24.8 C
Zacatecas
martes, 18 junio, 2024
spot_img

ONU: palestinos se quedan sin bolsas para cadáveres

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Tel Aviv. A los hospitales de Gaza les quedan pocas horas de combustible para generadores, en tanto el agua y otras provisiones críticas se han agotado o lo harán en el curso de 24 horas, de acuerdo con Naciones Unidas. Egipto advierte que la ayuda para la franja sitiada está atorada en la frontera, como resultado de que Israel no coopera.

- Publicidad -

La ONU y grupos pro derechos humanos han suplicado que se abran por completo líneas de vida con Egipto, señalando que el sitio total del enclave por parte de Israel significa que los alimentos, el agua y los suministros médicos están llegando a niveles peligrosamente bajos. Como la única planta de energía de Gaza se apagó hace cinco días, muchos temen que las unidades de cuidados intensivos quedarán a oscuras y que los médicos tendrán que apagar incubadoras y ventiladores al agotarse la provisión de diésel para alimentar los generadores de respaldo.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos comentó a The Independent que algunos civiles han recurrido a beber agua de mar y agua sucia al agotarse por completo la provisión de líquido potable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que Gaza está a menos de 24 horas de una verdadera catástrofe.

Esto ocurre mientras miles de palestinos se desplazan hacia la frontera sur, entre Gaza y Egipto, para escapar de una probable invasión israelí por tierra en el norte, en tanto cientos de ciudadanos extranjeros también se concentran en el cruce de Rafá.

Además, el primer ministro británico, Rishi Sunak, confirmó que seis británicos han muerto y 10 se encuentran desaparecidos después del pogromo realizado por Hamas en Israel.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, prometió hacer cuanto pueda para liberar a los rehenes capturados por Hamas que, según su gobierno, son 199 y también amenazó a Hez bolá e Irán de que no pongan a prueba a su nación con ataques en la frontera norte con Líbano, entre temores de que el conflicto pudiera extenderse hacia otro frente.

Asimismo, el presidente estadunidense, Joe Biden, expresó que Israel tiene que ir tras Hamas, pero que sería un gran error que sus fuerzas ocuparan Gaza.

Pese a la creciente catástrofe humana y a una probable invasión israelí por tierra, Egipto indicó que en su frontera están atorados suministros vitales.

El ministro egipcio del Exterior, Sameh Shoukry, apuntó a Israel como culpable, al manifestar: No ha adoptado una postura para abrir el cruce del lado de Gaza, a lo que no hubo comentarios del gobierno israelí.

Es esencial que se permita movilizar sin demora la asistencia para salvar vidas a través del cruce de Rafá, consideró la agencia humanitaria OCHA de Naciones Unidas en un comunicado, y anunció que su titular, Martin Griffiths, viajará este martes a El Cairo.

En total, por lo menos 2 mil 808 palestinos han perecido y 10 mil 850 han sido heridos desde que Israel lanzó el bombardeo más intenso de la historia, hace poco menos de una semana. En esa cifra están incluidos más de mil niños, según el grupo internacional de observación Defensa para los Niños de Palestina, el cual precisó que esta cifra significa que aproximadamente se produce la muerte de un niño cada 15 minutos.

Los feroces ataques son la respuesta al ataque mortal realizado la semana pasada por militantes de Hamas, que cruzaron hacia el sur de Israel y dieron muerte a más de mil 400 personas, lesionaron a miles más y capturaron rehenes. Las fuerzas armadas israelíes han prometido una respuesta sin precedente a un ataque sin precedente de Hamas, admitiendo, en una serie de entrevistas con The Independent, que han sido los ataques aéreos más feroces jamás llevados a cabo. También han alertado que una invasión por tierra es inminente.

En Gaza, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos resaltó que la cuota mortal de la embestida era tan alta que Gaza se está quedando sin bolsas para cadáveres. En la ciudad más grande del enclave, médicos entrevistados por The Independent declararon que los anfiteatros están saturados de cuerpos y se les ha tenido que apilar contra las paredes. Compartieron videos que muestran a autoridades usando buldóceres para cavar de prisa fosas comunes de emergencia donde sepultar docenas de cuerpos.

En el hospital Al Aqsa, en el centro del país, médicos describieron cómo se almacenan los cuerpos en camiones frigoríficos para alimentos. Un joven que solicitó no ser identificado reportó que ha visto en el trayecto hacia el sur del país que las autoridades entierran a los muertos sin familiares o amigos presentes, pues no hay tiempo y no queda nadie que los sepulte.

El problema es que la gente tiene miedo de ir a los cementerios, explicó.

Ghassan Abu Sitta, prominente cirujano británico palestino que trabaja con Médicos sin Fronteras en el hospital más grande de Gaza, Al Shifa, donde también se ha dado refugio a 35 mil personas, contó que unas 50 familias han sido destruidas por completo porque la gente busca refugio con parientes durante el pesado despliegue. Por eso no queda nadie para enterrar a nadie.

Ahmed al Mandhari, director regional de la OMS para el Mediterráneo oriente, informó a reporteros que a Gaza le quedan unas 24 horas de agua, electricidad y combustible y que se acerca a una verdadera catástrofe.

Israel ha ordenado que los civiles palestinos evacuen hacia el sur, en previsión de una inminente ofensiva por tierra, acción que la ONU y los grupos pro derechos han dicho que podría constituir el crimen de guerra de transferencia forzada. Más de un millón de personas han sido desplazadas y las poblaciones del sur están ahora a más del doble de su capacidad, en tanto miles de desplazados han tratado de llegar hasta Egipto.

En el hospital Kuwait, en la ciudad sureña de Rafá, el jefe médico Suhaib al Hams destacó que ha tenido que pedir a su personal que haga caso omiso de las órdenes israelíes de evacuar la instalación, porque la capacidad está rebasada y no tienen adónde llevar a los pacientes. En total, 22 hospitales en Gaza han recibido la indicación de los militares israelíes de evacuar, de acuerdo con la OMS, lo cual podría constituir una violación del derecho internacional.

El hospital es el más grande de la región; hay docenas de trabajadores médicos y pacientes. ¿Cómo vamos a movernos?, preguntó el doctor Al-Hams, y añadió que ha pasado ocho días seguidos en el hospital. Con tantos lesionados que atender, no ha podido siquiera visitar a sus tres hijos, quienes resultaron heridos en un reciente ataque con bombas. Jamás en mi vida había visto algo así, y no puedo expresar lo que he visto. Me he quedado sin habla. Tenemos un flujo continuo de pacientes. Suplico al mundo: no nos abandonen, imploró.

Los esfuerzos diplomáticos por obligar a un cese del fuego –para permitir que ciudadanos extranjeros, entre ellos británicos y estadunidenses, puedan marcharse, y que pueda llegar ayuda a Gaza– han fallado. El contralmirante Daniel Hagari reiteró en una reunión que no hay un plan de cese del fuego en Gaza. Continuamos nuestra guerra contra Hamas, esa organización criminal que cometió (los ataques contra israelíes).

En las primeras horas de este lunes, fuerzas de seguridad egipcias anunciaron un acuerdo para abrir el cruce y permitir que la ayuda llegue al enclave. Sin embargo, la oficina de Netanyahu aclaró después: Por ahora no hay ninguna tregua ni ayuda humanitaria en Gaza a cambio de permitir la salida de extranjeros.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -