Los ex-braceros: entre la injusticia y las promesas que el viento se llevó

Los ex-braceros: entre la injusticia y las promesas que el viento se llevó

Entre las injusticias históricas de México está, sin lugar a dudas, el robo que el Estado Mexicano hizo a 4.6 millones de trabajadores me-xi-ca-nos que fueron a laborar a Estados Unidos entre los años 1942 y 1967, en el famoso Programa Bracero. El gobierno de aquel país hizo los envíos respectivos de los recursos ahorrados por dichos obreros y jamás se reportó a los mismos. En palabras llanas, un atraco y una gigantesca corrupción.

De los 4.7 millones de trabajadores originales, se calcula que aún viven 3.2 millones, aunque por razones obvias, su tasa de mortandad es altísima. Sin embargo, la voluntad de lucha por lo que justamente les pertenece ha sido ejemplar: con los problemas propios de la edad salen a marchar, a reuniones de organización, a mesas de negociación en la capital del estado y en la capital del país; sin dejar de mencionar algunas acciones extraordinarias como la marcha a Washington en 2013 para entregar su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo de la OEA. Además, lograron la aprobación de puntos de acuerdo a su favor en la Cámara de Diputados en San Lázaro y las propuestas innovadoras para lograr, el reconocimiento de los ex braceros que hubieran perdido sus papeles durante el sexenio de Amalia García. Es decir, se ha reconocido que la razón le asiste a este movimiento, su voluntad de lucha a pesar de enormes dificultades y los pocos recursos que han logrado arrancar al Estado, que sin dejar de reconocer el colosal robo del que fueron objeto, no aporta alguna compensación digna a las víctimas de ese delito.

El 31 de octubre de 2018 la SCJN reconoció el derecho de 5 mil 600 ex braceros amparados, de tener derecho a la compensación señalada. Y se abrió la posibilidad de que esos ex braceros reciban un poco más de un millón de pesos cada uno. Cifra impagable, claro está. Por ello, los ex-braceros que han luchado, afirman que pueden recibir una cantidad menor, pero que sea digna. Para lograr una negociación que sea al mismo tiempo viable y justa, proponen una mesa de negociación con el gobierno de AMLO. Desde la campaña electoral, este último les prometió esa mesa de negociación en cuanto fuera gobierno, pero nada ha ocurrido. En el presupuesto 2019 se les dejó en cero pesos. Cada día que pasa la pérdida de los braceros organizados es muy alta (por la edad que tienen). Adicionalmente en cada acción de lucha y gestión se exponen a una infinidad de peligros, como el caso del señor David Moreno Ibarra. Es vital que el Gobierno Federal muestre su voluntad de atender en serio a este sector de la población que fue víctima de la corrupción y del robo institucional. Esperamos que las promesas de Andrés Manuel no se conviertan en palabras que el viento se llevó. Para eso, sin que pase más tiempo, debe establecerse un acuerdo definitivo en este tema. Definitivo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70