Sexenio fallido

Sexenio fallido

(segunda parte)

“…si no peleas para acabar con la corrupción y

la podredumbre, acabarás formando parte de ella…”

Joan Baez

Continuando con mi percepción respecto a lo alcanzado en el sexenio de Miguel Alonso y una vez que hemos advertido en los hechos una aguda crisis en materia de seguridad, me di a la tarea de realizar una encuesta con alumnos de la Unidad Académica de Derecho de la UAZ, partiendo de que muchos jóvenes vienen cada semestre a la Capital del estado provenientes de las distintas comunidades y municipios que integran a nuestro territorio, lo anterior, con el afán de aglutinar más opiniones que pudieran coincidir o no, con nuestro punto de vista. Las preguntas que formulamos fueron las siguientes: 1. ¿Cuál es su percepción en materia de seguridad respecto al sexenio que termina? Al respecto, los jóvenes consideran que en Zacatecas ha crecido la inseguridad, que no se logró disminuir y que vamos de mal en peor; también consideran que la delincuencia tiene mucho poder sobre la sociedad  y que tienen miedo de salir a la calle. Respecto al siguiente cuestionamiento: 2. ¿Cómo considera que Zacatecas está en materia de seguridad? A. Peor. B. Ha disminuido. C. Mucho mejor. D. Igual. Los muchachos opinan que estamos de igual a peor en materia de inseguridad, los menos, señalan que ha disminuido o que está mucho mejor. A la siguiente pregunta: 3. ¿Ha vivido de cerca o algún familiar ha estado relacionado con algún evento delictivo? Los muchachos reseñan eventos delictivos vividos en forma directa o que les han sucedido a sus familiares o amigos, otros más y en menor medida, consideran que afortunadamente no han experimentado algún evento relacionado con la inseguridad. Tomando como punto de partida lo anterior y, lo que yo como ciudadano percibo y lo que mis alumnos advierten desde su visión objetiva, considero que el sexenio que concluye deja una herencia lamentable en materia de seguridad por lo que el próximo gobierno tendrá que orientar debidamente una estrategia que garantice a los zacatecanos condiciones de vida más prósperas y en una ambiente de paz y tranquilidad pues a nadie conviene el incremento de la delincuencia ya que se agudiza la complejidad que tenemos en materia de progreso, pues la pobreza pulula en muchos lugares de la entidad al igual que la marginación y el desempleo. Es necesario precisar que el análisis y la crítica que pudiéramos hacer, van más allá de las ideologías o preferencias políticas que pudiéramos tener; se trata de no abandonar los anhelos y aspiraciones compartidas con el manto colectivo que compartimos la idea de un estado pacífico, con equilibrio y desarrollo sostenible, así, los ejes que una vez se propusieron para guiar el sexenio de Miguel Alonso, no han llegado a buen puerto en general y, en este océano de desequilibrio que vivimos a nivel nacional y estatal, exigimos la integración de una administración pública con personal calificado que definitivamente mejore las condiciones en las que nos han dejado como sotaneros en materia de seguridad y prosperidad; renunciamos a más endeudamiento, aunque algunas mentes de mediano alcance digan que tal deuda es manejable para los próximos años. Zacatecas merece otra clase política que dirija los destinos presentes y futuros. Las voces que no encuentran cause, critican en su interior lo mal que nos han gobernado, si acaso, los más domesticados desde la oficialidad, defienden lo indefendible, ponen el pecho a sabiendas que lo que está a la vista de los zacatecanos no puede esconderse, lo malo, es que una diagnóstico erróneo de nuestra realidad, puede constituir otro sexenio fallido para Zacatecas lo cual sería insostenible porque sería muy lamentable que cuando nuestro jóvenes que recién ingresan a la Universidad, encuentren en 2021 un escenario adverso, con mucha más inseguridad, con mayor pobreza, con altos índices de corrupción, con patrimonios ensanchados exponencialmente y en poco tiempo, con una clase política indiferente que engorda sus vientres mientras los escuálidos cuerpos de los niños del semidesierto se esconden entre las yucas. Ahora, Alejandro Tello tiene la oportunidad de reivindicar la imagen del gobierno y brindar a los zacatecanos un panorama mejor. Estoy convencido de que gobernar bien, es necesario y urgente, por lo que el diseño del próximo Plan Estatal de Desarrollo que habrá de presentarse entre diciembre y enero, deberá ser el resultado de una genuina auscultación ciudadana y, construido sobre la base de edificar las mejores condiciones de desarrollo, progreso, protección al ambiente, seguridad, procuración y administración de justicia. Ojalá. ■

 

*Coordinador general de la

Organización Monitor Ambiental Ciudadano

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70