Al menos 15 diputados locales buscan 150 mil pesos de “liquidación” antes de terminar su encargo legislativo

Al menos 15 diputados locales buscan 150 mil pesos de “liquidación” antes de terminar su encargo legislativo
Integrantes de la 62 Legislatura, en sesión FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

Ya tuvieron una reunión informal con Sefin para pedir recursos extras, confirma Reveles

Señala que actualmente la Legislatura no tiene solvencia económica para poder otorgarse esta “gratificación”; de aprobarse, el gasto total sería de 4.5 mdp

 

Un grupo de unos 15 diputados está buscando que se les entregue una cantidad cercana a los 150 mil pesos a modo de liquidación antes de terminar su encargo en la 62 Legislatura local.

Para ello, inclusive, ya sostuvieron una reunión con el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, para solicitarle un recurso extraordinario, debido a que actualmente la Legislatura no tiene solvencia económica para poder otorgarse esta “gratificación”.

Samuel Reveles, diputado por el Partido del Trabajo (PT) y presidente de la comisión de Planeación, Patrimonio y Finanzas (PPF), informó que el encuentro con el funcionario estatal tuvo lugar hace poco más de una semana y en él participaron “unos 15 o 16 diputados de todos los grupos parlamentarios, menos de Morena”.

Tras señalar que previamente los diputados habían convocado al secretario de Finanzas a una reunión en la Legislatura para abordar este tema, apuntó que en esta ocasión la invitación vino por parte del funcionario, quien invitó a una comida a los “representantes populares”.

Fue un encuentro, refirió, que se dio “de manera muy informal, nada institucional, han sido pláticas fuera de todo orden del día y que no tienen nada que ver con la Legislatura. (…) Se le hizo el comentario de qué posibilidades habría de recibir una cantidad mínima de gratificación”.

La cantidad mínima asciende a un monto de aproximadamente 150 mil pesos por cada legislador, lo que daría un total de 4 millones y medio de pesos sólo para “gratificaciones” que se entregarían, de obtenerse el recurso, como una forma de liquidación o finiquito.

No obstante, el diputado Samuel Reveles reconoció que ninguno de estos conceptos son derechos de los diputados ya que no son empleados; “simplemente cumplimos con un mandato constitucional que fue de dos años y, a partir de ahí, nosotros nos vemos muy imposibilitados porque no hay sustento legal para tener un finiquito o una liquidación”.

Debido a que son más “usos y costumbres” que una ley que justifique este tipo de pagos para los legisladores, apuntó que debería contemplarse como una gratificación pero, en estos momentos, apuntó que “está en veremos” porque depende de la disponibilidad presupuestal de la Secretaría de Finanzas.

Para conocer la postura del funcionario estatal respecto a este tema, se buscó al secretario Jorge Miranda para una entrevista; sin embargo, no se obtuvo una respuesta por su parte sobre esta situación.

La diputada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Isadora Santiváñez Ríos, consideró que este tipo de pagos para los diputados son justos, siempre y cuando el recurso se encuentre presupuestado, pero precisó que en este año para la legislatura no se tiene contemplado ningún concepto de estas características.

Refirió, además, que los diputados suplentes recibieron una liquidación al concluir el periodo en el que ocuparon las curules de quienes estaban participando en el proceso electoral.

Al respecto, el diputado Samuel Reveles confirmó que el monto que se le entregó a cada uno de los 14 legisladores suplentes fue de 33 mil pesos, lo que hace un total de 462 mil pesos que se les otorgaron como gratificación por sus tres meses de trabajo.

Por su parte, la diputada por el Partido Acción Nacional (PAN), Lorena Oropeza, no dio una postura a favor o en contra de que los legisladores reciban un bono de gratificación al final de su encargo.

Únicamente indicó que “no hay presupuesto. Yo creo que el asunto es la liquidez que pueda tener la Legislatura y en este caso no la tiene”, además de que indicó que “no hay esa intención, al menos que yo tengo conocimiento”.

La actual legislatura local ha sido una de las más onerosas del país, además de que se encuentra entre los Congresos locales en los que hay más privilegios para los diputados, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y su estudio denominado Informe Legislativo 2018.

Este análisis muestra que en 2017 los legisladores zacatecanos fueron los quintos con una remuneración neta mensual más elevada, alcanzando los 72 mil 307 pesos, mientras que entre los privilegios que se enumeran están los bonos los gastos para viáticos y las llamadas herramientas legislativas.

No obstante, como ha expuesto el diputado local por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Luis Medina Lizalde, la 62 Legislatura “fue la última” con este tipo de concesiones económicas para los diputados.

Después de las reformas aplicadas, las herramientas legislativas ya no se ejercerán en la próxima Legislatura que iniciará esta misma semana, además de que tampoco será posible celebrar sesiones privadas. Igualmente se eliminó el seguro de gastos médicos mayores y el pago de viáticos de manera individualizada, entre otros conceptos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70