‘IT’ (‘Eso’): una ‘coming of age’ de horror

‘IT’ (‘Eso’): una ‘coming of age’ de horror

La Gualdra 311 / Cine

 

En años recientes el cine comercial se ha visto en la mayoría de los casos saturado en la tendencia a producir secuelas, precuelas, remakes y adaptaciones. La idea es sencilla: al público le genera seguridad y le resulta atractivo lo que le es familiar, lo que ya se conoce.

Las productoras lo saben, y bajo dicha lógica exprimen esos elementos familiares y confeccionan cintas sin propuesta, no muy diferentes entre sí, y cuya trama siempre flaquea al no tomar ningún tipo de riesgo. En el subgénero de súperhéroes esta es una constante, que se repite prácticamente cada verano (con muy contadas excepciones).

Por otra parte, hablando del cine de terror, si bien en la actualidad existen grandes exponentes del género de manufactura independiente, éstas aún se ven opacadas por las grandes producciones hollywoodenses, cuyo único valor se sostiene por los llamados jump scares (o sustos fáciles), y en el número de veces que logran hacer gritar al público en una sala.

A pesar de dichas limitantes, ha habido directores como James Wan (The Conjuring), David F. Sandberg (Lights Out) y Andrés Muschetti (Mama) quienes a pesar de desarrollarse en el lado más comercial del género se las han ingeniado para hacer producciones de calidad con buenas tramas y efectivas en su entretenimiento.

En el caso de Muschetti, con su más reciente producción IT (Eso), el realizador argentino se vio con el enorme reto de readaptar la que es considerada por muchos como la obra cumbre del escritor de horror Stephen King, publicada en 1986, y que ya cuenta con una versión adaptada para televisión en la década de los 90’s.

La historia se desarrolla en el pueblo ficticio de Derry, Maine (el Macondo del universo de King) y narra la lucha de un grupo de amigos en su niñez y adultez, conocidos como El Club de los Perdedores, contra un ente maligno que asesina niños en dicho poblado y que tiene la habilidad de transformarse en los peores miedos de sus habitantes, pero la mayoría del tiempo toma la forma de un monstruoso payaso.

A diferencia de la adaptación noventera, esta versión de la historia sólo se enfoca en la infancia de sus protagonistas, dejando el resto de la trama para una futura secuela, donde el conflicto finalmente se resuelva.

De tal manera, a través de la visión infantil, Muschetti nos cuenta una historia de madurez emocional, donde sólo la mitad de los horrores que vemos en pantalla son causados por el ente sobrenatural, y la otra mitad corresponde a los miedos e inseguridades que sentimos al crecer.

El bulling y rechazo escolar, la indiferencia del pueblo ante los asesinatos y los abusos en las familias de los protagonistas resultan en la mayoría de los casos elementos mas terroríficos que el payaso acechando en la oscuridad.

Tal y como lo menciona King en su novela, el verdadero horror se encuentra en el contexto, el monstruo sólo se dedica a rellenar los espacios vacíos.

Por medio de sus protagonistas, el director hace reminiscencias al coming of age de Stand by Me (1986), donde vemos a personajes jóvenes tomando decisiones que no corresponden a su edad, pero que son llevadas a cabo porque nadie más decide hacerlo, y cuyo principal valor es la amistad.

Así pues todas las licencias que se toman en la adaptación son efectivas, al respetar la esencia de la novela y de sus personajes, que al final sólo responden como una enorme metáfora hacia una etapa que todos vivimos y que sin importar dónde hayamos crecido está íntimamente relacionada con nuestros verdaderos miedos.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-311

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ