Tierra baldía en Zacatecas: ¿y el sistema anticorrupción para cuándo?

Tierra baldía en Zacatecas: ¿y el sistema anticorrupción para cuándo?

La corrupción es proporcional a la debilidad de las instituciones que no pueden evitarla. Los mecanismos que existen (hasta ahora) son impotentes para siquiera localizarla, mucho más para detenerla. Por ejemplo, con el caso que publicamos hace días sobre el sistema de compras en la UAZ quedó de manifiesto que las auditorías que se han aplicado, federales y estatales, han sido inútiles: no localizaron ni denunciaron nada de lo que la investigación periodística arrojó. Por ello, los ejercicios de revisión de cuentas públicas se convierten en listado de observaciones de procedimientos que, a la postre, son ‘solventados’. Año con año las auditorías hacen observaciones con cifras millonarias y, al final, nunca se logra llegar al fincamiento efectivo de responsabilidades penales. Todos los años se hacen estas revisiones y no han logrado modificar la realidad institucional que tenemos. Por ello, es que en los diagnósticos de la nueva propuesta ya aprobada de Sistema Anticorrupción afirma que son modelos de vigilancia agotados.

Primero, la acción del sistema: los organismos de transparencia, de investigación, fiscalización, de participación ciudadana y evaluación. Todo junto hace la diferencia, la sincronización es la virtud. En el caso de Zacatecas se programó el Consejo Ciudadano, la Comisión de Transparencia, la Fiscalía Especializada y el organismo evaluador de políticas públicas. Pero este proceso se ve lento. Un sistema tiene la característica de que o está completo o no está, es una totalidad que si falta un solo componente no funciona. Como un reloj, si le falta una pieza el mecanismo completo se detiene. Construir este sistema completo es equivalente a una ruta hacia la fortaleza institucional. ¿Cómo hacer para que acciones de compras amañadas puedan ser localizadas, los múltiples conflictos de interés y las redes ‘inter-institucionales’ de corrupción se disuelvan?

Recordemos los datos del Instituto Mexicano de la competitividad, donde sólo el 2 por ciento de las irregularidades graves de los servidores públicos tuvieron como término la cárcel. En un estudio de toda una década. El caso de los gobernadores, se investiga a 60 gobernadores (actuales y fuera de servicio) y únicamente 4 son llevados a cierto proceso. Los porcentajes de la brecha que hay entre lo que sabemos que hay y lo que procesa el sistema judicial es enorme. El llamado “prevención del delito” se aplica a la corrupción. ¿Hay algún plan para “prevenir el delito de la corrupción?”.  En Zacatecas aún no hay nada de eso. Estamos en un gobierno institucionalmente débil, incluyendo los organismos descentralizados, como la UAZ y la propia CDHEZ. El panorama es deprimente. Estamos en la Tierra Baldía de la descomposición. Y se carcome nuestra vida institucional porque hacer ventajas absolutas con los recursos públicos es poco riesgoso porque no pasa nada. La altísima impunidad estimula el mal. Así las cosas, la pregunta es, ¿por qué en Zacatecas se ha tardado tanto en implementar el sistema anticorrupción? ¿Qué están esperando?

Banner Home Videos 578 x 70

Noticias relacionadas

Banner Home Videos 578 x 70
¿Qué tan enterado (a) estás de los acontecimientos de esta semana? Haz la prueba
+ +
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ