México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto La Legislatura local y la agenda progresista

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto La Legislatura local y la agenda progresista

Hace una semana y en mis últimas dos colaboraciones insistía – una disculpa por seguir en el mismo tema – del desfiguro de la asamblea local que echó para atrás el tema de los matrimonios del mismo sexo, como ha pasado en otros estados recientemente. Específicamente Veracruz – un estado dominado por Morena- y en el Estado de México – bajo las mismas circunstancias – y comentábamos como la jerarquía católica había influido en forma importante para estos descalabros de la llamada Agenda Progresista.

Pero no todo son malas noticias, hace apenas un par de días en Oaxaca la legislatura de aquellos lugares, aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, donde solamente un miembro de Morena voto en contra.

Es claro que esta es solo una muestra de la completa y absoluta falta de ideología dentro de los partidos políticos, y claro de un compromiso de la erróneamente llamada izquierda con lo que tendría que ser – desde mi particular punto de vista – su prioridad, que es el avance de esta agenda que fue por lo que votamos muchos de los mexicanos que contribuimos a la llamada marejada morena en el pasado proceso electoral de julio del 2018.

Y frente a esta controvertida realidad de lo “que es”, frente a lo que “debiera ser” propongo, para quien estas líneas lea, realizar un análisis del deber ser como punto de enfoque a donde tendrían que dirigirse los esfuerzos de aquellos que se consideraran así mismo como miembros de una organización, un movimiento, o un partido que se suponga de izquierda.

Para muchos de los ideólogos post modernistas, que consideran que esta terminología de izquierda y de derecha tendría que darse por muerta o por olvidada, yo me permito recordar que sigue teniendo vida y que sigue describiendo como de izquierda, mínimamente a aquellos ciudadanos que privilegian el interés de la comunidad frente al propio, y de frente; a una derecha – conservadora o no – que privilegia al YO, es decir a los intereses particulares de frente a los de la comunidad.

A quienes piensan diferente, en este caso a esta clase de derecha que antes he descrito, no se le puede descalificar de manera ninguna manera, ni desde perspectiva alguna, en alguna ocasión comente el haber discutido del tema con un concuño norteamericano que me decía, que desde su punto de vista primero era el bienestar propio y de los suyos – es decir los de su familia cercana – y después el de los demás, y esto es entendible y total y absolutamente valido, pero es una discusión que tendría que seguirse dando y donde muchos entendemos que primero es el bienestar de todos, es decir de la comunidad y después el propio, es decir tratando de olvidarnos un poco del YO frente al NOSOTROS.

No nos meteremos en esta discusión que pasa por el mandamiento central del cristianismo, el de “AMARÁS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS, Y AL PROJIMO COMO A TI MISMO”

A mí nunca me ha quedado duda de que como está escrito pone al prójimo primero y al último al “ti mismo” pero se trata de una apreciación personal.

Como quiera que sea aquellos que nos identificamos con este principio de primero el interés de la comunidad, y que en base a esto nos pensamos de izquierda, pasamos de este pensamiento al del compromiso con todos nuestros semejantes, pero como diría el refrán “por el bien de todos primero los pobres” al que podríamos agregar por el bien de las mayorías, tenemos que velar primero por el bien de las minorías y sus propios intereses.

Y este es el tema del que estamos hablando, la comunidad LGTB es una minería predeterminada biológicamente como hemos insistido, esta semana salta la información de que no existe un GEN homosexual, nadie había dicho que existiera, son una serie de situaciones de la biología que finalmente nos llevan a tener una preferencia sexual determinada, donde desde mi punto de vista, el papel del entorno social juega un rol secundario.

Pero sea como fuere el punto es que ellos TENDRÍAN QUE SER VISTOS CON LOS MISMOS DERECHOS BAJO LA LEY y esto incluye el derecho al matrimonio, a la conformación de una familia y a ser felices.

Si los partidos políticos tuvieran una ideología simple y sencillamente por las raíces de donde nacieron, tendríamos que suponer que MORENA y EL PRD que provienen de las mismas raíces y que se consideran de izquierda, tendrían que tener un compromiso con la aprobación de estos matrimonios y votar a favor de ellos en consecuencia, MC y el PT también se han manifestado como poseedores de este tipo de ideología por lo que su voto tendría que tener el mismo sentido, y frente estarían la derecha conservadora el PAN de esencia católica, y el extinto PES que pertenece a una extrema derecha ultraconservadora de extracción cristiana, y puritana en extremo, y que equivocadamente apoyaron y fueron apoyados por un presidente del que no estamos muy seguros en cuanto a su ideología – fuera de un claro compromiso social, un apego a los valores morales y una honradez incuestionable – y ellos claro tendrían que votar en contra, mientras que el centro ocupado por el VERDE – supuestamente ecologista – y el PRI que nace como un partido nacionalista revolucionario, el primero por su reciente asociación a MORENA, y el segundo si fuera fiel a su esencia votarían a favor.

Esto es lo que debería ser, pero lo que en realidad fue, fue una mezcolanza de un grupo de personajes mediocres, mal preparados, sin ideología, oportunistas, que están ahí para cobrar un sueldo, y que sienten – muchos de ellos – que tienen una carrera política donde el cielo es el límite, votaron al final de cuentas como se les dio la gana sin argumentar su voto ni mucho menos explicarlo.

La agenda progresista es la lucha por la igualdad de la comunidad LGTB en todos los sentidos dentro de la visión de un Estado Moderno, y también es la despenalización del aborto – la próxima semana comentaremos la propuesta próvida del PAN – y la despenalización de la mariguana para uso lúdico y recreacional llevando el tema del uso – y abuso – de las drogas al terreno de la salud y no al de la justicia. El camino para lograrlo es difícil y cuesta arriba, mas con este tipo de legisladores como los que tenemos y con un presidente que prefiere guardar silencio frente a esta agenda.
Pero la lucha la daremos de cualquier manera.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ