Se van Alfredo Femat y Arturo Ortiz Méndez de la Universidad

Se van Alfredo Femat y Arturo Ortiz Méndez de la Universidad
Alfredo Femat Bañuelos, líder del Partido del Trabajo ■ FOTOS: LA JORNADA ZACATECAS

■ Firman convenio de jubilación 7 docentes que vendieron prestaciones; quedan 79

■ Representará un ahorro de 5 millones de pesos anuales para la institución

Siete profesores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), entre ellos Alfredo Femat Bañuelos y Arturo Ortiz Méndez, dirigentes del Partido del Trabajo y del Partido de la Revolución Democrática, respectivamente, suscribieron su convenio de jubilación, lo que representará un ahorro de 5 millones de pesos anuales para la institución, puesto que todos ellos participaron en el Programa de Sustitución de Prestaciones.

Cada año, la Universidad erogaba 700 mil pesos para cada uno de esos docentes por concepto de salarios, prestaciones, seguridad social e impuestos, a las cuales renunciaron quienes participaron en el programa implementado en 2008 y 2009.

Al haber sido aceptado la sustitución de prestaciones, los siete académicos renunciaron a la jubilación dinámica, por lo que solamente percibirán la pensión que ahora les otorgará el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Cabe mencionar que los docentes que ingresaron a trabajar en la Universidad antes de 1991 tienen derecho a la jubilación dinámica, esquema en el que la UAZ paga el 30 por ciento de la pensión y el ISSSTE el 70 por ciento restante.

A través del Programa de Sustitución de Prestaciones, el gobierno federal otorgó, a 92 docentes de la UAZ, el 29 por ciento del monto total que, según el cálculo de una consultoría actuarial, pudieron haber obtenido por concepto de salario y prestaciones en su jubilación dinámica el resto de su vida. Los montos asignados oscilaron entre 1 y 2 millones de pesos.

Para acceder a los recursos que etiquetó el gobierno federal para atender los problemas estructurales de las universidades públicas, varias de ellas recurrieron a la modificación del Contrato Colectivo de Trabajo, mientras que la UAZ diseñó el programa mencionado   mediante la cual los profesores con derecho a la jubilación dinámica podían aceptar 29 por ciento del monto que recibirían por concepto de prestaciones después de jubilarse. De esa manera, ahora sólo serían pensionados por el Issste.

Al respecto, Femat Bañuelos declaró que en su periodo rectoral los pasivos laborales de la universidad se estimaban en 19 mil millones de pesos, pero al modificarse la jubilación de 25 a 30 años y al implementar la sustitución de prestaciones, generó un ahorro y una disminución en esos pasivos de 6 mil millones de pesos.

Después de firmar el convenio de Sustitución de Prestaciones, en un periodo de 9 años, solamente se jubilaron tres docentes (Simón Juárez Cuestas, Octavio Macías Solís y José Antonio Hernández Espino), y fallecieron otros tres (Jaime López Barajas, Carlos Ulises Girón Sifuentes y Sergio Camacho Agüero).

En esta ocasión, los profesores jubilados son el ex rector Alfredo Femat Bañuelos, Arturo Ortiz Méndez, José Luís Ramírez Huizar, Antonio Villareal, Carmen Acebes Medina, Eduardo Ríos Martínez y Trino Guerrero Valenzuela.

En el orden en que fueron mencionados, la unidad académica o centro en el que estaban adscritos era Preparatoria, Estudios Prospectivos, Preparatoria, Museo Universitario, Odontología, Preparatoria y Ciencias Químicas.

Uno de los aspectos que se han cuestionado durante años es que el beneficio de la universidad en la reducción de pasivos laborales se vería reflejado hasta el momento en que los beneficiarios del programa se jubilaran, porque de lo contrario estos seguían percibiendo las prestaciones que habían sustituido

Antonio Guzmán Fernández, Rector de la UAZ, admitió que el programa debió ofrecerse únicamente a los docentes que ya estuviesen en proceso de jubilación, ya que prácticamente todos los que lo suscribieron continuaron en activo y por ende siguieron cobrando todas sus prestaciones además de haber percibido el monto otorgado por el gobierno federal por la sustitución de estas.

Al ofrecer la sustitución de prestaciones a profesores con derecho a la jubilación dinámica, se pretendió que la universidad dejara de pagar el monto de la pensión que le corresponde en ese esquema (30 por ciento), a cambio de una cantidad determinada que otorgó el gobierno federal específicamente para ello. Sin embargo, los beneficiarios se mantuvieron en activo y siguieron cobrando todas sus prestaciones.

En ese sentido, el actual Rector ha manifestado que, si en el futuro, el gobierno federal implementa un programa similar, este sería aplicado en la UAZ únicamente con docentes en proceso de jubilación, a fin de reducir los pasivos laborales en un plazo inmediato.

Detalló además que la jubilación de Alfredo Femat Bañuelos se concretó por solicitud de la Rectoría, con la intención que más docentes involucrados en la sustitución de prestaciones también lo hagan y así reducir en mayor medida los pasivos laborales de la institución.

“En estos siete casos se ahorran  alrededor de 700 mil pesos que erogaba la universidad por cada uno de ellos cada año, aparte de la pensión. Entonces serían casi 5 millones de pesos al año”, concluyó Guzmán Fernández.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ