UAZ: Autofagia Financiera

UAZ: Autofagia Financiera

No necesariamente el desvío de recursos implica corrupción. La relación entre estos términos es compleja: en ocasiones sí se implican mutuamente y en otras no. La corrupción es el aprovechamiento privado de los recursos púbicos, entonces un desvío con fines púbicos no es corrupción. Sin embargo, todo desvío implica una irregularidad, y por lo mismo generará problemas institucionales, sociales o políticos. En el caso de la UAZ, durante varias administraciones rectorales, se realizaron sendos desvíos de recursos: algunos destinados a proyectos estratégicos, otros al pago de impuestos o a la seguridad social; y todos para cubrir el costo de la nómina. Esto explica que la UAZ haya crecido su matrícula estudiantil sin que hubiera un previo incremento en las plazas reconocidas por la Secretaría de Educación Pública. En los últimos 15 años vimos que la institución prácticamente dobló su matrícula y continuó siendo la segunda universidad más barata del país y no recibió los apoyos proporcionales al subsidio ordinario. ¿Cómo fue posible este extraño fenómeno? Pues se tomaba el dinero de la seguridad social de los profesores, lo cual ampliaba el adeudo a la institución responsable de la administración de pensiones y jubilaciones, el ISSSTE, hasta hacerla impagable.

En una palabra, alimentaba su crecimiento desde sí misma: autofagia. La irregularidad se prolongó a tal grado que ahora mismo ha estallado. Se ha hecho insostenible porque varias generaciones de profesores se jubilan y no tienen fondos para soportarse. La causa eficiente de la crisis es la decisión de las autoridades que optaron por pagar nómina con dinero destinado a otra cosa; pero la causa final es la desobligación de Gobierno Federal en varios sexenios con la educación superior en general, y con la UAZ en particular. Porque es notoria la falta de apoyo a la Universidad de Zacatecas respecto a otras universidades estatales del país.

Una pregunta esencial es, ¿ha sido inútil la ampliación de matrícula de la UAZ en los años que mencionamos? (Al grado que ahora mismo llega a los 40 mil estudiantes). Creemos que no. La oportunidad que se ha dado a miles de jóvenes es de un valor inestimable. La ortodoxia purista de ciertos contadores afirma que si no hay presupuesto para plazas no debe hacerse nada, y así conservar la salud financiera de la institución. Eso equivale a afirmar que 15 o 20 mil jóvenes estarían fuera de esa oportunidad. Es un tema polémico, sin duda. Pero el esfuerzo de la Universidad de cumplir con su misión social, a pesar de granjearse esta crisis, no puede no reconocerse. El asunto es que ahora ya es insostenible esta situación. Y el Gobierno Federal y estatal deben responder con su obligación de financiar la educación superior. La falta de visión y responsabilidad de los gobiernos ha sido monumental: no hemos pasado del 30 por ciento de la cobertura en este nivel educativo. Ahora que se aclare toda la situación del desvío de recursos al interior de la UAZ será una oportunidad de ordenar la administración universitaria, por un lado; y por otro, de exigir al Estado que cumpla con su responsabilidad social. Al final, que la Alma Mater de los zacatecanos no tenga que pecar de autofagia para cumplir con la sociedad.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ