Resuelto, conflicto laboral de 3 de los 6 empleados de la Universidad que realizan huelga de hambre

Resuelto, conflicto laboral de 3 de los 6 empleados de la Universidad que realizan huelga de hambre
Reunión del Spauaz con los participantes en la huelga de hambre

■ Trascendió que se les asignará carga laboral de acuerdo con su perfil

■ Hoy continuará la revisión del resto de los casos; acusan de protagonismo a Miguel Moctezuma Longoria

Luego de varias horas de negociación entre funcionarios de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y el Sindicato de Personal Académico (Spauaz), trascendió que el conflicto laboral de tres de los participantes en la huelga de hambre quedó resuelto y se les asignará carga laboral de acuerdo con su perfil. Este jueves continuará la revisión del resto de los casos.

Al concluir la reunión, ayer por la noche, las partes acordaron no emitir declaración alguna a los medios de comunicación y enviar un comunicado conjunto sobre los avances logrados, a la vez que 6 trabajadores rescindidos cumplen hoy cuatro días en huelga de hambre.

La jornada comenzó temprano. Rubén Ibarra Reyes, secretario general de la UAZ, se presentó en el Teatro Fernando Calderón, en el horario que se había definido para comenzar con la segunda mesa de diálogo, pero solamente entregó un documento a la dirigencia sindical y se retiró.

El oficio exponía: “a fin de privilegiar el estado de salud de los trabajadores rescindidos, le solicito (al secretario general del Spauaz) proponer las condiciones que garanticen la estricta vigilancia de la metodología de la negociación para recuperar la solución del conflicto”.

Al respecto, Martínez Arteaga manifestó que era “una irresponsabilidad lo que está haciendo el Rector, pero ayer en la Coordinadora sabíamos que este iba a ser uno de los escenarios e iba a ser un pretexto para que se retiraran”.

Acusó a Miguel Moctezuma Longoria de incurrir en protagonismo, pues durante un mes no convocó a algún tipo de movilización y apenas se presentó en la Coordinadora de Delegados el martes pasado, donde cuestionó la actitud de los integrantes del Comité Ejecutivo ante la situación que enfrentan los rescindidos.

Poco más tarde, la Rectoría convocó a una conferencia de prensa donde el propio Ibarra Reyes informó que habían rechazado la mesa de negociación, puesto que estarían presentes Alberto Rodríguez Rodríguez y Alberto Vélez Rodríguez, quienes se asumieron como representantes de los huelguistas, pero a decir de las autoridades universitarias, era necesario seguir los cauces institucionales y que el proceso se efectuara solamente con la dirigencia sindical.

“Ayer por la mañana entregamos un documento en el que planteamos el interés de la institución para resolver este conflicto, sobre todo atendiendo la salud de los huelguistas, pero el Comité Ejecutivo nos entrega una propuesta en la que se incluyeron dos integrantes más como voceros o representantes del movimiento. Nosotros reivindicamos nuestra preocupación por la salud de los huelguistas y de realizar una mesa de diálogo, pero también reivindicamos al Spauaz como intermediario institucional”, expuso.

 

 

Señaló que el proceso de negociación debía realizarse por los cauces institucionales y sin la participación de intermediarios “que pueden ensuciar, empantanar y politizar el ambiente. Queremos que sea de manera institucional, en una mesa en la que la administración, el Comité Ejecutivo del Spauaz y los rescindidos podamos discutir”.

Antes de las 12 horas, funcionarios de la administración central se reunieron con el Comité Ejecutivo, con la intención de establecer mecanismos, reglas y metodología de la mesa de negociación.

Respecto a la postura de la Rectoría, Rafael Rodríguez Rodríguez anunció que él, al igual que Alberto Vélez Rodríguez, se deslindaba de la negociación para agilizar la reunión con las autoridades universitarias, pero “me indica que no les interesa la salud de los compañeros”.

“Yo no voy a ser obstáculo para que los compañeros resuelvan su conflicto. El hecho que ellos hayan puesto, a Vélez y a su servidor como representante, lo aceptamos con mucho gusto, pero eso  muestra sencillamente que no les importa la salid”, puntualizó.

Coincidió en que el conflicto es por cuestiones políticas, a tal grado que “si no fuera un asunto político, se hubieran ajustado a la norma y hubieran hecho las rescisiones conforme a Derecho”.

Reiteró que a partir de ese momento dejaba de participar en la mesa de negociación, pero se mantendría en el lugar por solidaridad, a la espera que el sindicato represente a los huelguistas.

“Si el sindicato no resuelve las cosas nosotros entraremos a defender los compañeros. Hay poca credibilidad del sindicato, esa es una realidad, me da pena la actitud intolerante del secretario general del Spauaz en la toma de decisiones”, dijo Rodríguez Rodríguez.

Poco después de las 13 horas de ayer, los miembros del Comité Ejecutivo del Spauaz regresaron al Teatro Calderón, luego de reunirse con funcionarios de la Rectoría, e informaron que la negociación se reanudaría y el método sería el análisis, uno por uno, de los 18 trabajadores, con prioridad para quienes se encontraban en huelga de hambre.

Comentó que la intención es que los rescindidos puedan obtener carga laboral en otras unidades académicas, de acuerdo a su perfil, e incluso mencionó que dos de ellos podrían ser colocados en la Unidad Académica de Docencia Superior.

Al respecto, una de las huelguistas se pronunció a favor de ser reubicados, pero no que sea por tiempo determinado o medio tiempo, a lo que el dirigente sindical respondió que ese tema deberá sujetarse a la materia laboral disponible.

“Nosotros vamos a llevar ese argumento suyo, por supuesto, pero lo primero es su reinstalación. Lo comento porque hay maestros de base que no tienen ni carga, aunque eso es problema de la Rectoría, y nosotros queremos que les puedan resarcir el daño que ya les hicieron al haber sido rescindidos”.

Para ello, les pidió documentos sobre si trayectoria laboral y una propuesta sobre el centro o la unidad académica donde cumplen con el perfil para ser colocados, porque los espacios que antes ocupaban ya no estarán disponibles.

Mientras se llevaba a cabo la mesa de diálogo, al notar que no se estaban generando acuerdos, Miguel Moctezuma Longoria advirtió que hoy cerrarían el Teatro Calderón para impedir actividades del Festival del Folclor Internacional, además de que un visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) acudirá a conocer la condición de los huelguistas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ