14.7 C
Zacatecas
lunes, 24 junio, 2024
spot_img

Contraforma

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SARA AUDIRAC •

La Gualdra 621 / Artes visuales / Poesía

- Publicidad -

Poemas de Sara Audirac e ilustraciones de Nidia Arellano

 

Alquimia

Alquimia. Ilustración de Nidia Arellano

Soñé mis lágrimas 

-metales pesados incoloros- 

Yo era un cuerpo en alquimia 

El quinto elemento  

de        tus       versos 

 

Lamías mi rostro 

Vencido 

Destilado 

Mientras yo me vaciaba 

tú llenabas tu taza favorita 

 

—Hice café— dijiste

 

¿Cuánto futuro cabe en un sueño? 

 

Ellos crecen

Su pequeño cuerpo acuático

que nadaba en colores

dentro de mí

abrió paso a su anatomía terrestre:

 

Erguidos y valientes

ellos aún saben regresar al mar

                                                        y pintarlo

 

Contraforma

Ellos crecen. Ilustración de Nidia Arellano

Ella tenía un nombre

que me gustaba pronunciar 

en soledad

Lanzarlo al aire

y luego

aspirarlo lentamente

letra por letra

curva y trazo

 

Ella tenía un nombre

Era sutil, líquido, azul

canto de ruiseñor

de sirenas, de alabanzas

 

Ella tenía un nombre

Apenas ayer lo dije

sentada en la orilla de los recuerdos

que construimos en piedra caliza

 

Ella tenía un nombre

yo lo estampaba en papeles

con mi torpe caligrafía 

y formaba corazones

Me atrevía -puerilmente-

a unir nuestras iniciales

en su contraforma

 

Ella tenía un nombre

que ha sido pronunciado

millones de veces

en cientos de lenguas

en tiempos remotos

en tiempos eternos

 

Tu nombre

esa tormenta perfecta

arrullo de luz y vida

ese sonido burbujeante

que se desliza en el olvido

 

Ella tenía un nombre

lo tengo en la punta

de los dedos

 

Su nombre

Tu nombre

en la punta

de los dedos

 

Otras rutas migratorias

 

Los pájaros no distinguen los reflejos

si ellos ven el reflejo de un árbol

pensaran que es un árbol

y volarán hacia él

 

Otras rutas migratorias. Ilustración de Nidia Arellano

Si le hablas a mi piel

y le enseñas un lenguaje nuevo

con la cadencia de tu cuerpo

que no conoce 

puntos finales

 

Si siembras la palabra

ternura

y me hablas de aquel romano

que sepultó a su mascota y escribió en su epitafio

“A Helena, hija adoptiva, alma sin comparación y merecedora de alabanza”

 

Si lees en silencio

mi vientre blando

y tiendes las sábanas

en el día más aciago

 

Yo acabaría el poema

aquí

y volaría

 

El faraón egipcio Samético (siglo VII A.C.) se lanzó a la búsqueda de la primera lengua, y con tal propósito ordenó separar de sus respectivas familias a dos bebés recién nacidos. En ambos casos, su primera palabra fue…

 

Preludio

Antes de nombrar 

a las cosas

ocupábamos el cuerpo

como extensión 

de un lenguaje

 

En la inmensa necesidad 

de ser entendidos

danzábamos

 

Hace cientos de miles de sueños años

alguien dijo «No»

bajo la cúpula celeste

y las palabras 

redondas y perfectas

Alumbraron

 

Lento y continuo camino

de llamar a los peces

por su vestidura 

 

Sabrás que todo responde

a un conjunto de sílabas 

Ruedas dentadas

Corona y piñón

Vocal y consonante 

 

Las palabras germinan y nadan

 

Rosa                               clavel                           hortensia

                   besugo                            trucha                             carpa

 

¿Cómo salimos del silencio?

 

* SARA AUDIRAC / enero 1983. Escritora, publicó su primer novela Reza a tus muertos en el año 2022 con la Editorial independiente Inspira Profundo. NIDIA ARELLANO / enero 1983. Diseñadora gráfica y artífice, preceptora, estimuladora de sentimientos y sensaciones. Ambas nacidas en el Puerto de Veracruz. Son amigas desde los trece años. XX Editorial.

 

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -