Desmantelamiento de la carta de Querétaro

Desmantelamiento de la carta de Querétaro

Cuando los 222 Constituyentes de Querétaro, recibieron la iniciativa presentada por Venustiano Carranza para reformar la Constitución de 1857, los problemas latentes que sufría el pueblo mexicano de aquella época, exigían otro enfoque que permitiera cristalizar las conquistas del movimiento armado que, para transformar las estructuras políticas, sociales y económicas inició el 20 de noviembre de 1910. Aunque sí conserva muchos rasgos de la constitución anterior, es un documento distinto en el que se matiza el liberalismo, con la introducción de los derechos sociales y de las intervenciones del ala izquierda del Constituyente en la cual participaron Heriberto Jara; Luis G. Monzón; Francisco J. Múgica; Héctor Victoria; Esteban Vaca Calderón; Alfonso Cravioto y Froylán G. Manjarrez entre otros.
Fue así qué entre el 16 de diciembre de 1916 al 31 de enero de 1917, analizaron y debatieron entre otros tres temas fundamentales. Primero, el relacionado con la educación, para otorgarle el carácter de pública, laica, gratuita y obligatoria. Segundo, elevó a rango constitucional, los derechos sociales de la clase campesina; señaló también, que la propiedad de tierras y aguas comprendidas dentro del territorio nacional, corresponden originariamente a la nación. Asimismo, que ésta es La propietaria del petróleo, hidrocarburos, recursos naturales yacimientos, etc. Tercero, para los trabajadores, estableció sus derechos sociales como la jornada laboral, el salario, regularizó la huelga como un medio para lograr la reivindicación de los derechos vulnerados por la parte patronal. Indicó además otras prestaciones que hasta entonces les eran negadas. Tales disposiciones, dieron origen a los artículos 3, 27 y 123 respectivamente, logrando la gloria mundial de ser la primera Ley suprema, en reconocer estos derechos.
De 1917 a la fecha las condiciones han cambiado totalmente y por consecuencia, los patrones de conducta no son los mismos porque nada permanece inalterable. Durante ese tiempo, la Ley Suprema ha sido objeto de un sinnúmero de modificaciones que, actualmente suman más de 700 y 229 decretos.
Han gobernado nuestro país 19 presidentes desde que la Constitución inició su vigencia: Álvaro Obregón; Plutarco Elías Calles; Emilio Portes Gil; Pascual Ortiz Rubio; Abelardo L. Rodríguez; Lázaro Cárdenas; Manuel Ávila Camacho; Miguel Alemán Valdez; Adolfo Ruiz Cortines; Adolfo López Mateos; Gustavo Díaz Ordaz; Luis Echeverría Álvarez; José López Portillo; Miguel de la Madrid Hurtado; Carlos Salinas de Gortari; Ernesto Zedillo; Vicente Fox; Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Cada uno se ha excedido en modificarla.
Los primeros 13, de 1920 a 1982, realizaron 213 modificaciones. Dos de ellos con el menor número de reformas en su administración: Portes Gil (1928-1930), y Ruiz Cortines (1952-1958). Los 6 últimos, de 1982 a 2018, son quienes prácticamente llevaron a cabo el 70% de su modificación, dejando intactos sólo 22 de los 136 artículos que la integran. Ésto coincide con la política económica, al transitar al neoliberalismo, teniendo como primordial característica, el impulso de la economía de libre mercado.
Observe usted fino lector, quiénes y cuánto la han modificado.
Miguel de la Madrid, 66 ocasiones; Carlos Salinas, 55; Ernesto Zedillo, 77; Vicente Fox 31; Felipe Calderón 110 y Enrique Peña Nieto a la fecha 157. Tan sólo en los dos últimos años, han sido 267 modificaciones aproximadamente.
Según el doctor Diego Valadez doctor del Instituto de Investigaciones Jurídica de la UNAM, con el exceso de modificaciones a la Ley Suprema, se ha engrosado tres veces el texto original que aprobaron los Constituyentes de Querétaro. Tenía entonces 21,000 palabras y actualmente, cuenta con más de 66,000, ya que tan sólo en los últimos 36 años se han hecho aproximadamente 490 modificaciones.
Enrique Peña Nieto, es el presidente que no sólo ha modificado en forma excesiva el Texto Supremo desde que fue promulgado por Carranza el 5 de febrero de 1917, sino que con sus reformas llevadas a cabo en materia educativa, energética y laboral entre otras, desconoció las conquistas que ella consagraba y que derivaron de la Revolución.
No de otra manera se puede explicar, cómo siendo México rico en petróleo y recursos naturales, tengamos que pagar por un litro de gasolina cerca de $18.00, en virtud de que su mal llamada reforma energética, permitió entregar el petróleo a extranjeros, vía convenios y contratos, en lugar de construir aquí, en nuestro país, las refinerías necesarias. ¿Cómo entender y aceptar que PEMEX comienza a instalar en Estados Unidos las primeras gasolineras, ofertando el litro a un precio menor que en nuestro país?
Así las cosas, observamos que la Carta de Querétaro, ha sido desmantelada por los mismos presidentes que, al tomar posesión de su cargo, protestan, guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la República que el pueblo les ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hicieren que la Nación se los demande.
El orden jurídico mexicano, lejos de constituir un derecho vigente y positivo, se crea para su permanente modificción a capricho, sin conocer previamente cuál sería el resultado de su aplicación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70