Las + Recientes

Exhorto de Trudeau evidencia el desinterés del gobierno de México por los trabajadores

Exhorto de Trudeau evidencia el desinterés  del gobierno de México por los trabajadores
El 13 de octubre el Senado realizó una sesión solemne para recibir al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau n foto: senado de la república
  • Primer ministro de Canadá pidió normas laborales progresistas para este sector
  • Se acostumbró a las empresas a un esquema de “ganar-ganar”: Alejandro Rivera

El exhorto hecho ante el Senado por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para que se proteja a los trabajadores mexicanos con normas laborales progresistas que incluyan mejores salarios, “pone al descubierto las deficiencias del gobierno mexicano en generar sus propias condiciones de competitividad” y evidencia “el desinterés por la clase trabajadora que han demostrado a nivel global quienes nos gobiernan”, coincidieron líderes de trabajadores.

El tema se ha convertido en uno de los puntos de conflicto en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), acuerdo puesto en vilo a cada momento por Donald Trump, pero que ha merecido también observaciones que corrigen la plana al gobierno mexicano como la expuesta por Trudeau en pasados días en México.

“El problema radica en que el mismo gobierno ha creado este conflicto con la Iniciativa Privada”, pues acostumbró a las empresas a un esquema de “ganar-ganar” que se ha traducido en el país a “darles puerta abierta a que hagan lo que quieran, y dentro de eso están los salarios”, dijo Alejandro Rivera Nieto.

El líder del denominado Sindicato Independiente de Trabajadores del Estado de Zacatecas (SITEZ) que compite por la toma de nota respecto de la defensa de los burócratas de la entidad con el oficialista Sutsemop, y quien ha intervenido recientemente en la organización de sindicatos al interior de empresas maquiladoras, expuso que la exigencia por parte de las autoridades mexicanas para que se paguen salarios dignos a los trabajadores del país por parte de las empresas trasnacionales tendrá una primera dificultad al intentar cambiar las condiciones en que se pactó su asentamiento en México.

En este empeño se arriesgaría a que muchas de ellas se vayan porque a “vistas de todo mundo vienen a explotar a la gente y a contaminar”, pero es perfectamente posible que eleven los salarios, si no en la proporción a lo que pagan en sus países de origen como lo son Estados Unidos y Canadá, sí por lo menos ofreciendo una cuarta parte de ese referente, aseveró.

Trajo a colación el caso de Yusa Autoparts México, en cuya organización gremial se ha involucrado, y señaló que en las armadoras de esa empresa de capital japonés asentadas en Estados Unidos se pagan entre 13 a 14 dólares por hora mientras que en la planta ubicada en Guadalupe, Zacatecas un salario promedio se ubica entre los 900 a mil pesos semanales.

Respecto del caso de la burocracia, se remitió a las condiciones existentes en Zacatecas, para señalar que lo que se exige es un salario que permita lo que la Constitución del país indica, que sea suficiente para comer, vestir, educarse, recrearse y garantizar los derechos de los niños y adolescentes.

Recordó la evidencia que se exhibió al momento de reformarse el Issstezac durante el sexenio pasado, que 50 a 60 trabajadores de confianza absorbían en sueldos alrededor del 25 por ciento de los recursos destinados a nómina, mientras que los otros mil 300 percibían ingresos “que no les alcanzaban para comer”, por lo que se requiere una redistribución del ingreso sin privilegios, puntualizó.

Rivera Nieto también fue crítico de la postura de Trudeau, pues observó asimismo, que en el caso de las mineras canadienses se ofrecen en el país “salarios más o menos”, pero de cualquier forma inferiores a los que en comparación se pagan allá, además de que “lo que contaminan aquí” no podrían hacerlo en su país.

Coincidentemente y en entrevista por separado, Jesús Rodríguez, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, quien atiende el tema de la añeja huelga en la Mina San Martín, de Sombrerete, cuya concesión está en poder de Grupo México, dijo que la postura de Trudeau exhibe el panorama del país que se muestra hacia el exterior.

“Ven la problemática que estamos viviendo, por eso hay mucha delincuencia, muchas situaciones que exhiben a nuestro país de cabeza. Considero que es un llamado al gobierno mexicano para que abra los ojos y vea verdaderamente hacia donde nos está llevando”.

Respecto de la omisión autocrítica del primer ministro canadiense respecto de lo que ocurre en México con sus empresas mineras, las diferencias en el pago de salarios y la contaminación que generan, observó que ambos fenómenos se deben a la irresponsabilidad de las autoridades mexicanas “que se han corrompido y por eso nuestro país está como está”.

En Estados Unidos y Canadá el mismo trabajo realizado con la misma maquinaria, y que implica menos jornadas de trabajo es bien pagado, “entonces no puede ser posible que en nuestro país se nos ofrezcan salarios prácticamente miserables”, donde las empresas trasnacionales ven a los trabajadores mexicanos “como mercancías”.

“El gobierno es quien ha solapado todas estas situaciones (…) han estado acríticamente al servicio de las empresas”.

Dijo que esto ha sido muy claro en el caso de las huelgas, muchas que deberían haberse solucionado de manera inmediata desde hace tiempo, pero están involucrados en los conflictos laborales intereses que el gobierno no ha querido afectar.

“Y así como las huelgas, los salarios, la contaminación al medio ambiente y todo lo demás, obviamente es por una irresponsabilidad de nuestros gobernantes que no han querido actuar de manera firme como lo marca la ley”.

Jesús Rodríguez reiteró que son el Estado mexicano y sus gobiernos quienes deben intervenir directamente y de manera inmediata en los temas.

Agregó que no es el caso de las secciones mineras cuyas concesiones están a cargo de empresas canadienses y que el Sindicato Nacional Minero defiende laboralmente, como Peñasquito ubicada en Mazapil, Zacatecas y otras asentadas en el estado de Guerrero, donde se ha buscado que se reconozca al esfuerzo de los trabajadores con salarios que remuneren lo suficiente para sacar adelante a sus familias, pero existen otras originarias de aquel país que ofrecen percepciones “miserables”.

Aseveró que el sindicato al que pertenece ha buscado los mejores acuerdos con las empresas en sus revisiones de los contratos colectivos de trabajo basándose en los precios de los metales y la producción de los mismos, “porque nosotros no le exigimos a las empresas nada que esté fuera de lo justo, siempre nos basamos en la realidad”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ