México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto – El pan y su iniciativa pro vida (primera parte)

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto – El pan y su iniciativa pro vida (primera parte)

Toledo ¡el sí! Uno de los más grandes
In memoriam.

 

En nuestra última colaboración, prometimos que analizaríamos el anuncio que hace algunas semanas hiso la directiva del PAN en el entorno estatal, sobre la LEY PRO VIDA – si mal no recuerdo – en donde el punto central sería el de la prohibición del aborto, que es básicamente uno de los 3 elementos centrales de la propuesta progresista, junto con el apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo, y el de permitir el uso para fines lúdicos de la mariguana.

Según entiendo dicha iniciativa que anunciaron, aun no se ha presentado – que yo sepa – pero si se prometió que sería un freno para detener – como ya lo hicieron en el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo – la agenda progresista que según ellos apoya con todo el aborto, como si la izquierda estuviera a favor del aborto – así literalmente – lo cual está muy lejos de ser el caso.

La izquierda, y quisiera comenzar por comentarlo y hacerlo con toda claridad, NUNCA HA ESTADO A FAVOR DEL ABORTO, DE LO QUE SE TRATA – QUE LES QUEDE MUY CLARO – ES DEL APOYO A LA DESPENALIZACION DEL MISMO, es decir que las mujeres tienen que tener todo el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, y no pueden ser – además del trance que están viviendo al tomar la decisión – penalizadas hasta con cárcel por haber decidido terminar con un embarazo no deseado dentro de los límites del primer trimestre de gestación.

Entre las barbaridades que declaro la representante o dirigente del PAN en el estado, una de las cosas que más me llamo la atención es que insistiera que se trata de prohibir el aborto, pero no penalizar a las mujeres que se encuentran en una circunstancia como esta.

¿Cómo? Déjenme entender por qué esto implica de fondo una contradicción, están contra el aborto, pero cuando la ley se enfrente a uno, es decir a un aborto, que se va a hacer – solo pregunto – regañar a quien decide abortar ¿o qué? Es claro que su propuesta implica penalizar el acto, porque ellos entienden que es la única forma de evitarlo, es decir que se penalice el aborto como medida intimidatoria para toda aquella mujer que se atreva a realizarlo, es decir como una medida coercitiva, o al menos así lo entiendo.

De otra forma no se puede comprender que es lo que realmente pretenden con esa ley que tratan de impulsar bajo el termino de PRO VIDA que claro seguramente es otra de las mil recomendaciones que las jerarquías eclesiásticas les hace a sus feligreses o portavoces para seguir influyendo en lo que no tendría que ser su campo de acción: El Estado. Las iglesias – todas – pero principalmente la católica, tendrían que predicar a sus fieles – solo a sus practicantes – para desde el pulpito intentar disuadirlos a que de presentarse un embarazo no deseado, eviten la interrupción porque así lo define su fe y sus creencias, o si quieren por que se irán al infierno de decidir por ese camino, pero de ninguna forma tratar de meter estas ideas en la contraparte que es el de un Estado Laico – así con mayúsculas –

El tema del aborto implica una discusión seria donde la Iglesia tiene al menos escuchar los argumentos de otros católicos – como es mi caso – practicantes y convencidos de su religión. Esta discusión; como hemos escrito anteriormente, se parece un poco a la que se dio hace ya casi un siglo sobre en qué momento muere una persona, por que a mediados del siglo XX la tecnología permitió que una persona con serio daño físico y cerebral siguiera “viviendo” por qué su corazón seguía latiendo y por qué seguía respirando – artificialmente y con ventilación asistida – y por qué las constantes vitales seguían ahí presentes, todo ello provoco una discusión que termino con la conclusión de que la MUERTE era manifestada por la MUERTE CEREBRAL es decir que si el cerebro dejaba de funcionar, entonces podría diagnosticarse la muerte cerebral y con ella la muerte del individuo aun y cuando el resto de los órganos siguiera funcionando en forma artificial.

Esto fue aceptado universalmente – con los criterios como el de Harvard del 68 – y claro bajo la ley – aunque en muchos países, el nuestro entre ellos no lo haya reflejado con claridad en la constitución – y ha tenido que ser aceptado como un hecho por muchas de las iglesias – la católica incluida –

De ahí vendría la pregunta y la discusión de cuando se inicia la vida, la Iglesia nos dice que desde el momento de la concepción –{ yo no estaría tan seguro – por que además es algo que decidieron las jerarquías en algún momento y que no está escrito ni en el antiguo ni en el nuevo testamento)pero que es en alguna medida uno de los dogmas que tenemos que aceptar los que nos definimos como católicos, pero no dejamos de tener algunas dudas ya que EL CEREBRO COMIENZA A FUNCIONAR DESDE EL PUNTO DE VISTA PRACTICO el tercer mes de vida intrauterina, que es cuando comenzamos a poder detectar alguna actividad eléctrica cerebral.

Si de la vida es de lo que estamos hablando podríamos poner mil y un argumentos, vamos hasta en el cabello que nos cortamos periódicamente existe vida y todos estamos conscientes que con la tecnología con la que se cuenta hoy en día, podemos retirar un fragmento de la piel sin causar ni si quiera una herida y de esas células que están vivas podríamos eventualmente cultivar los órganos de la propia persona o incluso un CLON como ya se ha hecho con algunas especies animales.

Vamos a poner por delante otro ejemplo, en el sentido de que si una persona que padece cáncer en alguna parte del cuerpo, a esa persona se le retira no solo las células cancerosas sino muchas células vivas sanas que rodean a la zona afectada y eso – les pregunto – ¿no es atentar con la vida? O bien si de lo que hablamos es de un SER VIVO, ahora pongamos el ejemplo de una etapa posterior a la fecundación – la del ovulo por el espermatozoide – a la que conocemos con la etapa de la MORULA, ahí tenemos 2, 4, 8, 16 y así sucesivamente múltiplos de CELULAS no de un ser vivo sino producto de la reproducción en muchas células del ovulo fecundado. En esta etapa que se encuentra dentro del primer mes del embarazo, no hay un feto propiamente dicho sino un conjunto de células idénticas unas con las otras, que actualmente conocemos como células madre porque podriamos extirpar y de una sola de esas células desarrollar un ser vivo. Aun así las Iglesias las piensan como un ser humano cuando nada de humano hay en el todavía.

Esta discusión continuará…

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ