La corrupción e impunidad en el país no son una cuestión cultural: director del CIDE

La corrupción e impunidad en el país no  son una cuestión cultural: director del CIDE
Sergio López Ayllón impartió la conferencia magistral “Justicia cotidiana y cultura de la legalidad en México” con motivo del 191 aniversario de la instalación del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ) y en el marco de la celebración del Día del Juez

■ Son consecuencia de una “condición institucional que facilita esta situación”: López Ayllón

■ “El sistema de impartición de justicia es similar a una carrera de obstáculos para los ciudadanos”

La corrupción e impunidad que hay en México no son una cuestión cultural como se señala en muchas ocasiones, sino que son consecuencia de una “condición institucional que facilita esta situación”, aseguró el director del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Sergio López Ayllón.

El académico impartió una conferencia magistral denominada “Justicia cotidiana y cultura de la legalidad en México” con motivo del 191 aniversario de la instalación del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ) y en el marco de la celebración del Día del Juez.

Aseveró que tanto la corrupción como la impunidad en México se deben, por un lado, a que el sistema de impartición de justicia es similar a una carrera de obstáculos para los ciudadanos, que deben involucrarse en un proceso legal para solucionar un conflicto.

Y por otra parte, agregó, ambos problemas se derivan también de que no hay incentivos ni condiciones para cumplir las leyes, puesto que no hay consecuencias en contra de quienes las transgreden o violentan los derechos de los demás.

López Ayllón indicó que “el día en que empecemos a modificar esta situación, automáticamente empezaremos a tener una condición totalmente distinta en la percepción de confianza en las instituciones y en el cumplimiento de las leyes”.

Para iniciar este cambio, consideró que es fundamental poner en medio del debate como una “pieza central” el tema de la justicia cotidiana, es decir, todos aquellos ámbitos judiciales que no son penales, sino que se centran en las áreas familiares, civiles, laborales, mercantiles, administrativas, vecinales e incluso los problemas en las escuelas.

Estos casos, advirtió, son la mayoría de los que llegan a los tribunales, pues las causas de tipo penal únicamente abarcan 13 por ciento del total.

Recordó que desde la primera década del siglo 21 estos temas pasaron a un segundo plano debido a la entrada en vigor del plazo para instituir el nuevo sistema penal acusatorio.

Destacó que, a partir de ese momento, se dejaron “en el desamparo” las demás ramas judiciales y esto fue una de las causas que desencadenó el actual problema en el sistema de justicia, que derivó en la desconfianza actual hacia las instituciones.

Por ello, apuntó que logrando una justicia cotidiana real se podrá recobrar esa confianza que consideró que ahora “no es sorprendente”, si se analiza la cadena en el sistema de justicia que debe atravesar un ciudadano para alcanzar la meta.

Expuso que, tras los foros de análisis llevados a cabo a raíz de una solicitud del Gobierno Federal para abordar el tema de la justicia cotidiana, se advirtió que para acceder a ella un mexicano se enfrenta a retos como el desconocimiento de qué instancias pueden ayudarle ante un problema determinado, la falta de calidad de los servicios jurídicos profesionales y la lentitud y el costo de los procesos.

“Esta es la situación que enfrenta el ciudadano común y, en efecto, no es sorprendente que haya gran desconfianza porque simplemente tenemos que reconocer que no estamos siendo capaces de ofrecerles a los ciudadanos mecanismos ágiles, eficientes, rápidos, expeditos, de bajo costo y fácil acceso que permitan resolver los conflictos a los que se enfrentan de manera cotidiana”, puntualizó.

Ante esto, López Ayllón sostuvo que son los problemas más cercanos a la ciudadanía los que hay que solucionar en primer término para mejorar la confianza; “insistimos en que las grandes reformas estructurales son necesarias, pero hay muchos espacios de oportunidad mejorando pequeñas cosas de la operación cotidiana”, señaló.

El escenario actual que vive México en torno a su sistema de justicia y de gobierno, en el que priva la desconfianza y la percepción de que hay una corrupción generalizada, hace que sea todavía un reto mayor el alcanzar el ideal de Estado de Derecho en el que las leyes se cumplan y no haya impunidad para quien las transgreda.

Entre las soluciones que se plantean, comentó, se encuentra la de conformar una instancia nacional que articule todos los organismos involucrados en la impartición de justicia, que actualmente operan de manera separada.

Además, el director del CIDE puntualizó que se deben fortalecer los sistemas locales de justicia con mayor capacitación y sobre todo con más presupuesto, ya que actualmente reciben entre todos los del país la mitad de dinero que las instancias federales de este ámbito, pero atienden casi el doble de casos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70