Ingresos a ex presidentes, un tema a debatir

Ingresos a ex presidentes, un tema a debatir

Son muchos los temas que los candidatos presidenciales deben abordar en esta etapa de campañas para que la ciudadanía tenga puntos de referencia y decidir sobre la mejor propuesta. Uno es el de los ingresos que perciben vitaliciamente los ex presidentes mexicanos, como si se tratara de seres sobre naturales, dioses que han dado todo para mantener el bienestar del pueblo que gobernaron.
Los cinco tlatoanis que sobreviven: Luis Echeverría, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, tienen sueldos, asistencia médica, y otras prestaciones económicas que constituyen una ofensa para el pueblo de México. Además, disponen de personal y funcionarios; elementos del Estado Mayor Presidencial; servicios vehiculares; telefonía y otro tipo de servidumbre, todo con cargo al gasto público. Lo más lamentable, es que esos beneficios se extienden a todos los miembros de su familia. Viven con un lujo desmedido. En ningún país del mundo ocurre esto. Y, si en alguno de ellos sus ex mandatarios perciben ingresos, son de cuantía menor.
El tema ya ha sido manejado por AMLO, el candidato por MORENA y quien lleva por mucho, ventaja y así se ha mantenido en relación con sus otros contendientes: Ricardo Anaya, y, un muy lejano José Antonio Meade, así como con los de mínimas y remotas posibilidades de obtener el triunfo, como son los independientes.
Constitucional y legalmente, esos privilegios no se encuentran establecidos. Ningún ordenamiento jurídico mandata semejantes abusos. Por consecuencia, se trata de prácticamente hurtos en perjuicio de la nación. Fue Luis Echeverría quien emitió un acuerdo presidencial para la custodia militar de él y de su familia, así como para la de los presidentes posteriores. Por su parte, Miguel de la Madrid hace 40 años, dispuso también mediante acuerdo, las pensiones vitalicias así como las demás prestaciones que benefician a los ex presidentes.
Totalmente de acuerdo, con la suspensión o disminución de tales cantidades jamás se van a resolver los problemas del país, como muchos despistados pretenden atribuir a una tontería de AMLO, desde luego que no. ¡Eso sería imposible! Pero sí es muy importante que se les despoje de privilegios que ellos se atribuyeron como parte de las numerosas pillerías y tropelías que cometen y se encubren.
Ya durante el tiempo de su respectivo mandato, a manos llenas causaron perjuicio a la economía del pueblo. Se apropiaron y desviaron los recursos financieros que estaban destinados a obras de infraestructura. Se enriquecieron a manos llenas sin explicar el origen de su patrimonio. Con el mayor de los descaros aparecen con propiedades que les eran ajenas. Solamente hay que tomar en cuenta que Peña Nieto, de inicio obtuvo con lujo de escándalo “la casa blanca”. Pero también todo lo que trae consigo la mala administración de gobiernos que anteponen sus intereses personales a los intereses colectivos.
Vea usted fino lector: la inseguridad que vivimos en nuestro País, ha cobrado índices alarmantes. Sin embargo, los ex presidentes cuentan con elementos del Estado Mayor Presidencial.
Un dato interesante:
Es bueno para México que una mujer como la esposa de Felipe Calderón participe de candidata a ocupar la primera magistratura. Pero no por ello, debemos ser omisos y fingir desconocimiento. Dentro de todo este escándalo, ella se encuentra inmersa e involucrada de manera muy ventajosa en el asunto.
¿Por qué?
Mire usted, todos los privilegios que permiten a los ex presidentes vivir en confort y lujo por el resto de su vida, se extienden también a sus familiares y, por supuesto a sus respectivas esposas. Felipe Calderón, ya fue mandatario, goza de esos lujos, por consecuencia, su esposa también. ¿Cómo es que ahora se encuentre compitiendo?, ¿pretende ser una extensión de su esposo?
México no es un reinado, no es una monarquía. Por eso, la candidatura de la señora Zavala es del todo reprobada, porque no es posible que pretenda la extensión del mandato de su esposo. Por fortuna, su posibilidad de ser la presidenta Mexicana se diluye. Más aún cuando Calderón gobernaba los destinos del País, jamás alzó la voz para reclamar las causas que ahora, como candidata pretende defender. Los valores de los que habla, son los que no tiene. Derechos Humanos; corrupción; impunidad; Guardería ABC; intolerancia ante la diversidad y preferencia sexual; aborto, y más temas relacionados con la seguridad e integridad de la vida y salud de las mujeres.
Ante lo que AMLO adelante sobre los lujos de los ex mandatarios, ya se levantan reproches, insultos y ofensas hacia su persona como es cotidiano observar. Principalmente de quienes carecen de algún elemento y argumento de defensa de sus prácticas deshonestas. Con la diatriba, de quienes arremeten en su contra, no se terminan los problemas que El pretende atender. Por el contrario, estos persisten y se hace urgente su atención.
Bien por su propuesta, aunque duela para algunos, por algo se debe comenzar. No es posible tolerar un status social de privilegios que permiten un lujo vitalicio a quienes se ganaron el repudio del pueblo que malamente gobernaron en aras de intereses particulares sobre los intereses de la población. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70