Contra la corrupción: Honestidad, firmeza y voluntad

Contra la corrupción: Honestidad, firmeza y voluntad

En 2013, después de que los partidos políticos PRD, PAN y PRI firmaran el pacto por México, el cual fue el pretexto para poder hacer negocios chuecos al amparo del poder y para poder traicionar de manera descarada a la ciudadanía; se preparaba la aprobación de la madre de las reformas estructurales: la reforma energética. Dicha reforma, como ya sabrán, significó la entrega de los recursos naturales a extranjeros, significó la vulneración a la soberanía nacional, se entregó con tal reforma, parte del territorio nacional; tal y como sucedió durante el Porfiriato, con la misma falta de patriotismo, como lo hizo Antonio López de Santana. El “PRIANRD” prometía un impulso al sector energético, se le hizo creer a los mexicanos que habría una mejor y mayor explotación de los hidrocarburos. Usted recordará que uno de los principales argumentos de la derecha y de la traidora izquierda perredista fue que PEMEX ya no podía con el paquete, estaba obsoleto, que no tenía la capacidad ni la tecnología para realizar los trabajos que la modernidad demandaba en temas energéticos; textualmente el expresidente Peña, dijo que “se acabó la gallina de los huevos de oro”; ¿Se acabó? ¿Se la acabaron? O ¿Se la pensaban acabar? Lo cierto es que a un mes de que Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como Presidente de México, se destapó la cloaca de corrupción que existía en PEMEX y que funcionarios priistas y panistas permitieron durante muchos años.

El tema del huachicoléo se empezó a escuchar desde antes de que López Obrador tomara posesión, la prensa y los funcionarios de Peña Nieto, bombardeaban con información a la ciudadanía para hacernos creer la idea de que la delincuencia organizada estaba cambiando de giro, y que en lugar de dedicarse a la venta y trasiego de drogas, preferían utilizar sus narco estructuras para el robo de combustibles. Claro que la delincuencia organizada estaba robando combustible; pero una delincuencia organizada más peligrosa que el narco, una delincuencia que se protegía en la sombra del poder, una delincuencia de cuello blanco; la delincuencia de los Pinos, la delincuencia del sindicato de PEMEX, la delincuencia del PRI; ya que solo el 20% del robo de combustible se hacía por ordeña de ductos, el otro 80% se robaba bajo la protección de funcionarios. Con razón decían que se había acabado la gallina de los huevos de oro, pues ellos mismos la estaban saqueando.

Bastó unos cuantos días para que el impresionante operativo del gobierno de AMLO rindiera frutos; se descubrió que se robaban al menos mil pipas diarias de combustible; se obtuvo información de que diariamente la cantidad que se perdía por el famoso huachicoléo ascendía a 200 millones de pesos diarios ¿Se imagina la magnitud del robo? Esa cantidad fácilmente hubiera ayudado al abasto de medicinas a hospitales, o se hubiera podido destinar a la educación, o simplemente hubiera estado en las arcas de PEMEX, para que tan mencionada gallina de los huevos de oro no se terminara. Fue una estrategia anti-huachicoléo muy bien pensada, que involucró además del ejército mexicano a distintas dependencias; aquí, la presunta amnistía y el perdón que según la oposición fifí AMLO estaba otorgando a quienes han lastimado al país, no operó, pues ya hay funcionarios detenidos y que están siendo procesados, y le aseguro que habrá más. El grado de corrupción que permitió el PRI y el PAN fue impresionante, gasolineras de distintas partes se abastecían completamente de huachicoleros, comprando el litro de combustible 5 o 7 pesos más barato y a la ciudadanía se lo vendían al precio que andaba en el mercado. Un súper negocio que volvía ciegos y sordos a los funcionarios, pues obviamente les tocaba una gran rebanada de ese queso.

López Obrador no cuenta con una barita mágica que le ayudara a destapar la corrupción de PEMEX; tampoco frotó una lámpara mágica para que saliera un genio y le dijera como solucionar el problema del robo de combustible; mucho menos es un súper humano que tuvo una súper idea para acabar con ese súper problema; simplemente tuvo tres cosas que los gobiernos panistas y priistas jamás tuvieron: honestidad, firmeza y voluntad. Con esas tres características se pudo poner un alto a ese robo a la nación.
En el combate a la corrupción López Obrador solo dio una pequeña muestra de cómo se hacen las cosas; todavía falta lo bueno ¿imagínese cuando se ponga bajo la lupa a cualquier otra dependencia? La oposición en lugar de estar impulsando una ridícula campaña de pánico por el falso desabasto de combustible, deberían de estar avergonzados y preocupados por lo que en un futuro se pueda destapar. Traen el pañal todo “cagado” y todavía no se están quietos. Esperemos que la oposición no sigan dando vergüenza con cada declaración tan sínica que hacen.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70