7 de junio, el día de la libertad de expresión y su negro origen

7 de junio, el día de la libertad de expresión y su negro origen

Este día que Gobierno del Estado festeja la libertad de expresión con un desayuno para periodistas guarda un oscuro origen, ligado a la mansedumbre y obediencia a la figura presidencial. Esta fecha se aleja por completo  del espíritu de la efeméride instaurada por la Asamblea de Naciones Unidas el 3 de mayo, día de la libertad de prensa.

A diferencia de la proclamación que hiciera la ONU en 1993 para motivar la reflexión en torno a la libertad de prensa y a las vicisitudes que enfrenta el oficio, la celebración promovida por la parte oficial el 7 de junio de cada año conlleva la sumisión de cierto sector del gremio hacia el poder gubernamental y sus designios.

Un día como hoy pero de 1951, diferentes directores de los principales medios de comunicación de ese entonces, se reunieron con el presidente de la república, Miguel Alemán Valdez, para dar las gracias al jefe del Ejecutivo nacional por su “apoyo”.

En una época en donde el sometimiento era mayúsculo, los discursos se centraron en agradecer a Alemán Valdez su “esfuerzo” y “compromiso” hacia la libertad de expresión en el país. “Gracias señor presidente por la forma tan rápida con que resolvió la escasez de papel”, dijo en aquella ocasión José García Valseca, dueño de la cadena de “los Soles”.

En ese encuentro colmado de zalamería y pleitesía, el propio García Valseca propuso nombrar al 7 de junio como el día nacional de la libertad de prensa, “un año de consagración de los periodistas al ideal de la libertad de prensa que usted, señor presidente, ha enaltecido con respeto, como parte fundamental de nuestra nacionalidad”, expuso en su discurso.

En la antípoda de esta conmemoración se encuentra la fecha del 3 de mayo, pues la ONU recuerda esta efeméride para lanzar los reflectores a los problemas que enfrenta hoy en día la labor periodística en el mundo, incluyendo las violaciones a la libertad de prensa, así como para recordar que existen países alrededor del mundo en donde las publicaciones son censuradas, suspendidas o anuladas, mientras que los periodistas son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.

De la mano con la agresión está la impunidad, y en ese sentido el organismo internacional Artículo 19 ha señalado que los ataques contra la prensa van en aumento y que existe un 99.7 por ciento de impunidad en el total de los casos.

Destaca el hecho que actualmente México está catalogado por la organización Reporteros Sin Frontera como el más peligroso en América Latina, y entre los peores del mundo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ