12.8 C
Zacatecas
domingo, 14 abril, 2024
spot_img

■ Están enraizados en el proceso de acumulación de capital, por lo que no se les debe combatir

En México, el narcotráfico y la violencia son parte importante de la economía nacional

■ Necesario, superar términos como narco y la personalización de la criminalidad: González

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

En México, el narcotráfico y la violencia son parte importante de la economía nacional y se ha constituido en un “capital criminal” que, al enraizarse en el proceso de acumulación del capital, no se le debe combatir, afirmó Margarita González Hernández, investigadora de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

- Publicidad -

Es decir, dijo que la producción y trasiego de drogas y la violencia “están enraizados en todo el proceso económico y en el proceso de acumulación de capital. Bajo esta lógica, la producción ilegal de mercancías tiene que ver con que es un capital y es un capital que requiere buscar nuevos espacios de inversión para generar ganancias”.

Explicó que, si el “capital criminal” no genera ganancias constantemente, se muere por sí mismo, por lo que todo discurso de parte del gobierno, en sus diferentes niveles, de las instituciones y de los medios de comunicación “está basado en solo una etapa productiva del proceso de acumulación que tiene que ver con la distribución de mercancías ilícitas, principalmente drogas”.

Desde su perspectiva, la narrativa que impera hace creer que la atención sólo debe enfocarse en la distribución de la droga, cuando en realidad es todo un proceso de producción, comercialización, venta y consumo.

González Hernández consideró que es necesario superar términos como narcotráfico y superar la personalización de la criminalidad, en este caso de personajes o de cárteles determinados cuando “en realidad esto se trata de una relación social basada en la generación de ganancias”.

Además, expuso que la violencia y el narcotráfico no solamente se insertan en la economía nacional, sino que también tiene que ver con implicaciones de orden internacional en el “capital criminal”.

El problema reside, dijo, en que este “capital criminal” está asociado a la extrema violencia porque en muchos casos incurren en el despojo de territorios o para imponer ciertas políticas en las comunidades, a diferencia del capital convencional, que invierte en el comercio y la industria.

Comentó que la “economía criminal” está en ascenso no sólo por las ganancias extraordinarias, sino también por el deterioro de las condiciones de la sociedad asociada al capitalismo y el neoliberalismo.

González Hernández señaló que, en el capitalismo, “para que uno sea rico, otros deben ser pobres y deben vender su fuerza de trabajo, es decir, el capitalismo significa desigualdad social, pero en la época neoliberal las contradicciones y las desigualdades son mucho más profundas”.

En ese contexto, indicó que en el “capital criminal” hay una línea muy delgada entre la legalidad y la ilegalidad, pues se inserta en la cadena de valor del ciclo económico en el capitalismo al haber una producción de mercancías, una distribución, una comercialización que genera ganancia y un consumo, cuya ganancia se reinvierte, de manera que no es posible afrontarlo bajo el modelo económico imperante.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -