Las + Recientes

“Se cierran las grietas” con encuentro entre Cárdenas y López Obrador: Valerio Quintero

“Se cierran las grietas” con encuentro entre Cárdenas y López Obrador: Valerio Quintero

“Es un mensaje”, al reunirse previamente antes de su visita a Peña Nieto

En la lectura de Francisco Valerio Quintero, representante de la organización Nosotrxs en Zacatecas, el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas ayer por la mañana, “estuvo claramente programado” para que sucediera antes de la visita del virtual presidente de México al mandatario en funciones. “Y eso es un mensaje”, dijo.

La traducción es que de esta manera se incorpora la corriente de opinión que representa Cárdenas Solórzano en el país, a la que encabeza López Obrador, fortaleciendo al último antes de su visita al Presidente en funciones y exhibiendo “que se cierran las grietas”, con lo que aumenta el poder de negociación del próximo mandatario.

“Eso es lo que yo creo que en primer lugar habría que rescatar, porque por la otra parte queda también en el leguaje crítico de la política, si lo está invitando o no lo está invitando a ser parte del gabinete. Yo quiero pensar que sí”.

La incorporación de Cuauhtémoc Cárdenas al mismo, sea mediante su aceptación a un cargo o trabajando en una ruta que el propio ex gobernador de Michoacán marque con el apoyo del Gobierno Federal, “implica lo que yo comentaba en un principio, la coincidencia de un interés común, el compartir un proyecto y el trabajar juntos en la misma dirección”.

La presencia del líder histórico de la izquierda, quien fuera candidato del Frente Democrático Nacional (FDN) al Gobierno de la República en 1988, representa la incorporación de la experiencia, madurez y congruencia del que también fue gobernante del Distrito Federal por el PRD.

“Cuauhtémoc no es una persona que pueda ser acusada legítimamente de desviar los recursos públicos, de malversar los recursos que hayan estado a su cargo (…) es una persona que goza de respetabilidad incluso en el ámbito exterior a la izquierda mexicana. Es una persona con la cual puede haber diferencias pero a la que se le mira con respeto”.

Francisco Valerio Quintero sostuvo que López Obrador está buscando incorporar “este tipo de representantes sociales a su próximo gabinete”.

Luego de un encuentro de apenas 40 minutos entre ambos personajes, a su salida ante la prensa Cárdenas Solórzano se refirió a Andrés Manuel como “amigo”, y en varias ocasiones se sumó verbalmente al proceso de transición que significará este gobierno. “Lo estamos acompañando”, dijo cuando le preguntaron si le gustaría sumarse al proyecto del morenista, y tras la observación de que el triunfo de la izquierda había esperado por 30 años, replicó, “vamos a arrancar”.

No obstante ninguno de los dos líderes respondió positivamente respeto de su incorporación al gabinete. El hijo del general Lázaro Cárdenas sonrió ante la pregunta, mientras que López Obrador añadió: “eso es otro asunto”.

Valerio Quintero observó que ante lo sucinto del diálogo queda atenerse al carácter simbólico del encuentro.

“Insistió, la reunión en sí misma representa muchas cosas, el saber leerlas implica que parte de la lectura pueda ser correcta y otra parte sean meras especulaciones”.

No obstante sostuvo que en la reunión entre estos personajes, Cárdenas Solórzano representa “una forma republicana, comprometida del ejercicio del poder. Es esa la otra parte del mensaje que está mandando esa reunión”.

Otra vez sobre los calificativos que no pueden achacársele al líder moral de la izquierda, agregó que “no puede ser acusado de oportunista, de chapulín. Es una persona que ha estado por convicciones hasta donde la convicción le ha permitido estar”.

Y observó que es también “una persona con visión de Estado. Es algo que no podemos ni debemos olvidar si queremos aproximarnos a una lectura más o menos correcta de lo que esa reunión significa”.

El candidato por tres veces a la Presidencia de la República, quien protagonizó uno de los episodios más polémicos de la historia reciente del país al enfrentarse a Carlos Salinas de Gortari en una elección marcada por la sombra del fraude electoral, es una persona con “una visión de la sociedad mexicana” desde la que se apartó radicalmente, “y aquí está de nueva cuenta el simbolismo de esa reunión previa”, del proyecto neoliberal, “que se quiera o no, es lo que estuvo sujeto a fin de cuentas a consulta pública en el proceso electoral” que culminó el pasado primero de julio.

“La gente puede que no lo sepa o lo sepa, lo de menos es eso. El hecho es que votaron a favor o en contra de la continuación despiadada de un modelo económico que tiene al país en una situación con 54 millones de pobres, casi el porcentaje de gente que voto por López Obrador, y la riqueza concentrada en muy pocas manos”.

Fue esto contra lo que votó la sociedad el reciente domingo, dijo, “y esto explica también en buena medida la reacción del empresariado mexicano ante el gran crecimiento de la corriente de opinión a favor de Andrés Manuel López Obrador, quien tiene de alguna forma, que tranquilizar las aguas. Y Cuauhtémoc Cárdenas es una persona que puede inyectar confianza en prácticamente todos los sectores de la opinión pública nacional”.

En los años recientes, ambos personajes han tenido dificultades para coincidir. Incluso en el presente proceso electoral el tabasqueño no tuvo el respaldo franco de Cárdenas Solórzano quien llegó a mencionar que ninguna de las opciones en juego le convencía.

“Seguramente después de haber aclarado todo un mundo de diferencias…en materia política para quienes alguna vez caminaron juntos y se separan, no siempre es fácil volver no solamente al diálogo sino a aclarar con precisión cuáles fueron las cosas que provocaron la desunión en un momento dado”, dijo Valerio Quintero, quien especuló que esto habría sucedido durante los 40 minutos de reunión previa a la salida ante los medios de comunicación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70