proponiendo una rifa mientras él continúa con la transformación de México.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ